Intervendrán los 9 puntos con mayor congestión vehicular en Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 09:10 PM 2016-09-26

En el corto plazo debe estar terminado un estudio contratado por la Seremi de Transportes que tuvo como objetivo analizar las alternativas que se pueden implementar en Chillán para mejorar la circulación vehicular y reducir la congestión que se produce en algunas arterias de la ciudad.

El informe, que fue contratatado en abril de 2015 ya está terminado, pero resta que instituciones públicas lo conozcan y puedan realizar observaciones que enriquezcan el documento ejecutado por la empresa Suroeste Consultores.

Las conclusiones fueron entregadas en agosto pasado y según el cronograma establecido por la Secretaría Regional de Transportes, hasta el viernes recién pasado las entidades fiscales que tendrán injerencia en su desarrollo deberían haber entregado sus aportes.

El tema es particularmente relevante en Chillán donde existe una red vial limitada sobre la cual se movilizan más de 45 mil vehículos, lo que genera congestión de las calles y avenidas sobre todo en el centro urbano y en los accesos a sectores poblaciones del oriente y poniente.

Las complicaciones han sido estudiadas por la Municipalidad de Chillán, la Seremi y la Secretaría de Transportes (Sectra) quienes identificaron una serie de proyectos integrados en el Plan de Transportes que tiene como destino final el 2022 cuando se deberán entregar las obras proyectadas y en diferentes etapas de desarrollo.

Mientras aquello ocurre la Seremi contrató el informe que tiene la virtud de enfocarse a soluciones de menor envergadura, pero que igualmente pueden mejorar el tránsito en varios sectores de la ciudad los que fueron especificados en el informe que ejecutó Suroeste Consultores.

Desde la entidad estatal se indicó que “este no es un plan, sino un estudio de gestión de tránsito, que arroja soluciones de corto plazo y rápida ejecución, que apunta principalmente a resolver problemas de seguridad vial y de congestión”.

La contratación de este insumo que caracteriza a la ciudad y sus problemas viales fue realizada desde abril de 2015 y fue parte de un análisis mayor que incluyó a las ciudades de Los Ángeles y Arauco. Además forma parte de una estrategia desplegada por la Seremi en diversas ciudades del país donde existe un escenario similar al de estas urbes del Bío Bío.

El objetivo principal del estudio, señala la Seremi, fue crear una cartera de proyectos de gestión de tránsito de bajo costo con una visión integral de mejoras en el ámbito urbanístico y de paisajismo, en las comunas de Los Ángeles, Chillán y Arauco. 

Para el seremi, César Arriagada, se trata de proyectos asociados a mejorar la accesibilidad y movilidad de vehículos y peatones, con énfasis en los usuarios del transporte público, pero con alto impacto sobre el funcionamiento de la red vial.

Tal como ha ocurrido en otras ciudades donde se ha venido implementando el modelo lo que se planteaba en la licitación y lo que debe entregar el consultor externo es generar un diagnóstico del funcionamiento actual de los tramos más afectados y desarrollar los estudios de base y recopilar los antecedentes que garanticen “un diagnóstico acertado de las características físicas, operacionales y urbanísticas presentes y servir de base para las propuestas posteriores”. 

Un elemento básico y que es lo que se espera, “es el desarrollo, análisis y propuestas de las diversas alternativas de mejoramiento viales en el Área de Estudio. En esta etapa, el Consultor deberá desarrollar, a nivel de esquema preliminar, distintas alternativas que deberán dar cumplimiento al objetivo del estudio”. 

El seremi del ramo señaló que la empresa a cargo del estudio vial contratado para Chillán, Arauco y Los Ángeles, ingresó el informe final en agosto y lo que corresponde ahora es que la contraparte técnica realice comentarios.

Las entidades que están llamadas a emitir sugerencias sobre el trabajo que realizó la consultora durante más de un año en las tres ciudades son el Serviu, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo; la Unidad Operativo de Control, de Tránsito, UOCT; la Secretaría de Transportes, Sectra y la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones.

Estos organismos estatales tienen injerencia en el desarrollo de soluciones viales. En Chillán, por ejemplo, si bien los estudios del Plan Maestro de Transportes son diseñados por la Sectra y la Seremi de Transportes, son finalmente el Minvu y el Serviu quienes han financiado y ejecutado las soluciones viales.

La autoridad regional sostiene que una vez que esos organismo entreguen sus respectivos informes sobre el trabajo de la consultora se podrá indicar que el estudio contratado estará concluido.

MEDIDAS

Entre las medidas implementadas y que podrían ser aplicadas en Chillán se encuentran señalización y demarcación; colocación de tachas, tachones y delineadores; vallas peatonales; gestión de estacionamientos; gestión de semáforos en conjunto con UOCT; modificaciones a rutas o paraderos de transporte público; pistas de viraje; mejoramiento de radios de giro y rebajes de solera, entre otras.

En Chillán, el área de estudio estará enfocada a nueve intersecciones que serían las que concentran gran flujo vehicular. En el listado que debe ser materia de la investigación aparece en primer lugar Cocharcas con Carrera, un punto que ha sido frecuentemente escenario de accidentes de tránsito. 

Además, figura el eje formado por Padre Hurtado, Paul Harris y Manuel Rodríguez, uno de los más conflictivos en la ciudad dado que concentra vehículos que se mueven entre el centro, establecimientos educacionales, complejos habitacionales y universidades.

Dados los problemas que se producen en la zona norte de la ciudad el estudio plantea el análisis de lo que ocurre en las calles Paul Harris y Flores Millán.
En las cercanías se postula realizar un análisis de la intersección de Avenida Francia y la calle Diego de Almagro que igualmente concentra gran cantidad de vehículos por la presencia ahora de Inacap, pero además de grandes tiendas y en el futuro miles de personas que habitarán en conjunto de departamentos en construcción.

En el centro de la ciudad el punto elegido para realizar el análisis vial es el que conforman la Avenida Collín, Isabel Riquelme y 5 de Abril.

Esta zona deberá cambiar en el futuro dado que la municipalidad y la Sectra desarrollan un proyecto para ampliar a cuatro ejes la Avenida Huambalí, la que debiera desembocar en 5 de Abril. 

Hacia el poniente, otro punto seleccionado es el que forman la Avenida Martín Ruiz de Gamboa y Sepúlveda Bustos que se ha transformado en un corredor ampliamente utilizado por buses interurbanos y todos aquellos que quieren evitar el paso por el centro de la ciudad.

Además, se deberán estudiar soluciones para Martín Ruiz de Gamboa y la Avenida La Castilla que actualmente tiene un importante tráfico vehicular originado por los viajes de numerosas villas y poblaciones del sur poniente.

Termina el listado de puntos a ser estudiados la intersección formada por Los Puelches, Inglaterra y Reloncaví, que recoge importantes flujos vehiculares del populoso sector oriente de la ciudad.

ANTECEDENTE PREVIO

El estudio tiene un antecedente previo y que también fue desarrollado por la Unidad de Gestión de Corto Plazo (UGCP), dependiente de la Coordinación de Planificación y Desarrollo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, y que  tuvo lugar el año 2014 en el Gran Concepción. 

En este caso ya desarrollado la UGCP asesoró a los municipios de Chiguayante, Concepción, Coronel, Hualpén, Hualqui, San Pedro de la Paz, Tomé y Talcahuano para implementar medidas que ayudaran a mitigar los problemas de congestión existentes en esas comunas, cuya ejecución fue concluida durante el mes de diciembre del año pasado.

Este conjunto incluyó un total de 50 proyectos diseñados por la UGCP, que demandaron una inversión de poco más de $980 millones. 

A estos se sumaron 75 proyectos de conservación vial desarrollados por el Serviu por un total aproximado de $520 millones. 

Las medidas fueron definidas en el estudio “Análisis de Zonas Congestionadas del Gran Concepción”, realizado por la UGCP el año 2013. Estas iniciativas fueron financiadas con fondos de la Ley 20.378, más conocida como Ley de Subsidios de Transportes.

Comentarios