Encuesta UBB-La Discusión

Por: 08:30 AM 2016-09-26

Los resultados de la reciente encuesta de intención de voto para las próximas elecciones municipales de octubre, realizada por el Departamento de Gestión Empresarial de la Universidad del  Bío Bío y el diario LA DISCUSIÓN revelaron que el alcalde Sergio Zarzar, postulante de Chile Vamos, se consolida como el candidato con más opciones para imponerse en los comicios del 23 de octubre, debido a que amplió en siete puntos la diferencia con su contendor más cercano, el ex alcalde Aldo Bernucci, respecto de la medición anterior, realizada hace tres meses, al imponerse con un 40% versus un modesto 17% del radical.

El sondeo también mostró que los candidatos de Amplitud, Hugo Guíñez, y Enrique Jara, de Igualdad, obtienen un 2% cada uno, mientras que la opción no sabe o no responde alcanzó un 39% de las preferencias, lo que representó una disminución de 6 puntos en comparación con junio.

El sondeo también mostró que un 58% dijo que concurrirá a votar, un porcentaje superior a la participación registrada en la última elección, que bordeó el 40%. Un hecho curioso, considerando que en estos cuatro años el desprestigio de la política se ha profundizado. Según la encuesta, solo un 27% dijo que no concurrirá a las urnas y un 15% sostuvo que aún no se decide.
Estos números no debieran sorprender, toda vez que confirman lo que reveló la encuesta anterior, pero llaman la atención porque instalan al alcalde en una posición mucho más cómoda incluso que en la elección pasada, cuando triunfó con un estrecho margen sobre el candidato de la Nueva Mayoría, con un 43% versus un 39%.

Una de las conclusiones que se pueden sacar de esto es que la imagen de Zarzar no se ha visto dañada por las debilidades de su gestión, particularmente en temas como la planificación urbana, la infraestructura vial, el transporte, las áreas verdes, la contaminación y la polémica por la fallida licitación de luminarias LED. En ese sentido, se puede suponer que los mismos que le dieron su voto en 2012 lo volverán a hacer, aprobando su gestión, probablemente por la concreción de algunas obras importantes para la ciudad, como la rehabilitación del Teatro Municipal.

Por otro lado, el 17% que registra Bernucci es una señal inequívoca del agotamiento de su imagen, que resultó muy dañada tras la derrota de 2012, donde la candidatura de Cristian Quiroz le restó apoyo, al recibir el 14,6% de los votos, pero no menos importante fue el descontento de algunos sectores con la gestión de Bernucci, criticada por algunos proyectos cuestionados, como la licitación de los estacionamientos. 

Queda claro, con esto, que las votaciones no son endosables ni permanentes, pues si fuese así, Bernucci habría obtenido en esta encuesta una clara ventaja, sumando a sus votos los de Quiroz. Y es que aquellos que respaldaron a Quiroz hace cuatro años lo hicieron en buena medida porque rechazaban la falta de renovación de los liderazgos locales de la Nueva Mayoría, un tema que vuelve a instalarse este año.

Se podría hablar, entonces, de una “carrera corrida”, por la diferencia casi irremontable, sin embargo, no hay que olvidar que encuestas confeccionadas con rigor profesional -como ésta- son una buena fotografía de un determinado momento del estado de la opinión pública, pero no se puede esperar que anticipen el futuro, por la sencilla razón de que la opinión pública es cambiante y, en ocasiones, muy volátil.

En efecto, es sabido que en política todo puede pasar, por lo tanto, el mayor desafío lo tiene el postulante radical, que deberá ir tras esos votantes que hace cuatro años salieron a sufragar, apelar a ese voto duro que por años lo ha respaldado en agradecimiento por su rol durante la dictadura, conquistar a ese pequeño grupo que hoy dice identificarse con la izquierda (14,5%), pero además, trabajar duro en terreno, para lograr que ese 15% que no sabe si irá a votar se decida a hacerlo y lo apoye el próximo 23 de octubre.

Comentarios