Plan municipal formará a 663 líderes chillanejos en seguridad pública

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 07:20 PM 2016-09-25

Dentro de los diferentes planes de seguridad comunal presentados por las municipalidades a lo largo de Chile, no es común el encontrar propuestas que vayan más allá de las situacionales, como la instalación de alarmas, luminarias o botones de pánico.

La de Chillán fue una de las pocas que apostó por una estrategia sicosocial al presentar un plan de intervención,  que incluía la capacitación a nuevos líderes surgidos desde los mismos barrios que serán favorecidos con el plan, que tendrá un costo total cercano a los $700 millones de pesos, de los que 280 ya fueron entregados por la Subsecretaría de Seguridad Pública.

La idea, según el encargado de la Oficina de Seguridad Comunal, Renán Cabezas, “es que esta sea una intervención participativa, en la que las personas también sean parte de la prevención de delitos y no se acostumbren a dejarle todo a los carabineros o a la PDI”.

La planificación considera la participación de seis profesionales, entre coordinadores, sicólogos, monitores y un administrativo, para 663 beneficiarios directos, quienes se capacitarán en materias como la convivencia comunitaria, control social de la delincuencia y sus consecuencias, planificación estratégica de iniciativas comunitarias, ciclo de inversión pública en seguridad ciudadana, herramientas institucionales de gestión de la seguridad ciudadana, y redes locales en las que se abordarán temas como el consumo de drogas, alcohol, discriminación, violencia escolar o delincuencia.

“Acá, además, hay un tema muy importante para el plan, que es la integración intergeneracional de la gestión organizacional, ya que la mayoría de los dirigentes de juntas de vecinos son adultos mayores, y nuestra intención es sumar gente joven”, apunta Cabezas.

Barrido exhaustivo
Para escoger o inscribir a estos nuevos líderes vecinales, el equipo sicosocial, que estará ocho meses cumpliendo con el trabajo formativo, deberá realizar lo que se considera como un barrido exhaustivo, y que contempla entrevistas con integrantes de las 184 juntas vecinales adscritas al plan; más los alumnos y dirigentes estudiantiles de los 38 establecimientos educacionales que serán intervenidos.

Esto incluye a alumnos del segundo ciclo y de la enseñanza media, puesto  que se considera que a más temprana edad se trabaje en las capacidades y vocaciones dirigenciales, mejores serán las aptitudes como líderes comunitarios que tendrán más adelante.

Dependiendo de la cantidad de personas que se logren motivar a ser parte de esta escuela de formación de líderes, se definirán los lugares y los espacios en que se dictarán los talleres, aunque se planea la utilización de los propios establecimientos educacionales o las sedes comunitarias que contempla el programa.

Realizado el diagnóstico,  se buscará hacer la difusión de los talleres, para lo que se realizarán llamados a quienes sean parte de las respectivas comunidades para asistir a las reuniones en las que se abordarán las temáticas relacionadas.

“Para esto es que se trabajará con un equipo altamente motivador y complementariamente se realizará una ceremonia de lanzamiento para los líderes estudiantiles y dirigentes sociales, para incentivarlos a participar de esta escuela formativa”, aclaró Renán Cabezas.

Todo el trabajo será objeto de seguimientos y evaluaciones constantes por parte de la propia Subsecretaría de Seguridad Pública.

Como objetivo final destaca el que los capacitados sean capaces de detectar posibles focos delictivos, violencia intrafamiliar y cualquier forma de vulneración de derechos, “pero además que sepan dónde corresponde realizar la denuncia según la naturaleza del problema, y por sobre todo, a que aprendan a ser parte de la solución de estos conflictos”, precisa el jefe de la Oficina de Seguridad Comunal.

Comentarios