Corte declara admisible reclamo de ilegalidad por casino en Chillán

Por: La Discusión Fotografía: Archivo 07:05 PM 2016-09-25

“A raíz de estos hechos irrefutables, que afectaron gravemente a la licitación del casino de Chillán, Boldt-Peralada se ha visto obligado a recurrir a la justicia chilena, con el propósito de revertir este tipo de irregularidades y evitar que se empañe la imagen internacional del país y sus instituciones frente a inversionistas extranjeros”, comunicó el consorcio argentino español Boldt-Peralada el pasado 15 de septiembre, manifestando su posición respecto de la adjudicación de la licencia de operación de la sala de juegos a la empresa Marina del Sol, determinada por el Consejo Resolutivo de la Superintendencia de Casinos de Juego.

Palabras que daban cuenta del punto medular de la molestia de la firma: la votación del Consejo Regional, que otorgó 300 puntos a Marina del Sol y cero a Boldt-Peralada. Finalmente esos puntos fueron claves para que ganara la firma que tiene un casino en Concepción, en desmedro de su competidora. 

“El Gobierno Regional del Bío Bío, bajo el argumento de riesgo de ludopatía, debido a la ‘cercanía’ a un centro educacional, y pese a que el Casino de Marina del Sol está próximo al mismo recinto, favoreció en su carácter de decisor político a Marina del Sol, otorgándole 300 puntos a su proyecto y 0 puntos al resto de los competidores. El GORE sustentó esta hipótesis por medio de una tesis de pregrado de una estudiante de Guatemala y ensayos sacados de Internet”, argumentó el consorcio.

Anuncio de acción legal que finalmente se concretó en la Corte de Apelaciones de Santiago, a través de un reclamo de ilegalidad que fue declarado el pasado jueves como “admisible” por el tribunal. El recurso fue ingresado un día después de hacerse el anuncio público: el 16 de septiembre.

Ese día el abogado de Boldt-Peralada, Ricardo Abdala, ingresó el reclamo a las 10.37 horas en contra de las resoluciones exentas Nº 361 y 362, “ambas de fecha 5 de septiembre de 2016 dictadas por el señor Daniel García Fernández, superintendente de Casinos de Juego transitorio y provisional (...) por las resoluciones que otorgaron el permiso de operación para un casino de juegos en la comuna de Chillán a la sociedad Marina del Sol S.A. (resolución 361), y aquella que denegó  la solicitud del citado permiso a la sociedad Chillán Casino Resort S.A. (resolución 362), y en contra del Consejo Resolutivo de la Superintendencia de Casinos de Juego, representada por su presidente, Alejandro Micco Aguayo (...) por pronunciamiento emitido otorgando el permiso de operación para un casino de juegos en la comuna de Chillán a la empresa marina del Sol (...) con la finalidad de que sean declarados ilegales el pronunciamiento emitido y las resoluciones dictadas con fecha 5 de septiembre y estas queden sin efecto”.

La argumentación de Abdala entrega en el recurso de 57 páginas apunta a cuestionar tres puntos claves, que según Boldt-Peralada, llevaron a la adjudicación de la licencia del casino de juegos local a su competidora. Y el principal es la legalidad de los 300 puntos que el Gobierno Regional entregó al proyecto de Marina del Sol y los cero  puntos asignados a Boldt Peralada, cuestión que fue ampliamente debatida, tres veces seguidas, en tribunales penquistas.

Además argumentan, materias que también se han visto administrativamente tras reclamos de Boldt-Peralada, que Marina del Sol no habría integrado el capital al que se había comprometido la sociedad en el plazo dispuesto.

Y el tercer punto cuestiona la caducidad, según Boldt Peralada,  de la boleta de garantía entregada por Marina del Sol para el proceso de adjudicación de licencia del casino local.

El pasado 20 de septiembre, en el Diario Oficial, fue publicado el permiso de operación del casino de Chillán para Marina del Sol, trámite con el cual la adjudicación de licencia queda a firme. Así, el recurso de ilegalidad que Boldt-Peralada tiene actualmente ingresado en la Corte de Apelaciones de Santiago busca volver todo a una etapa previa, para intentar jugarse una última opción de impedir que Marina del Sol se quede con la licencia de operación del casino local, que ya lleva más de dos años de atraso con respecto al cronograma inicialmente proyectado.

Comentarios