Obras de mejoramiento en Quillón superan los $600 millones

Por: Comunicado de Prensa 10:35 AM 2016-09-22

Tras cerca de 20 años, una de las principales arterias de Quillón, la calle Juan Paulino Flores, presenta una nueva y remozada cara. Se trata de la entrada principal al balneario Laguna Avendaño, que hoy presenta importantes cambios en materia urbanística.

Con una inversión que superó los $600 millones, la nueva ruta viene a facilitar el acceso a la zona lacustre y mejorar la calidad de vida de los habitantes del sector, quienes año a año han tenido que lidiar con el barro y el polvo que se mete a sus hogares.

“La pavimentación de Juan Paulino Flores hoy es una realidad. Se mejoró hasta Jorge Alessandri con una intervención fantástica y al final de este verano ya podremos contar con trabajos de mejoramiento desde la ruta 148 hasta la misma entrada del balneario, de tal manera que este quedará con una conectividad bastante buena. Los problemas que se generaban, en invierno con el barro y en verano con las polvaredas; ya son parte del pasado. Hoy en día Quillón tiene una nueva cara que mostrar, más bella y mejorada para la llegada de turistas y beneficio permanente de nuestros habitantes”, expresó el alcalde Alberto Gyhra en un comunicado de prensa.

Gracias a recursos del FNDR, se concretó el proyecto de pavimentación, que incluye la construcción de 1.800 metros de veredas, 1.100 metros de ciclovía, colectores de aguas lluvias, luminarias y la reposición de árboles que tuvieron que ser sacados para llevar a cabo los trabajos.

“Me parece espectacular lo que hicieron con esta calle, porque por muchos años esperamos esto, ya que en el verano se levantaba mucho polvo y también mejora el tráfico vehicular. Para nosotros los taxistas es bueno, porque transitamos con mucha frecuencia hacia la laguna y los automóviles se estropeaban con la irregularidad del terreno. Estamos muy contentos con este cambio”, indicó el taxista Gabriel Henríquez.

UNA PLAZA MÁS SEGURA

Junto al mejoramiento de calle Juan Paulino Flores, una de las obras emblemáticas fue la reposición de luminarias y equipamiento de la plaza de armas de Quillón, proyecto que además de embellecer el centro de la comuna, trae consigo la sensación de mayor seguridad para los habitantes del Valle del Sol.

“La iluminación de la plaza ha sido muy beneficiosa para nosotros, porque hasta hace un mes era demasiado oscura, todo un foco de delincuencia. Pero hoy día no. Podemos ver gente jugando acá y cada vez habrá más vida. Mientras más cosas atractivas tenga y más bonito esté, funcionará como la plaza de armas de una comuna normal”, comentó Sergio Rocha, empresario gastronómico.

Comentarios