Con Trafkintu y feria en San Nicolás campesinas compartieron semillas

Por: José Luis Montes 09:25 PM 2016-09-21

“II Encuentro de Saberes y Sabores y Agroecología de Mujeres Rurales e Indígenas”, se denominó el evento que reunió a representantes de Anamuri y otras organizaciones productivas femeninas de distintas regiones del país en San Nicolás. 

La actividad contó con una feria de artesanía y alimentos campesinos, donde destacó el intercambio de semillas, o Trafkintu -del mapudungún-, que tiene por objeto rescatar y mantener la genética de las semillas multiplicadas por milenios en el mundo rural y que son consideradas por las organizaciones campesinas como patrimonio propio y de las culturas campesinas e indígenas.

Previamente se realizó un seminario, en que se divulgaron los avances que ha logrado Anamuri, que representa a unas 8 mil mujeres rurales del país, en cooperación con INIA para la concreción de un “Semillero Campesino” que se inauguraría en diciembre. El objetivo es proteger este patrimonio de las transnacionales que patentan, restringen y convierten en un negocio el uso de organismos vivos  como son las semillas. En este mismo ámbito se informó una nueva iniciativa para la recuperación de frutales antiguos del país. También un proyecto para reproducir el tomate negro, que se ha introducido a Chile.

Además se dio cuenta de  la realización en el verano de un Encuentro Sudamericano de Semillas, con participación de institutos de agroecología internacionales y de la celebración en julio de 2017 de los 50 años de la Reforma Agraria.

Agroecología
La actividad fue encabezada por el alcalde Víctor Toro, el director regional de Indap Andrés Castillo y la presidenta nacional de Anamurio, la ñublensina Mónica Hormazábal. Toro en su intervención lamentó que a nivel nacional la agroecología sea un discurso más que una realidad y relacionó este concepto con la economía y la salud, resaltando la acción de estas mujeres preocupadas por el futuro y la tierra.

Mónica Hormazábal manifestó que no era casual la fecha del inicio de la primavera con la realización de esta actividad y precisó que la organización mantendrá su lucha contra “los dueños de los insumos agrícolas, los venenos y las farmacias, que son los mismos”.  Resaltó además lo que se hace en el tema agroecológico en la comuna de San Nicolás.

Andrés Castillo también destacó “la decisión política” del Concejo Municipal de San Nicolás de ser la primera comuna del país en declararse “agroecológica”. Comentó la gran oportunidad para los pequeños productores de la Zona de Rezago del convenio realizado con Junaeb, cuyos concesionarios deberán adquirir un 15% del alimento de los programas escolares a la agricultura familiar campesina: “Es el momento de tomar en serio la agroecología, una forma antigua y sana de producción, poco reconocida en el mundo comercial local”.

Jacqueline Arriagada, presidenta de la Red Regional de Mujeres Protectoras de la Biodiversidad, explicó el simbolismo del Trafkintu, que considera el obsequio de tres semillas: “Una para los pájaros que están en su derecho de alimentarse, otra para la gente y la tercera para reproducir”. La dirigenta alertó a los asistentes sobre el Tratado Transpacífico: “Estamos en contra porque arriesga nuestra soberanía alimentaria, por lo que no vamos a transar”.

Danzas circulares
Los presentes fueron inducidos luego a la práctica ancestral de las Danzas Circulares, para celebrar el inicio de la primavera y los brotes, y el Día de la Paz Mundial, que consistió en la formación de una ronda de más de 50 personas, que bailaron largo rato, evocando al sol, la tierra, el mar, la luna y las estrellas. A esto se integró gente de distintas condiciones y edades, incluidas las autoridades. 

Comentarios