14 de los 60 candidatos a concejal por Chillán han resgistrado aportes

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:50 PM 2016-09-20

El próximo viernes 23 de septiembre se iniciará la fase final del período legal de propaganda electoral, de cara a las elecciones municipales del 23 de octubre próximo.

Si bien este año debutó la campaña “extendida”, comenzando con 30 días de anticipación respecto de las anteriores, la mayoría de los candidatos ha decidido guardar sus recursos para el último mes, lo que se puede comprobar revisando el número de aportes registrados ante el Servicio Electoral.

Desde el 25 de julio pasado, fecha en que se inició el período de propaganda en lo concerniente a aportes de campaña, solo un candidato a alcalde por Chillán (de cuatro), y 14 a concejal (de 60), han registrado sus ingresos.

Solo en la última semana (según el último informe publicado en www.servel.cl, que comprende entre el 9 y el 15 de septiembre), se registraron 479 aportes en la Región del Bío Bío, 179 de ellos pertenecientes a la Provincia de Ñuble. 

Un aumento explosivo de un 2.500%, de cara al inicio de la última etapa de la campaña, ya que en la semana comprendida entre el 2 y el 8 de septiembre, en la futura región solo se consignaron siete donaciones a candidatos.

En el caso de los candidatos a concejal por Chillán, el sitio www.servel.cl registra en total, desde que se inició el período de recaudación de aportes, 16 donaciones, distribuidas entre 14 postulantes: Brígida Hormazábal (PS), Camilo Benavente (PPD), Daniela Guzmán (PS), Francisco Arenas (PR), Guillermo Saavedra (PS), Juan López Cruz (PR), Manuel Figueroa (RN), Marcela González (ind. RN), Nadia Kaik (RN), Nelson Agurto (PRO), Osvaldo Poblete (ind. RN), Patricio Huepe (DC), Quenne Aitken (PC) y Yanina Contreras (PPD).

En total, suman $12 millones y medio, y en su mayoría, corresponden a aportes propios; de amigos y familiares, de sus partidos, y tres de ellos se catalogan como “no públicos”, es decir, que solo son conocidos por el Servel y el candidato, y que este puede rechazar si así lo considera. Si bien se trata de montos menores, que como máximo pueden alcanzar las 10 UF en el caso de los concejales ($258.551), y 15 UF para las candidaturas de alcalde ($387.827), en comunas pequeñas pueden transformarse en verdaderos “compromisos” entre la autoridad y el aportante, y dados los vacíos de la nueva normativa, podría constituirse en un foco de problema.

Así lo ha advertido la organización Chile Transparente, que si bien reconoce el efecto que ha tenido en las campañas el hecho de transparentar quién financia la política, y se prohibieron los aportes de empresas; sí llama la atención que algunos candidatos tengan solo aportes anónimos, todos con el tope máximo, ya que se puede intuir que se trata de una sola persona que está dividiendo entre otras su donación. 

En el caso de los candidatos a alcalde, 16 de los 60 candidatos inscritos en la Provincia de Ñuble han registrado hasta el pasado 15 de septiembre 39 aportes.

En Chillán, solo el representante de la Nueva Mayoría, Aldo Bernucci, aparece con un aporte propio de $3 millones, mientras que en Chillán Viejo, Felipe Aylwin registra cinco aportes (tres correspondientes a aportes no públicos, uno propio y otro del PS), que totalizan $3.800.000. En la comuna histórica también registran donaciones los representantes del PRO, Rodolfo Gazmuri ($350 mil, uno propio y otro de un particular) y de Chile Vamos, Rodrigo González ($2 millones, de un particular).

Sistema “en rodaje”
Las críticas respecto de cómo ha operado el sistema de recaudación de aportes,  a cargo de BancoEstado,  han sido varias. 

A nivel local, los primeros candidatos en registrar donaciones, como Patricio Huepe (DC) y Laura Aravena (RN) reconocieron a LA DISCUSIÓN lentitud al inicio de las operaciones, lo que a juicio del DC, “se ha ido superando”, y espera, se agilice para el último tramo de la campaña.

Sin embargo, hace unos días surgió otra polémica: el cobro de mantención de la cuenta que deben tener los postulantes para recibir aportes a sus campañas, por la cual deberán cancelar más de $5 mil mensuales por un período cercano a siete meses.

Comentarios