Renuncia de Endesa factibiliza proyecto de embalse Chillán

Por: Roberto Fernández Fotografía: fotoseimagenes.net 10:30 PM 2016-09-19

La renuncia a sus derechos de aprovechamiento de agua en el río Chillán, por parte de Endesa, factibiliza la concreción del proyectado embalse Chillán (ex La Esperanza), en el sector Los Pellines, en Pinto, según coincidieron el seremi de Obras Públicas, René Carvajal, y el presidente de la Junta de Vigilancia de dicho río, Héctor Jaque.

El pasado 30 de agosto, Endesa anunció que devolverá al Estado los derechos de uso asociados a cinco proyectos hidroeléctricos en el país, uno de los cuales, la central Río Chillán, se iba a emplazar en la zona de inundación del futuro embalse, específicamente, la captación. Se trata de derechos no consuntivos por 49,16 metros cúbicos por segundo.

Y es que luego de conocerse los positivos resultados del estudio de prefactibilidad del proyecto embalse Chillán, que la Comisión Nacional de Riego (CNR) concluyó en marzo de 2015, de inmediato surgió la preocupación por la interferencia que se produciría con los derechos de agua no consuntivos (se utiliza el agua para generación y se restituye al cauce) que tienen cinco particulares, entre ellos, Endesa.

Pero era la interferencia con Endesa lo que más interesaba a las autoridades y a la Junta de Vigilancia, según confidenció Jaque, “porque los otros derechos son de menor caudal (entre 0,3 y 7 metros cúbicos por segundo), son inviables, fueron comprados para especular”. 

En junio del año pasado, el ex diputado y asesor en temas energéticos, Frank Sauerbaum, planteaba que “ojalá Endesa no sea un obstáculo para el proyecto de embalse Chillán”. Sin embargo, el coordinador macrozonal de la CNR, Paulo de la Fuente, ponía paños fríos a la situación, planteando su optimismo en cuanto a que la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) podría llegar a un acuerdo con la empresa generadora, adelantando que un embalse multipropósito “al parecer, es la opción más lógica y eficiente”.

Tras ello, se generaron acercamientos con Endesa y aparentemente, el resultado fue la decisión tomada por el directorio a fines de agosto pasado.

Respecto a los demás poseedores de derechos de agua no consuntivos en la zona del embalse, según De la Fuente “no deberían verse afectados, pero sí hay que hacerlos partícipes”.

Se trata de los derechos de RPP (0,3 m3/s), RyC (7 m3/s), Estero San José (3,75 m3/s) y Estero Pierna Blanca (1,5 m3/s).

Proyecto se viabiliza

En opinión de René Carvajal, “la renuncia a los derechos de aprovechamiento que tenía Endesa en realidad vienen a factibilizar, a darle una mayor posibilidad a este proyecto y esto por cierto lo va a acelerar, así es que nosotros estamos ya trabajando con la Dirección General de Aguas (DGA), con la CNR, con la DOH, para ir viabilizando este proyecto”.

Por su parte, Héctor Jaque, destacó que con esta renuncia, se puede pensar que la prioridad la tendrá el riego asociado a generación hidroeléctrica, y no la generación asociado al riego.

Jaque sostuvo, además, que “hasta la fecha, aún no se concreta la renuncia anunciada por Endesa, por lo que es importante estar atentos para que esos derechos queden en manos del Estado y no sean asignados a un particular que los solicite. Conviene saber que hay 24 solicitudes de derechos de uso no consuntivo en el sector Los Pellines, algunos de los cuales ya fueron asignados”.

En ese sentido, el dirigente recordó que ha sostenido reuniones con representantes de la DGA y de la DOH, donde se analizó la importancia de que la DOH solicite esos derechos, y por otra parte, anunció que la Junta de Vigilancia también los solicitará, de manera de asegurar esas aguas para el embalse.

El proyecto

El proyecto, bautizado inicialmente como embalse La Esperanza, es un anhelo de larga data de los agricultores de la zona, y fue en 1959 en que se hizo el primer estudio técnico, que fue realizado por la Escuela de Agronomía de la Universidad de Concepción.

“Hace unos ocho años, yo le entregué al entonces ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, este estudio con nuestra propuesta, pero fue luego, con la gestión del senador Víctor Pérez y del fallecido alcalde Fernando Chávez, que se gestionaron los recursos para el financiamiento del estudio de prefactibilidad”, relató el dirigente de los regantes, quien destacó que ya son más de diez años “golpeando puertas para lograr que este proyecto se haga realidad”.

El futuro embalse se construirá en el río Chillán, específicamente en el sector Los Pellines, 76 kilómetros al sureste de Chillán, y el muro de la presa, que tendrá una altura de 140 metros, inundará una superficie aproximada de 420 hectáreas, considerando un tamaño óptimo del embalse de 210 millones de metros cúbicos de capacidad de almacenamiento.

Se trata de una iniciativa que según el estudio de prefactibilidad, representará una inversión total de 319 millones de dólares (215 mil millones de pesos, aproximadamente), incluyendo las expropiaciones y la red de canales.

En la actualidad, el río Chillán tiene su área de influencia de riego en las comunas de Pinto y Coihueco y, en menor grado, en Chillán y Chillán Viejo. En años normales a secos, los caudales medios permiten regar hasta 3.110 hectáreas, situación que limita el desarrollo de cultivos multianuales y rentables.

El embalse beneficiaría a unos dos mil regantes, y permitiría duplicar la superficie con seguridad de riego de 85% (de 15 mil a 30 mil hectáreas), lo que contribuirá a triplicar la producción agrícola de la zona y factibilizará la reconversión de algunos cultivos.

Según el estudio, en el área de influencia del río Chillán hay cerca de 15 mil hectáreas de cultivos, principalmente trigo (31%), praderas y forrajes (28%), hortalizas (14%), maíz (10%), remolacha (9%) y frutales (8%); lo que podría cambiar con el embalse, elevando las hortalizas a un 36% y los frutales a un 24%.

Comentarios