“Aquí no ha pasado nada” busca la gloria en San Sebastián

Por: Comunicado de Prensa Fotografía: Festival de San Sebastián 10:20 PM 2016-09-19

España recibió con los brazos abiertos a Alejandro Fernández. De la mano de su última película, “Aquí no ha pasado nada”, la producción participa en la 64º edición del prestigioso Festival de Cine de San Sebastián, específicamente en la sección “Horizones Latinos”. 

Con tres funciones durante el fin de semana, la película del realizador chillanejo fue destacada por su crítica social bajo la temática de un crimen basado en el bullado caso del atropello de Martín Larraín. 

Invitado por la organización a comentar la cinta, Fernández fue consultado sobre el sentido del filme y el trasfondo social que retrata al Chile de hoy. 

“Chile es una sociedad muy injusta, socialmente muy desagregada, muy violenta, donde hay un liberalismo en un grado superlativo, no hay otro país que tenga todo privado, el agua, el aire, no sé, se vende todo, incluso las pensiones, entonces no hay un lugar donde esconderse, el Estado desapareció y lo que queda es una gran injusticia e indefención de la gente, entonces si uno filma en Chile está casi obligado a que las películas tengan un cariz social muy fuerte”, expuso Fernández, quien permaneció acompañado del protagonista de la película, el joven actor Agustín Silva.

“El encuentro con Alejandro fue por medio de Augusto, el productor, que me envió la película que estaba haciendo, yo vi su trabajo previo y quedé fascinado, leí el guión y nos juntamos de inmediato, conectamos y el proyecto se hizo en cinco meses”, afirmó el joven actor en medio de la conversación con la organización del certamen. 
Fernández fue consultado en San Sebastián sobre el guión, basado en el caso del hijo de un senador chileno. 

“La historia real ocurrió hace tres años justos, el 18 de septiembre de 2013, donde generalmente se toma mucho y borracho en su camioneta atropelló a una persona, le dio muerte y nunca se hizo alcoholemia, la autopsia se falsificó, se hicieron dos juicios y a partir de  eso se hizo otra ley aparentemente infranqueable, nosotros incorporamos la ficción en la temática de un subterfugio bien utilizado en estos casos que es levantar la versión del que no iba manejando para echar la culpa a otro, en ese sentido todos sabemos como se manejó el caso, pero no tenemos pruebas y eso le pasa el protagonsta, Vicente”, recalcó Fernández.

“He sabido de muchos casos así dentro del espectro social en que me muevo, conozco esa dinámica y la atmósfera que quiere retratar Alejandro, es la irresponsabilidad de una persona que no se atreve a enfrentar”, complementó Silva sobre la película. 

Comentarios