Los concejales chillanejos que dan un paso al costado en municipales

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 09:55 PM 2016-09-19

Hernández y la consecuencia de no ir por más de dos periodos

Consecuente con su consigna que alude a no “eternizarse en el cargo con más de dos periodos”, el actual concejal del PS, Carlos Hernández vislumbra su retiro del Concejo Municipal chillanejo, precisamente con el argumento de dar cabida a una renovación, pues “cumplo con la palabra empeñada”.

“No me queda más que agradecer a todos los vecinos y vecinas de Chillán, amigos y familiares también, además de los medios de comunicación, pues siento que fui muy bien tratado por todos, inclusive por parte de políticos de la oposición”, comienza señalando el socialista, predispuesto a un discurso de despedida de su presente cargo, pero que aclara no necesariamente le hará tomar distancia del arena política.

Y es que bajo tal lineamiento, como primera instancia, estará apoyando a nuevas candidaturas de la Nueva Mayoría, y en diferentes comunas de la región, así como en su comuna de origen, Talcahuano.

“No me voy de la política, pues la siento como una herramienta de poder muy grande que usándose bien puede mejorar la calidad de vida de las personas, en cualquier lugar, considerando que tenemos comunas en la región que son muy pobres y carecen de necesidades básicas, que dependen del trabajo municipal”, explica el edil, agregando que junto con lo anterior se debe recuperar el valor de la política y con ello la confianza de los vecinos, como fuente de desarrollo social.

En lo personal, no esconde la intención de ser parte de una carrera parlamentaria como diputado, o bien como consejero regional.

Candidatos Zarzar y Bernucci

En el marco de las próximas elecciones municipales en la capital de Ñuble, Hernández no desconoce la igualdad de posibilidades entre Sergio Zarzar y Aldo Bernucci, sin desmerecer a los otros dos candidatos, pero hace la diferenciación en cuanto a la lectura de los tiempos en que ambos han estado como jefes comunales.

“Hay un desgaste propio de la autoridad presente (Zarzar) y hay una nostalgia por Bernucci. Son dos periodos diferentes que les correspondió gobernar. Hoy día tenemos una municipalidad muy rica en recursos, lo que Bernucci no tuvo, que fue un municipio pobre prácticamente. Por concepto de la Reforma Educacional por ejemplo, este municipio recibió 4 mil millones, y aún hay escuelas sin reparar (...) creo que el margen será estrecho y el gran desafío será quién logra seducir más a la gente para ir a votar”, explayó el médico pediatra.

En torno a las presidenciales en tanto, ve en Ricardo Lagos (PPD) la figura necesaria para poder terminar de implementar las reformas en desarrollo.

Legado

Dentro de su legado como concejal, el también presidente regional de los concejales en el Bío Bío, junto con la constante fiscalización que en su caso le tocó frente a un alcalde de oposición, destaca con orgullo la creación de la Uapo (Unidades de Atención Primaria Oftalmológicas), la creación de un cargo completo para un médico veterinario para la municipalidad y el plan de mejoramiento del entorno laboral dentro del municipio.

El desencanto de Marcenaro con la ciudadanía chillaneja

“Prefiero postergar esto ahora. No tengo ganas de hablar, pues estoy muy molesto con la ciudadanía de Chillán, su apatía y falta de compromiso con la cosa pública”, fue parte de la excusa dada por el actual concejal, Jorge Marcenaro, quien tras cumplir actualmente su tercer periodo edilicio, será otro miembro del Concejo Municipal chillanejo que no irá por la reelección.

Su retiro, afirma, lo hará público en un tiempo más y desliza una cierta ingratitud por parte de los ciudadanos locales.

“He dado tremendas peleas, absolutamente solo y es una de las razones por las cuales no sigo, no vale la pena seguir. Le he ahorrado a la ciudadanía chillaneja más de 4 mil millones de pesos con el tema de las luces led, un tremendo fraude que había allí, y de alguna forma fui yo el que abrió la ventana y se permitió que se investigara”, finalizó el ex RN.

Pretensiones alcaldicias

En su periplo edilicio desde el año 2000 hasta 2008, y luego desde el 2012 hasta el presente año, con 2.592 preferencias, Marcerano tuvo en dos ocasiones aspiraciones a ser carta para encabezar el Gobierno Comunal.

La primera de ellas, bajo el alero de RN, precisamente en el año 2008, pero que tras haber sido considerado como el nombre seguro por parte de su renunciado partido, finalmente fue relegado por la figura del independiente (pro RN) Sergio Zarzar, pese a haber contado Marcerano inclusive con el respaldo en Chillán, del entonces presidenciable Sebastián Piñera.

Su segundo intento, se dio de manera pública en enero del año en curso, manifestando abiertamente ir como alternativa independiente y competir por el sillón edilicio, tras una intensa pugna con personeros municipales y el propio alcalde Zarzar, en base a la poca o nula aceptación de ideas de los ediles en la generación de proyectos, durante una sesión del Concejo Municipal, no obstante ya en noviembre de 2014, tras su renuncia definitiva a RN dejó en claro tales pretensiones para las municipales de octubre.

“He decidido ser candidato a alcalde, es una decisión que tomé recién. Quiero que mi nombre esté en la papeleta de votación. Y seré alcalde porque la ciudad ya no aguanta más mediocridad”, planteó Marcenaro en aquel entonces  durante un airado Concejo de enero.

Acérrimo fiscalizador

Finalmente a fines de julio, dio el paso al costado al no inscribir su doblemente anunciada candidatura ante el Servel.

Dentro de sus función como edil, Marcenaro, destacó como acérrimo fiscalizador de l proceso de concesión de las Termas de Chillán y en las últimas semanas, tal y como alude en sus escuetas declaraciones, dio pie para el bullado caso de la licitación para las nuevas luces led de Chillán, siendo el primero en cuestionar la figura de Sergio Wicki en marzo del año en curso, cuando éste fue presentado por Sergio Zarzar, como asesor municipal.

Comentarios