Muertes por males al sistema circulatorio superan el promedio nacional

Por: Jorge Chávez Fotografía: Agencia Uno 09:35 PM 2016-09-19

Tres son las principales causas de muertes en Chile, según da cuenta el Anuario de Estadísticas Vitales 2014 que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicó a inicios de mes.

Los males al sistema circulatorio acumulan el 27% del total de decesos, seguido por los tumores malignos con 24% y las patologías al sistema respiratorio, que son las responsables del 10% de los fallecimientos a nivel nacional.

Si bien en la provincia la realidad sobre las circunstancias en que mueren los habitantes ñublensinos se asemejan a los indicadores del país, el panorama varía en cuanto al grado de incidencia de la principal causa.

De acuerdo a los datos entregados por el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), la principal razón de decesos en la zona se debe a problemas al sistema circulatorio (representado en infartos y accidentes cerebrovasculares) al representar el 29% del total.

La estadística local está dos puntos porcentuales por encima del promedio nacional y rompe la tendencia que se mantenía en las otras dos razones.

Los tumores malignos y las enfermedades al sistema respiratorio sumaron 24% y 10% respectivamente, cifras idénticas a las que se obtuvieron como promedio país, según el SSÑ.

Según se desprende de las estadísticas de la repartición de salud, que identificó 3.315 defunciones en la red pública provincial el 2014, al menos 961 de ellas se asocian a fallas en el sistema circulatorio. 

En el caso de los tumores malignos (representados en diversos tipos de cáncer) las muertes ascendieron a 796, mientras que las referidas al sistema respiratorio alcanzaron las 331.

Realidad del Cáncer

En la Región del Bío Bío son aproximadamente tres mil las personas que mueren por males asociados al cáncer al año, de los cuales aproximadamente la cuarta parte son casos originados en las comunas ñublensinas.

Al estómago, a la próstata y las mamas son los de mayor incidencia en los habitantes de la provincia, según datos de la Secretaría Regional del Ministerio de Salud.

Solo estos tres tipos acumulan casi 650 nuevos casos al año en la zona, equivalente al 50% del total que se constatan al sumarse las nueve tipologías de cáncer que están más presentes en la población local.

Mientras que en las mujeres la prevalencia está en los tumores a las mamas, a los hombres el mal les ataca mayormente a la próstata, y si bien las estadísticas de la Seremi de Salud estiman que solo en Chillán se dan 85 detecciones cada año, Ninhue presenta la mayor tasa de incidencia al calcularse el número de casos por cada 100 mil habitantes.

La capital provincial consigna 100 casos por cada 100 mil habitantes, en tanto que en la denominada “Cuna de Prat” el índice se dispara a los 303 por cada 100 mil/hab, seguido de lejos por Portezuelo con 214x100 mil/hab.

Factores que influyen

El director del SSÑ, Iván Paul, recuerda que en las últimas décadas la realidad epidemiológica del país ha cambiado y aclara que son diversos los factores que influyen.

“Si en la segunda mitad del siglo XX la mayoría de las muertes se producía por enfermedades infectocontagiosas (32%), actualmente la mayor parte de éstas se produce por patologías crónicas, como lo son las enfermedades del sistema circulatorio y tumores malignos, que en Ñuble representan el 53% de los fallecimientos. En este cambio epidemiológico influyen diversos factores, entre ellos el envejecimiento de la población y los estilos de vida poco saludables, pero también debemos tener en cuenta que en nuestra salud es el resultado de una serie de condicionantes sociales en las que vivimos a diario”, precisó.

El funcionario advierte que el género, el lugar donde se vive, cómo y en qué condiciones trabajamos, qué y cuántos comemos, el nivel de educación, los ingresos económicos del que se gozan y la posición social de las personas, entre otras razones, determinan el panorama de salubridad.

Política

Los determinantes sociales, enfatizan desde el Servicio de Salud Ñuble, se definen como las condiciones sociales en las cuales las personas desarrollan su vida y que, por distintos mecanismos, impactan en su salud.

 En Chile por ejemplo, los grupos menos aventajados tienen una salud más deficitaria, con mayor prevalencia de obesidad, de hipertensión, más muertes por enfermedad cerebrovascular, recalca el SSÑ.

 “El Ministerio cuenta con una Estrategia Nacional de Salud al año 2020 con la que se busca mejorar la salud de la población, disminuir las desigualdades sociales en acceso, aumentar la satisfacción de las personas y asegurar la calidad de las prestaciones de salud”, detalló el jefe del SSÑ, Iván Paul.

Comentarios