Ramaderos criticaron excesivos permisos para otras fiestas

Por: Karyn Pradenas Fotografía: Fernando Villa 04:45 PM 2016-09-19

Con no muy buena cara afrontaban  los días de festividades los ramaderos del parque oficial instalado en la esquina de Avenida Brasil y calle Cocharcas. 
La evaluación parcial hasta la tarde del domingo noera positiva aunque la afluencia de público, escasa durante el día, prometía elevarse a partir de la misma noche del “18”. 

Una imagen que contrastaba con la alta alfuencia de público que congregaba la Semana de la Chilenidad en la medialuna. Esta actividad, fue la que centró las críticas de los fonderos del parque ramadero, quienes consideran que “atentó” contra el lugar promovido oficialmente por el municipio chillanejo. 

Para la dirigenta de los fonderos oficiales, Virginia González, en comparación al año pasado pocas personas han llegado durante estos días, incluído el sábado, a visitar el lugar que dispone de cuatro ramadas, seis cocinerías, seis stands y tres zonas de juegos para el público.

La razón de esta baja, afirmó la dirigenta, sería la creciente competencia y el poco apoyo por parte del municipio.

“Yo creo que el alcalde dio mucho permiso para tantas actividades y fiestas y eso nos perjudicó a nosotros. Por ejemplo hoy domingo (ayer) queríamos hacer una actividad con el palo encebado y nadie nos dio ayuda comprometida como otros años, así que yo estoy super dolida por eso”, dijo González agregando que “queremos que el alcalde venga a conversar con nosotros”.

Juan Márquez, dueño de la ramada “ El Guatón Rana” hizo eco las palabras de la dirigenta. “Ha estado muy flojo este año, como hay permiso para todos, la gente no está acudiendo como otras veces, por lo que las ventas han estado bastante bajas”, evaluó ayer en la tarde.

Ya en el primer día de celebración hubo problemas, por un corte de energía eléctrica que afectó principalmente a las cocinerías el día viernes y que se prolongó por algunas horas, por lo que muchos de estos establecimientos perdieron su mercadería, teniendo que hacer un doble gasto para atender al público.

De esta situación dio cuenta Margarita Briones de “ La chingana de los jugos de frutas naturales”. 

“No han estado buenas las ventas y todo lo que perdimos lo tuvimos que comprar de nuevo, perdimos carnes, helados, masas y en mi caso en particular la fruta natural que yo congelo en invierno por lo que perdí alrededor de 600 mil pesos y nadie se ha hecho responsable por esto”, comenta Briones.

Por su parte, Hermosina Sepúlveda, de la cocinería “Pochi” fue un poco más positiva al declarar que las ventas en el parque ramadero “no han estado tan buenas como el año pasado, pero no me puedo quejar, a mi no me ha ido tan mal”.

Al igual que Briones, Hermosina da cuenta que el viernes, junto con  perder mercadería por el corte de luz, perdieron toda una tarde de venta al abrirse más tarde el recinto al público.

Comentarios