Juzgado de Policía revisa cerca de 20 colisiones diarias en Chillán

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 11:20 PM 2016-09-17

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, en el año 2011, Chillán tenía un promedio de 9 a 11 infracciones cursadas cada día por concepto de infracciones de tránsito. Esto ponía a nuestra comuna en la misma posición que Talca, Rancagua, Los Ángeles, Osorno, Chimbarongo y la salida sur de Santiago.


Estas mismas cifras apuntaban a que dentro del radio urbano, se generaba un promedio de 10 a 12  accidentes vehiculares con resultado de daños y lesiones leves de lunes a viernes.


Tales cifras respondían al contexto de un año en que el promedio de vehículos por persona, a nivel nacional, era de un auto cada cinco habitantes, números que contrastan enormemente con los de hoy, en los que el INE acreditó que en Chillán circulan actualmente cerca de 45.373 unidades, sin contar los automóviles que llegan desde otras comunas a diario.


Lo anterior supone que en Chillán hay un auto por cada 3,8 personas, superando el promedio de Santiago (uno por cada 4,3 habitantes) y el de Valparaíso (uno cada 5,6) y que si hace cinco años, había 10 colisiones diarias, “hoy son cerca de 20 en total como promedio”, comenta una fuente del Juzgado de Policía Local a nuestro medio.


Lo anterior involucra solo aquellos en donde se registran daños al vehículo, y lesiones de carácter leve a alguno de los involucrados, porque “los casos de personas con lesiones menos graves, graves, gravísimas y fatales, o aquellos en que el conductor conducía en estado de ebriedad, que son ya materia directa del Ministerio Público”, explican.


Y tal aclaración es en extremo relevante si se entiende que Ñuble, actualmente, es la quinta provincia con más accidentes fatales en Chile; que en los juzgado de Garantía se revisa un promedio de seis audiencias por conducción en estado de ebriedad cada semana y que, según el capitán Carlos Cortés, de la SIAT Ñuble, “en el 60% de los accidentes que investigamos existía ingesta alcohólica por parte de conductores o peatones”.


Y en cuanto a los tiempos que cada accidente le toma a una patrulla de Carabineros en tramitar, “va a depender del tipo de accidentes, si es uno que solo registra daños puede que si todo es expedito nos tome una media hora, pero si hay accidentes con lesionados leves, que también son materia del Juzgado de Policía Local, ahí la cosa se hace mucho más larga y hemos tenido casos en los que nuestros carabineros han tenido que permanecer hasta 8 horas en el hospital para completar los protocolos del procedimiento”, explica el jefe de la Segunda Comisaría, mayor Claudio Saavedra.


Lo anterior redunda evidentemente en la permanente ausencia de patrullas en labores preventivas o de demoras en concurrencias debido al tiempo que les toma resolver cada uno de estos más de 20 accidentes diarios de los que las calles de Chillán son escenarios.


Más autos y más celulares
La tendencia al alza de accidentes no es nueva. Ya en 2008, fue Bomberos quienes en el mes de septiembre acreditó que sus asistencias a accidentes de tránsito en el radio urbano de la comuna, habían aumentado en un 18% respecto al año pasado y en 2014 fue el juez Ignacio Marín quien sostuvo que también observaban un alza en este tipo de accidentes.


Dentro de las explicaciones a este fenómeno, las autoridades no dudan en establecer dos factores claves, el primero, relacionado con el crecimiento constante del parque vehicular y el hábito de los conductores de manejar hablando por celular “e incluso hasta utilizando whatsapp mientras conducen”, observó el propio juez Marín.


Respecto al primer punto, el capitán de la SIAT, Carlos Cortés, apunta a que “hay cada vez más vehículos, pero el problema es que las calles son las mismas y tienen los mismos espacios para circular”.


A la espera de un balance final para el 2016, la Segunda Comisaría  presentó estadísticas que si en 2012 los accidentes de tipo colisiones fueron 427, a fines del 2015 se contabilizaron 827.


Los del tipo choque en 2012 totalizaron 91 casos, mientras que el total del 2015 llega a los 265.


En contraste, los accidentes que incluyen a peatones han mostrado una favorable disminución. Si los atropellos en 2012 fueron 179, en 2015 llegaron exactos 50 casos menos.


Las caídas desde vehículos en marcha el año pasado llegaron a 10, es decir, siete casos menos que en 2012. Las estimaciones policiales apuntan a que solo hasta septiembre de este año, los accidentes ya son más al total del 2015.


No más constancias por accidentes
Desde la segunda mitad de agosto, Carabineros advirtió que ya no entrega más constancias por accidentes en las comisarías, trámite que se solicitaba principalmente para la tramitación del pago del seguro.


Fuera de ser un “alivio” para los uniformados en cuanto a la carga laboral diaria, este medida también fue aplaudida por las propias aseguradoras quienes muchas veces comprobaban que los clientes presentaban ese documento para cobrar por daños que ni siquiera existían.


“Hoy lo que se debe hacer es realizar el trámite en la misma aseguradora, nosotros ya no entregamos más ese documento”, apuntó el capitán Christian Morales, quien añadió que “antes se pedían en promedio cuatro de estas constancias al día”.

Comentarios