Rojos analizan cómo jugar en la estrecha cancha sanfelipeña

Por: Camilo Díaz Fotografía: A. Uno 08:40 PM 2016-09-16

Sebastián Páez, ex Unión San Felipe, sostuvo durante la semana algunas características de su antiguo club, especialmente en condición de local, apelando entre otras cosas a las dimensiones de su cancha, a la cual bien saben sacarle provecho.


¿Cuáles son las dimensiones del reducto? El estadio municipal de San Felipe, inaugurado en 1958, posee 105 x 68 metros. En tanto la caldera del Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas, reinaugurado a fines del año 2008, cuenta con las medidas de 106 x 72,5 metros, lo que efectivamente habla de espacios diferentes a la hora de hacer fútbol, y que en algo condicionan el juego, según sostienen algunos de los “diablos rojos”, pensando en el duelo del próximo lunes 26 en la Región de Valparaíso.


“Es una cancha chica, es un terreno complicado, por lo que creo va a ser un escenario duro. Ellos conocen bien la cancha, se manejan bien en ese terreno, y por ahí va estar muy reducido el espacio donde jugamos. A veces apuestan al pelotazo largo, por lo que tenemos que estar bien parados nosotros atrás”, comentó el capitán diablo, José Antonio Rojas, quien pese al reciente triunfo y buen cometido ante Cobreloa por 2-0, guarda mesura de lo que se está haciendo.


“Vamos paso a paso. Hemos hecho buenos partidos, pero no nos podemos quedar con eso de que en un partido lo hicimos bien, sino que tenemos que seguir trabajando duro en la semana para poder mantener el arco en cero, que es lo que nos importa a nosotros”, acotó el “Toño”.


“Un error ahí es letal”


Con experiencia jugando como albirrojo, Sebastián Páez aborda que ante todo, la solidez en las líneas ñublensinas son el principal factor a cumplir con el rival.


“Tenemos que seguir siendo sólidos. Seguir estando bien parados como hemos estado en la mayoría del torneo, y ser muy precisos, pues cometer un error ahí es letal. Los equipos se te meten atrás siendo local o visita, y es casi imposible hacer un gol, entones tenemos que tratar de marcar nosotros primero, y después tratar de seguir siendo sólidos. Eso nos va dar algo importante que vamos a ir a buscar”, explicó el mediocampista de 30 años.


Otro que deberá saber sacar provecho precisamente a los espacios dentro del césped sanfelipeño, es el puntero derecho, Eduardo Vilches, quien además aventura conocimiento del rival.


“Tienen buenos jugadores, con una defensa que es muy sólida, y de la mitad hacia arriba también tienen jugadores desequilibrantes. Tenemos que ir a San Felipe, de igual a igual. Sabemos que es una cancha chica, pero que también nos podría favorecer por nuestro juego, y salir a buscar el partido”, dijo el ex Naval de Talcahuano, quien específicamente el año 2012, con los colores de Iberia, jugó en el aludido estadio.


“Esa vez ocupamos más un juego de balón al pie, como es chica, no podíamos buscar tanto los espacios, pero ya en la semana después del receso veremos cómo plantear dicho partido”, sumó Vilches.

Comentarios