Proyectos urbanos clave se sumarán al nuevo Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 11:30 PM 2016-09-15

Antes de que la empresa que fue elegida por la Municipalidad de Chillán comience a trabajar oficialmente el nuevo Pladeco, ya existen una interesante cartera de proyectos que la entidad edilicia seguramente relevará como prioridad para el sexenio 2017-2022 y  donde figuran iniciativas de arrastre o que no se transformaron en proyectos propiamente tales.


Con el trabajo de la consultora CGA Ingeniería y Consultores Limitada, se podrá generar una nueva matriz de ideas y propuestas locales que serán la base del desarrollo comunal para los próximos años,  como lo fue el anterior instrumento de planificación, que tuvo un alto cumplimiento según evaluación municipal.


Para el director de Obras de la municipalidad, Flavio Barrientos,  un tema fundamental en la carta de navegación es el relacionado con los proyectos que la comuna requiere, tanto para resolver problemas actuales como para adelantarse a temas que necesitarán atención.


Desde esta perspectiva apunta, “uno de los proyectos que deben ser ejecutados durante los próximos años es el de la torre para la Municipalidad de Chillán, que permita ampliar y mejorar los espacios para la atención de público, pero además generar lugares confortables para los funcionarios”.


Esa nueva edificación tiene un pre diseño confeccionado por Barrientos,  que fue planteado para ampliar la superficie del edificio consistorial y evitar que el gobierno comunal siga gastando recursos en arriendos de inmuebles en la ciudad.


Barrientos además agrega que la permuta de terrenos entre la municipalidad y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) tendrá como efecto que se aceleren los pasos para que a futuro Chillán tenga un gran parque urbano, cuyo diseño deberá ser modelado por la comunidad.


Durante el trabajo de la empresa consultora que realizará el Pladeco, la Municipalidad de Chillán deberá tomar algunas decisiones relevantes respecto de iniciativas que están sobre la mesa y que no han podido pasar a etapas superiores en su gestión ante entidades estatales, las que deben financiarlas.


Surge como un imperativo debatir sobre la necesidad de construir el llamado Grupo Escolar, una edificación que fue destruida por el terremoto de 2010 y que el municipio no ha logrado justificar para obtener financiamiento, pues existen observaciones y sugerencias no resueltas desde el Ministerio de Desarrollo Social.


La infraestructura educacional depende en la actualidad de un estudio de la red educacional local, el que debe entregar antecedentes técnicos y cuantitativos sobre la matrícula comunal, insumo básico para conocer si el establecimiento tendrá la cantidad de alumnos que justifiquen una inversión elevada de más de $2.000 millones.


Modernización del centro
Otra iniciativa emblemática de esta administración es la recuperación del llamado “Centro Cívico”,  que consiste en modernizar la Plaza de Armas y las construcciones circundantes, que son el asiento de entidades públicas, la Catedral y el Teatro Municipal, recién entregado a la ciudad.


La municipalidad dará pasos menores en el empeño de mejorar el sector, al recuperar la pileta de la Gobernación y reconstruir el odeón de la Plaza de Armas. Sin embargo las inversiones que tienen como fin enlazar todo el sector a través de un nuevo diseño urbano deberán esperar, dados los montos involucrados que superarían los $4.000 millones.


A esas iniciativas, que deben estar en el nuevo Pladeco, se sumarán los trabajos que deben ser ejecutados en Parque Lantaño para construir el paso bajo nivel que mejore definitivamente el tránsito vehicular en esa zona, que es objeto de numerosas inversiones inmobiliarias.


Además, en el listado de obras a desarrollar en el futuro se encuentran las ciclovías para Chillán, que formarán parte de una Cicloruta urbana de más de 100 kilómetros, nuevas inversiones en el aeródromo, la ampliación del parque Estero Las Toscas, entre muchas otras.


Ciudad que crece
Al alcalde Sergio Zarzar manifestó ayer que “como alcalde valoro el proceso para que Chillán tenga esta nueva carta de navegación y estaremos atentos a su desarrollo, porque es necesario comprender las nuevas obligaciones, tareas y demandas que una ciudad que crece y se desarrolla como Chillán impone”.
La autoridad local sostiene que todos los actores locales ligados al desarrollo del nuevo Pladeco deberán presentar las ideas y necesidades que se transformarán en proyectos concretos, que la municipalidad impulsará para los próximos años.


“La metodología tiene un gran componente participativo, por la cual la definición de proyectos a ejecutar será conforme a lo que veamos autoridades, funcionarios y fuerzas ciudadanas organizadas”, explicó.


Agregó que el Pladeco se debe complementar con otros instrumentos de planificación comunal, como son el Plan Regulador y planes maestros como el de Transportes, que está en pleno desarrollo y que apunta a tener nuevas avenidas y calles en la ciudad hacia el año 2022.


Zarzar recalcó que el Pladeco “es un instrumento que orienta el desarrollo de la comuna, en las áreas rurales urbanas y sienta las bases para permitir hacer realidad las aspiraciones de desarrollo que tienen los ciudadanos, las autoridades y los funcionarios de la institución municipal en un futuro mediato”.


Agregó que la metodología de la Cepal-Subdere, que ocupará la consultora, es vital para que la comunidad sea capaz de presentar sus requerimientos de manera ordenada y a su vez sean validadas por aquella y el municipio.


“La metodología de trabajo de la Cepal se orienta a un trabajo participativo, donde la autoridad en forma inmediata toma conocimiento de las necesidades anhelos y aspiraciones de nuestros ciudadanos, independientemente que en etapas posteriores la comunidad debe definir sus prioridades en el desarrollo de nuestra comuna”.


El alcalde refirió que la metodología “prioriza mecanismos de participación ciudadana, poniendo énfasis en la estrategia comunicacional que acompañe todo el desarrollo del instrumento de planificación, tanto en la convocatoria, desarrollo y difusión de resultados, como también en la diversidad de los diferentes actores de la comuna”.


Desde este punto de vista, lo que se espera de la consultora es que a través de reuniones, focus group, asambleas y otro tipo de actividades logre captar la esencia de los requerimientos de una ciudad que crece y donde los recursos se deben priorizar.


Según antecedentes de la Secretaría de Planificación Comunal, el nuevo documento que fija prioridades y metas deberá incluir como pilares temas como medio ambiente y sustentabilidad, cultura, identidad y patrimonio, desarrollo urbano, transporte y conectividad vial, desarrollo social, económico, productivo y rural, salud, educación, turismo, gestión municipal, deportes, seguridad y servicios de emergencia. 


Un elemento distintivo de este nuevo plan es que se deberán incluir servicios de la comuna, hacia la provincia y futura Región de Ñuble, y deberá considerar el trabajo sobre 11 territorios, ocho urbanos y tres rurales, que forman parte de la urbe. 

Comentarios