Clínica evalúa servicio pediátrico independiente de la urgencia adulto

Por: Carolina Gómez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2016-09-14

La acreditación de calidad obtenida por la Clínica Chillán, que fue conocida el pasado viernes, tiene satisfechos a los ejecutivos de la institución de salud privada. Sobre todo luego de haber logrado el segundo puntaje más alto entre las instituciones que participaron del proceso, objetivo que se logró luego de años de trabajo.


Logro que deja a la institución “como la primera y  única institución privada de la salud de la Provincia de Ñuble en obtener esta distinción”, resalta Rodrigo Lemarie, gerente general de Clínica Chillán, quien agregó que este es “un primer paso para seguir creciendo”.


Consultado sobre qué significa en términos prácticos el haber obtenido esta acreditación, comentó que “es sin duda un logro importante, porque está dentro de los objetivos principales que se ha planteado desde hace algún tiempo la clínica. Representa un anhelo que teníamos como institución, para el cual hemos trabajando durante casi cinco años. 


-¿En qué se traduce esta acreditación?
-Esta acreditación da cuenta que hemos implementado medidas que aseguran condiciones de atención óptimas, lo que va directamente en beneficio de los pacientes. Garantizamos una atención de primera calidad en sus distintas dimensiones,  ya sea en infraestructura como en los profesionales con los que trabajamos.  


-Clínica Chillán informó hace unos meses la implementación de un servicio pediátrico de urgencia.  ¿Cómo evalúa su funcionamiento, que ha recibido algunas críticas?
-Este servicio que ofrecemos ha sido muy valorado por los pacientes. Es cierto que en algunos momentos hemos tenido algunas faltas, sobre todo con algunos turnos de médicos pediatras, pero este es un sistema que se ha ido incorporando de manera gradual. Ahora bien, no podemos hablar de un “servicio de urgencia pediátrica” porque lo que ofrecemos son pediatras en urgencia. Para hablar de un servicio urgencia se debe cumplir con una serie de condiciones, distintas a las que tenemos hoy día. Alrededor del 30% de nuestras consultas son pediátricas, por lo que consideramos que el servicio ha sido un gran aporte para la gente de Chillán. Así también, hemos contribuido a aliviar la carga de atención en el hospital, que generalmente se ve congestionado.

 Además, hay que señalar que los médicos que trabajan en el hospital son los mismos que atienden en nuestra clínica.


-¿Hay planes de instalar un servicio de urgencia pediátrica formal? 
-Todo dependerá de cómo veamos que va funcionando lo que ofrecemos actualmente. Con la inauguración de la nueva torre vamos a desocupar algunas dependencias dentro del actual edificio y probablemente podamos instalar un servicio pediátrico independiente de la urgencia adulto. Actualmente nos falta espacio físico para poder hacerlo,  pero la idea es esa, incorporar nuevos servicios una vez inaugurado el nuevo edificio.

 

Comentarios