Martín Arrau expuso críticas a la Reforma al Código de Aguas

Por: La Discusión 10:10 PM 2016-09-14

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados analizó el martes la Reforma al Código de Aguas, en la sesión realizada en Valparaíso.


En la instancia, presidida por el diputado Manuel Monsalve, expuso el director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, Martín Arrau, quien advirtió los perjuicios que este cambio legislativo significará para los 400 mil usuarios de aguas del país. 


La principal crítica a la reforma se fundamenta en la imposición de una serie de restricciones y burocracia en la administración del agua, cambios que a juicio de Arrau, en su mayoría serían impracticables y que si se intentan aplicar traerían problemas, como dejar cuencas sin agua para riego en ciertas épocas del año. “Es un proyecto creado por gente que desconoce el mundo real de los ríos y canales, con una visión ideologizada”, evidenció Arrau, entregando alrededor de treinta ejemplos que  expuso a los presentes en la reunión.


Uno es el artículo primero transitorio, que impone restricciones al uso, goce y disposición de los derechos de aprovechamiento de aguas, incorporando factores como la temporalidad, extinción por cambio de actividad, priorización de usos, entre otros criterios. 


Arrau indicó que “como el proyecto de ley tiene efecto retroactivo para los regantes, implicará limitaciones y perjuicios en el desarrollo del riego, lo que se traducirá en importantes costos de indemnizaciones por parte del Estado”. Según el director de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, el proyecto es “confuso y tampoco se ha dimensionado el costo real que deberán asumir las organizaciones de usuarios de aguas”.


Más cuestionamientos
El artículo Nº 6  de la reforma también fue foco de críticas, porque establece una concesión temporal del derecho de aprovechamiento de aguas que no puede superar los 30 años. A juicio de Arrau, esto tendría un impacto en la viabilidad de los proyectos agrícolas y en la infraestructura actual de canales. “Se haría inviable la distribución del recurso hídrico por los sistemas existentes como bocatomas, canales, marcos y compuertas. Significará invertir en nuevas redes para su aplicabilidad”.


Respecto de la caducidad por cambio de uso, el texto legal establece que caducarán los derechos de aprovechamiento si son utilizados para un “fin diverso”, algo que también fue analizado en la reunión. “¿Cuál es ese fin diverso? ¿Cambio de cultivos o incompatibilidad entre riego y microgeneración? Esta redacción no solo genera incertidumbre, sino que también una limitación al desarrollo agrícola por su orientación expropiatoria”, comentó.


El representante del río Ñuble también fundamentó la inviabilidad del caudal ecológico retroactivo, calificándolo de discriminatorio, porque se aplica en función “del tamaño” del agricultor. Además sería inaplicable, porque con la infraestructura de distribución proporcional existente en las cuencas no es posible discriminar entre usuarios exentos y afectos a la medida.


En la Comisión de Hacienda también intervinieron Rodrigo Weisner, ex director de la DGA en los gobiernos de Lagos y Bachelet, y Matías Desmadryl, quien ocupó el mismo cargo en el gobierno de Piñera. Ambos compartieron diagnósticos similares en torno a los perjuicios de la reforma.

 

Comentarios