Municipalidad adjudicó nuevo Plan de Desarrollo Comunal 2017-2022

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:55 PM 2016-09-14

En marzo de 2017 debe ser entregado el nuevo Plan de Desarrollo Comunal, Pladeco, luego de que la Municipalidad de Chillán adjudicada su diseño a la empresa CGA Ingeniería y Consultores, como resultado de la licitación a la que concurrieron tres empresas.


La entidad edilicia, tras el análisis de los antecedentes de las consultoras que postulaban, eligió a CGA, a la que le traspasará $51.400.000   por un trabajo que según la planificación del gobierno comunal tiene un plazo de seis meses.


El municipio chillanejo debería haber renovado el Pladeco durante el año 2015, pero ante la imposibilidad de redactar una nueva versión, prorrogó el existente, de tal manera que termina su vida útil el 31 de diciembre de este año.


Una de las primera tareas de CGA Ingeniería será analizar la carta de navegación en vigencia, con el fin de verificar cuáles son los proyectos que fueron desarrollados y los que permanecen en idea o en proceso de ejecución.


Patricio Briones, gerente de proyectos de la consultora, comentó desde Santiago que aún no reciben la invitación formal de la municipalidad para firmar el contrato que lo ligará con la corporación edilicia por los próximos seis meses, pero con una adjudicación favorable y con el decreto respectivo emitido preparan el trabajo que tendrán que ejecutar en la ciudad.


El profesional agregó que el plan que ejecutarán, además de la revisión de los antecedentes comunales y de los efectos del Pladeco actual, “tendrá un marcado énfasis en participación ciudadana”, pues buscarán que la comunidad local “manifieste las necesidades que deben ser satisfechas”.


Uno de los insumos básicos de cualquier instrumento de planificación de este tipo es la generación de una matriz potente de proyectos, que deberían ser ejecutados durante la vida útil del nuevo Pladeco que está fijada desde el año 2017 al 2022.


La empresa busca efectivamente que el plan estratégico tenga una amplia convocatoria de todos aquellos actores que residen o tienen un interés en el territorio que es sujeto del estudio.  En síntesis, “se procura intencionar un proceso que incluya al sector público e institucional, a la comunidad, al sector privado y al tercer sector”.


Además, el objetivo de la empresa y la municipalidad es operar en una lógica que logra visualizar y ensamblar el desarrollo local con el desarrollo de la región, vinculando las demandas ciudadanas del territorio con el proceso regional de inversiones.


Como elementos básico de este proceso están además de la participación, “la coherencia interna y externa del instrumento de planificación, la flexibilidad del plan para adaptarse a un entorno cambiante, su enfoque estratégico del desarrollo y su condición de instrumento operativo para guiar las decisiones de las autoridades”.


La coherencia como pilar “deberá procurar la articulación lógica de las directrices, políticas y programas que desea impulsar, generando un conjunto consistente de ideas fuerza, sin perderse en una descripción exhaustiva de aspectos secundarios de la realidad local”.


Como instrumento flexible, la propuesta precisa que debe tener la capacidad de adaptarse con rapidez a los cambios políticos, sociales y económicos que afecten a la comuna, de manera que sus contenidos concuerden con las situaciones que se dan tanto en su territorio, como en su entorno regional y nacional”.


Además, en el plano estratégico, “se requiere una adecuada comprensión del presente y reconocimiento de las tendencias históricas. Lo verdaderamente importante radica en el reconocimiento de los intereses que manifiestan los actores sociales y cómo estos se expresan y resuelven en un horizonte de largo plazo”.

Comentarios