"La actitud frente a mis libros tiene que ver con empoderar a gente”

Por: Carolina Marcos Fotografía: Agencias 09:20 PM 2016-09-14

Las críticas al trabajo de Jorge Baradit, hechas por otros historiadores chilenos, contrastan radicalmente con el ranking de ventas que lo ha mantenido por meses entre los libros más leídos de la escena nacional. “Historia secreta de Chile”, en sus dos entregas, se ha convertido por estos días en la literatura favorita de los chilenos. Y es que los libros abordan la historia no oficial de nuestro país y echa por tierra la imagen que por décadas nos hemos armado de algunos personajes ligados a distintos periodos y situaciones del país. 


El escritor ya estuvo en Chillán hace algunos meses y ahora vuelve con la segunda entrega de su saga bajo el brazo. El encuentro con la comunidad se desarrollará este sábado 17 de septiembre, a partir de las 12.00 horas, en la Librería Qué Leo, ubicada en Isabel Riquelme 413. 


-¿Cuál es la relación que sientes tienes con los lectores chillanejos?
-En general mi relación con ellos es muy buena. Mi relación se complica con cierto nivel hacia arriba, porque este libro o actitud tiene que ver con empoderar a la gente. Que las personas se enteren de cosas (no necesariamente de historia), que exista un empoderamiento ciudadano. Siento que la gente cree eso y el cariño es grande. La última vez que fui a Chillán de verdad que la librería y el patio desbordó y fue muy bonito. Estoy muy agradecido. 


-¿Cómo tomaste el respaldo que te dio el Premio Nacional de Historia 2016, Julio Pinto, quien habló muy bien de tu trabajo?
-Lo que me di cuenta es que Alfredo Jocelyn Holt, Julio Pinto, Nicolás Cruz de la Universidad Católica, el decano de la UDP, y en general, los historiadores mayores tienen súper claro el valor de lo que hace este libro. Ellos están un poco por encima de la tontera y se dan cuenta que esta forma de divulgar la historia es necesaria, porque no hay otras herramientas para acercarse a las personas que el mismo lenguaje que usan las personas, alejadas del lenguaje técnico. 


-Todos crecimos con la historia de Sergio Villalobos...
-El que diga que la historia que se enseña en la escuela no es sesgada, tiene una ceguera importante. De partida, se habla de la Pacificación de La Araucanía, de posesión de la Isla de Pascua. La historia no menciona el tremendo dolor y las masacres de obreros y trabajadores del Siglo XX; hay profesores que no hablan de dictadura militar y no mencionan las atrocidades del régimen de Pinochet. Esto es producto que la historia está sesgada y dominada por grupos de poder y punto. Es sentido común, no tengo que hacer un estudio de 10 años para demostrarlo. Yo lo viví. 


-Quiero acercarte a dos personajes de Ñuble, O’Higgins y Prat. ¿Cuáles son las visiones en torno a ellos?
-Yo los respeto a los dos. En particular Arturo Prat, es un personaje muy importante en mi vida, para mí es realmente un héroe más allá de si mató o no a extranjeros o si saltó o no al abordaje. Su vida civil, incluso, es de un tremendo heroismo y compromiso. Su trabajo como profesor de obreros en escuelas nocturnas ya habla de su valor como civil. Me llamó mucho la atención que la gente pensara que yo buscaba desprestigiarlo al hablar de su interés por el espiritismo y no sé por qué. Él tenía intereses y búsquedas trascendentes y esto lo hace más interesante. 

-¿Y O’Higgins?
-Con O’Higgins hay un malentendido. Se ha dicho que quiero denostar su imagen. El problema es que en este país, o lo santificas o lo demonizas. Mi texto tiene esas dos orejas para escuchar esas dos historias. El tipo tiene dos momentos, como héroe, guerrero y revolucionario maravilloso. Es un civil que se sube a un caballo y toma una espada sin entrenamiento militar para liberar a su país. Pero también tiene un lado oscuro innegable, de un gobierno duro, dictatorial, que se ve involucrado en el asesinato de otros próceres queridos como Manuel Rodríguez, los Hermanos Carrera y que tiene una administración cuestionable que hace que termine expulsado del país. No es más que eso, es hablar de las luces y sombras de un ser humano como cualquiera. 


-¿Se viene la tercera parte de Historia Secreta de Chile?

-Siempre se pensó en una trilogía. El primero es rojo, el segundo es azul y el tercero será blanco. La idea es recuperar con mayor énfasis  a los grupos invisibilizados de este país como las mujeres, los homosexuales, los indígenas y también los obreros que todavía no aparecen en nuestra historia oficial como deberían. El lanzamiento está proyectado para julio de 2017. 


Amplia invitación 
Mauricio Frías, dueño de la franquicia Qué Leo Chillán, extendió una amplia invitación a la comunidad para ser parte de este segundo encuentro con el escritor más importante de la escena actual. “Su agenda está completa, pero se hizo un tiempo para acompañarnos, además, en una fecha especial para todos este fin de semana. Creemos importante poder acercar a los chillanejos a escritores como Jorge, por lo que la invitación está cursada”, dijo Mauricio, precisando que la entrada es liberada. 

Comentarios