Quillón: adquieren 4 sillas anfibias para utilizar en Laguna Avendaño

Por: Fotografía: STRATGICA CONSULTORES 10:20 AM 2016-09-14

La Municipalidad de Quillón  adquirió cuatro sillas anfibias que permitirán a personas con limitaciones físicas ingresar sin problemas a la laguna Avendaño.

Se trata de aparatos totalmente maniobrables y ligeros que permitirán un fácil traslado de los pacientes hasta las inmediaciones de la zona lacustre.

“Esto es parte del trabajo que realizamos para desarrollar una mentalidad pro discapacidad en Quillón. Son cuatro sillas que permitirá el acceso a discapacitados a nuestro balneario principal. De hecho, queremos crear un balneario para personas discapacitadas. Esto es parte de los grandes avances que hemos tenido en esta materia, como las terapias en piscina temperada, dos salas kinésicas y el transporte de personas con discapacidad más moderno de la Región”, señaló el alcalde Alberto Gyhra.

La adquisición de estas sillas corresponde a un proyecto financiado por el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) a través de su Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo. De esta forma, en Quillón se realizó una inversión que superó los $74 millones, destinados, entre otras cosas, a modificar los accesos a la laguna de tal manera que se facilite la entrada a personas discapacitadas e implementar un baño con acceso universal.

“Este es un paso muy importante para nuestra comuna, porque ya teníamos el privilegio de tener la piscina y ahora lograr esto es mucho más grande. Permitir que nuestros hijos puedan bañarse en la laguna y disfrutar como todos los demás es algo maravilloso. Mi hijo anda en silla de ruedas, entonces, no le es muy fácil llegar”, contó María Cecilia Jara, cuyo hijo presenta una displasia severa.

Las novedosas sillas fueron presentadas en la piscina temperada del complejo turístico Agua Linda, hasta donde llegaron los niños que allí reciben terapia. Dichos elementos incluyen también ocho bastones flotantes para facilitar el movimiento dentro del agua.

Carolina Vergara es madre de Martín, quien padece una parálisis cerebral con diplejía espástica. Precisamente, esta enfermedad le dificulta el mantenimiento de una postura erguida y del equilibrio. “Es una maravilla que hayan llegado estas sillas. Somos afortunados acá en Quillón de contar con estas sillas, porque todos los que no venían por no poder entrar a la laguna, van a venir. Tendrán la dicha de bañarse en el balneario. La gente acostumbraba a venir y mirar, pero ahora podrán meterse”.

Cabe destacar que a partir de la temporada de verano 2017, las sillas anfibias estarán a disposición de todas las personas discapacitadas que quieran ingresar a la laguna, sin distinción. La idea es que todo el mundo pueda disfrutar de un día de verano, capeando el sol en las mansas y refrescantes aguas de la Avendaño.           

Comentarios