En Siria los niños recuperan la sonrisa, pero tienen el estómago vacío

Por: Agencias Fotografía: AFP 10:40 PM 2016-09-13

Los niños tomaron por asalto este martes los columpios y los tiovivos multicolores de Alepo, en el primer día de tregua, sin temor a que sus juegos terminen en tragedia, pero con los estómagos igual de vacíos.


El barrio rebelde de Bustane al Qasr recuperó las risas y gritos de los niños, que aprovechan de este primer día de calma para divertirse y armar jaleo, rompiendo con un cotidiano en el que se enclaustran en sus casas para escapar a la muerte.


Otros, un poco mayores, juegan al fútbol bajo un puente destruido, al igual que muchos edificios en el barrio de Chaar. Pero, este día del Eid al Adha, la fiesta musulmana del sacrificio (de un cordero que después es compartido en familia o con amigos), no es sinónimo, como antes de la guerra, de un festín. En la ciudad no hay alimentos.


Por primera vez desde la última tregua en febrero, los aviones no lanzaron sus bombas y los alepinos pudieron dormir plácidamente, pero los barrios rebeldes de la ex capital económica y segunda ciudad del país, así como en las otras localidades sitiadas, esperaron en vano la distribución de la ayuda humanitaria esperada en virtud del acuerdo de tregua.


“La detención de los bombardeos está bien, pero no es suficiente. Queremos la llegada de alimentos”, afirmó a la AFP Abu Jamil, en Ansari, barrio de la parte rebelde de Alepo.


“La situación es mala, puesto que los mercados están vacíos”, añade este hombre de 55 años.


Devastado por la guerra, el sector este de la ciudad, sitiado, sufre una escasez sin precedentes.


El frente principal se calmó. Ayer martes, un periodista de la AFP en el lugar constató que las calles estaban más frecuentadas que lo acostumbrado. Sus habitantes discutían en las aceras o frente a sus casas en muchos barrios.

Comentarios