Pemuco se transforma en el gran dormitorio de la familia corralera

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2016-03-09

En Pemuco no hay hoteles cinco estrellas ni grandes hostales o pensiones de lujo.

Por eso los jinetes, arregladores, huasos y público foráneo que se toman la apacible comuna en el marco del Clasificatorio Centro Sur de Rodeo, que arranca mañana, acostumbran a arrendar las casas de los pemucanos para alojar durante casi una semana.

“Acá hay familias que arriendan sus casas en casi 150 mil pesos diarios, lo que significa un importante ingreso”, revela el concejal Hugo Muñoz.

De esta manera Pemuco, en la cuarta versión de este selectivo que otorga pasajes para el Champion de Rancagua, se transformará en el gran dormitorio de la familia corralera chilena.

“En Pemuco está todo copado ya. Por eso hay gente que quiere quedarse los tres días y ha arrendando o alojará en Yungay o El Carmen y los rezagados se irán a Chillán, desde donde viajarán todos los días a ver el rodeo”, anticipa Juan Alberto Carrasco, presidente de la Asociación de Rodeo de Ñuble.

ARRIENDO MI CASA
Una joven profesional de Pemuco, que pide reserva de su identidad, cuenta que sus padres arrendaron dos piezas para este fin de semana, por lo que no podrá ir a verlos. Revela detalles de este positivo impacto económico que tiene la gran fiesta del rodeo para Pemuco, la comuna con más alto índice de pobreza en Ñuble

“Existen muchas familias que arriendan sus casas. Algunas incluyen alimentos y otras solo alojamiento. No existen hostales ni hoteles, solo lugares donde ir a comer, pero generalmente la gente que se queda va al casino de la medialuna y allí solicita almuerzo. El arriendo por casa completa cuesta 100 mil pesos por noche y 50 mil por pieza aproximadamente”.

Algunas familias esperan esta fiesta corralera porque saben que con la oferta de alojamiento para la población flotante que arriba a Pemuco con motivo del Clasificatorio, pueden generar mucho dinero.

“Hay familias que con lo que juntan por arriendo en todos estos días salvan gran parte del año para vivir”, reflexiona Johnson Guíñez, timonel del Club de Rodeo de Pemuco Río Pal Pal, revelando la compleja realidad económica del pueblo que ve en este evento una gran “oportunidad”.

El selectivo arranca mañana y la marea corralera inundará la medialuna pemucana.

Comentarios