Detienen en Bulnes a 3 colombianos por caso “fábrica de chilenos"

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Iván Ríos 09:30 PM 2016-09-12

Una foto tomada en el segundo exacto que carabineros de civil abordaban a tres personas que bajaban de un todo terreno, frente a la plaza de Bulnes, fue el certificado de un instante de perplejidad que se apoderó de los transeúntes de esa comuna, muy poco acostumbrada a este tipo explosivo de rutinas.


De explicaciones nada y la duda se mantuvo hasta este lunes, cuando se aclaró que se trataba de parte de una banda perseguida a nivel nacional por parte del fiscal jefe del Ministerio Público de la Región de O’Higgins, el chillanejo Emiliano Arias, quien desbarató la asociación ilícita de extranjeros que “fabricaba” chilenos, mediante métodos de defraudación al Registro Civil.


La foto, además, era la prueba de que en Ñuble también se han registrado estos fraudes y la Fiscalía no descarta más casos.


“Eran tres colombianos que fueron detenidos en el acto, eran personas que se dirigían al Registro Civil de esa ciudad a realizar el trámite para obtener cédula de chileno, aprovechando este forado que hay en el sistema, y que hasta hoy solo requiere de dos personas que hayan atestiguado el parto dentro del territorio nacional para acreditarlos como chilenos”, contó el fiscal Arias, a LA DISCUSIÓN.


Es el propio persecutor quien añadió que ese mismo día se hizo otra detención en Parral, además “seguirán las indagaciones en Ñuble, como en todo Chile, porque sabemos que esta banda, que estaba formada por seis gitanos y cinco colombianos, todos ellos fueron detenidos por asociación ilícita, falsificación de instrumento público y perjurio. Los seis gitanos quedaron en prisión preventiva”.


Así funcionaba la banda
Conforme a las investigaciones hechas por Carabineros y la Fiscalía de O’Higgins, los miembros de la banda, conocedores de esta debilidad en el método de inscripción, disfrazaban de gitanos a los extranjeros que querían una cédula nacional, para luego, presentarlos y atestiguar que habían presenciado el parto y que ahora requería el carné para someterse a un tratamiento por adicción a las drogas, mentira que debían repetir en diversas ciudades.


Además, la tradición gitana manda que -en grupo- solo el mayor puede hablar, asegurándose de esa manera de no delatarse por el acento.


“Ya hemos detectado 126 casos, porque ellos estaban operando de esta manera desde 2008; y sabemos que cerca del 70 o el 80% de las personas que consiguieron las cédulas por esta vía, están en el extranjero, ya que la mayoría quiere nuestra cédula porque les permite circular libremente por países como Estados Unidos o por Europa. Además, siendo uno de los documentos más seguros del mundo y casi imposibles de falsificar, quien tiene una es, realmente, chileno”, detalló el fiscal oriundo de Chillán.


Si se considera que lo que los gitanos cobraban por este trámite eran 3 mil dólares, se estima que en todos estos años, lograron ganar cerca de 120 millones de pesos.


Entre los falsos chilenos se ha detectado en su mayoría a ciudadanos mexicanos, colombianos y de Puerto Rico, algunos de ellos en cárceles de otros países, por lo que el Ministerio del Exterior ya está enviando los comunicados correspondientes, a la vez que buscarán la manera de tapar ese “forado” que aún existe en el Registro Civil.

Comentarios