3 comunas de Ñuble tienen tasa de natalidad menor a la de mortalidad

Por: Jorge Chávez Fotografía: Agencia Uno 11:40 AM 2016-09-12

Las cifras consignadas en el Anuario de Estadísticas Vitales 2014 que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) a inicios del presente mes, reveló que la Provincia de Ñuble cuenta con las peores tasas de natalidad y mortalidad de la Región del Bío Bío.

A pesar de que Ñuble es la segunda en cuanto a la cantidad de nacidos vivos que aporta (5.705 el 2014, solo detrás de Concepción con 14.750), tiene una tasa de natalidad por cada mil habitantes de 12,3 nacimientos, inferior al promedio regional (13,2) y la de sus pares Concepción (13), Arauco (14,1) y Bío Bío (14).

En relación a la mortalidad, el indicador provincial asciende a 6,9 muertes por cada 1.000 habitantes e igualmente está por encima de Bío Bío (6,2), Arauco (6,1) y Concepción (5,7); en tanto el promedio regional alcanza los 6,1. 

Realidad provincial

Al revisarse las cifras de las 21 comunas ñublensinas, se tiene que 16 de ellas mantienen tasas de natalidad inferiores al promedio provincial, solo escapándose de la tendencia Bulnes, Chillán, Coelemu, Coihueco y Chillán Viejo.

Respecto a las estadísticas asociadas a los niveles de mortalidad, un grupo mayoritario de 15 comunas superan el 6,9 que ostenta Ñuble como media general.

Chillán, Coihueco, Chillán Viejo, Pemuco, San Fabián de Alico y San Nicolás son las únicas que presentan índices menores.

Según el trabajo técnico elaborado y expuesto por el INE, los números de nacimientos y muertes han sido consignados de acuerdo al lugar de residencia de la persona en cada situación. De modo que si una mujer que vive en Quillón da a luz en Bulnes, al recién nacido se le considera quillonino y lo mismo ocurre en una defunción.

Comunas representativas

Chillán Viejo, Chillán y Coelemu son las que tienen las tasas de nacidos por cada mil habitantes más altas de la provincia, con 13,9; 13,8 y 13,6, respectivamente.

En el otro extremo de la lista están Portezuelo (8,0), Cobquecura (7,5) y Ninhue (6,5), que están lejos de los 12,3 nacimientos que presenta la provincia y los 13,2 regional.

En cuanto a la mortalidad, 9,3 muertes por cada mil habitantes es lo que consigna Pinto, 2,4 puntos más que el promedio ñublensino (6,9) y se muestra como la comuna con el peor indicador. Muy de cerca le siguen Cobquecura con 9,2 muertes y Ránquil con 9,1.

Chillán Viejo asoma como la ciudad con la menor tasa de mortalidad al obtener 3,9 y detrás de ella se presenta San Fabián de Alico (4,7) y San Nicolás (4,8).

Crecimiento

Chillán Viejo es la comuna que aparece con los mejores indicadores ñublensinos al mostrar la cifra de nacidos por cada mil habitantes más alta y al mismo tiempo la más baja respecto a la de mortalidad.

Para el 2014, año de referencia del trabajo estadístico, el INE indica que 438 personas nacieron y 124 murieron, manteniéndose una población total de 31.502 habitantes.

Las estimaciones del organismo para el presente año es que la comuna histórica creció domográficamente al sumar 33.146 habitantes y para el 2020 las proyecciones oficiales señalan que su población será de 36.533, lo que significaría un crecimiento del 10,2% en cuatro años.

En el caso de la capital provincial, el 2014 fallecieron 2.471 personas y las que murieron ascendieron a 1.189. Ese año se registró un total de 178.871 habitantes, cifra que crecería en 1.477 el 2016 al alcanzar los 180.348.

La estimación del INE es que el 2020 Chillán contará con una población de 182.622 personas, un 1,3% más que la que se calcula para este año.
decrecimiento

Cobquecura, Ninhue y Ránquil son las que ostentan tasas de nacimiento menores a las de mortalidad.

No obstante, la comuna costera y la denominada “Cuna de Prat” son las de peores índices, los que se está reflejando en un decrecimiento poblacional.
Según el INE, hace dos años vivían 5.735 personas en Cobquecura, este 2016 el total asciende a 5.689 y la proyección para el 2020 es que la población baje a 5.584.

El pronóstico para Ninhue es que dentro de cuatro años la comuna será habitada por 5.732 personas, 85 menos que las contabilizadas hoy (5.817).

Cambios

La doctora en Estadística y académica de la Universidad de Concepción (UdeC), María Paz Casanova, asegura que la diferencia entre las tasas de natalidad y defunción sugiere múltiples explicaciones que van desde la realización personal, hasta las costumbres que puedan tener las personas que habitan un sector.

“Las familias jóvenes, que aportan más a la natalidad, se trasladan a comunas más grandes, mayormente buscando oportunidades laborales. Por otro lado, pienso que la tipología de ciertas comunas que llevan a una mayor natalidad está vinculado, por ejemplo, a la afiliación religiosa”, detalla la profesional que se desempeña como jefa de Carrera de Ingeniería Estadística de la UdeC.

Sobre la baja natalidad en la provincia, desde la Secretaría Regional del Ministerio de Salud recordaron que nuestro país está en vías del envejecimiento, lo que significa que la tasa de natalidad seguirá bajando; sin embargo nuestro sistema de salud está trabajando por asegurar que los niños y niñas que nazcan tengan las mejores posibilidades de  desarrollo. Respecto a las tasas de muertes en Ñuble, la Seremi de Salud aclara que se encuentran implementando una red de manejo de la prematurez extrema para evitar la mortalidad infantil.

Comentarios