Músico pinteño se convirtió en un Beatle y tocó en The Cavern

Por: Felipe Vergara Fotografía: Javier Avarias 10:55 AM 2016-09-12

Es quizás para la mayoría, la banda más importante en la historia de la música. Por lo mismo, soñar con ser uno de los Beatles era algo que muchos no podían evitar cada vez que escuchaban una de sus canciones. 

Sin embargo, Javier Avarias es el ñublensino que más cerca ha estado de cumplir ese anhelo. Es que el joven guitarrista se unió el año pasado a la banda Beat Prudence, de Talca, y con una emotiva presentación en Argentina, obtuvieron  pasajes para presentarse en el escenario más recordado del grupo de Lennon: The Cavern, en Liverpool, Inglaterra. 

Aunque fue el año pasado cuando lograron ganar aquella competencia, fue solo hace unos días que Avarias viajó con los talquinos a mostrar distintas versiones al histórico recinto inglés. 

Fue justamente en ese lugar donde la música de The Beatles se popularizó y que hace unos días tuvo al oriundo de Pinto mostrando su talento. 

“Ese escenario no era normal, cuando te subías te impregnabas con seguridad, con placer, mirabas hacia el público completamente eufórico gritando el nombre de la banda y pidiendo otra”, relató Avarias. 

Fueron grupos de todo el mundo que llegaron hasta ahí, contagiados por la inagotable Beatlemanía. 

“La reacción del público fue extraordinaria. La misma gente que nos escuchó el primer día nos siguió en las presentaciones posteriores. Entre esas personas había una pareja de chilenos radicados en Barcelona, quienes asistieron prácticamente a todos los lugares donde tocamos y brindaron una energía tremenda”, recordó con orgullo. 

En el lugar, incluso, estuvo presente la hermana de John Lennon y el representante de Adele, lo que grafica la relevancia del evento. 

El músico local también destacó la mística que se creó en el club de rock. “Es una experiencia única, cargada de mucha energía, fanáticos, música, bares y un museo dentro del lugar. Creo que jamás podré olvidar la imagen bajando hacia una especie de sótano y donde al llegar te encontrabas con un mundo subterráneo lleno de música y diferentes idiomas, pero cantando una misma canción”, resaltó. 

Redescubrimiento

Todo este recorrido también le ha servido para redescubrir la riqueza que existe detrás de la música de los cuatro de Liverpool. 
“Hay una diferencia en la forma de componer de Lennon y la de McCartney que me sorprende cada vez más. No puedo dejar de lado a Harrison, quien emplea escalas de origen hindú en algunas de sus composiciones, lo que se puede apreciar claramente en el solo de Taxman. Cada uno tiene su propio sello y mundo. Simplemente son geniales”, explicó. 

Ahora, comienza el descanso antes de analizar el futuro. Aunque confiesa que una tarea pendiente sería llegar a tocar en el Teatro Municipal de Chillán. 

Comentarios