Intendentes podrían llegar a tener más de ochenta nuevas competencias

Por: Isabel Charlin Fotografía: Gobierno Bío Bío 08:55 PM 2016-09-08

Cincuenta y un nuevas competencias, más otras treinta que planteará el Ejecutivo durante su discusión en la comisión de Gobierno Interior del Senado, contempla el proyecto de ley de Fortalecimiento de la Regionalización, que actualmente se encuentra en su tercer trámite legislativo en dicha instancia parlamentaria.


Sindicada como una de las iniciativas clave para sustentar la elección directa de intendentes -sin que ambas vayan a la par, varios legisladores han anticipado que no están dispuestos a dar su voto favorable-, el traspaso de competencias desde el nivel central a los gobiernos regionales no es compartido por todos.

De ahí las complicaciones a la hora de agilizar su discusión.

Según explicó el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, ante los miembros de la comisión de Gobierno Interior del Senado, del 2018 al 2022 los futuros gobernadores regionales (nombre que tendrán los intendentes elegidos popularmente) tendrían las 23 competencias ya existentes, más las 51 que vienen en el proyecto, y se anexarán -para la conversación de la comisión- 30 nuevas competencias. 


“Esto es lo que ocurriría al comenzar los nuevos gobiernos regionales; no obstante, del 2022 en adelante, los gobernadores electos podrán solicitar nuevas competencias sobre la base de ciertos criterios”, planteó el ministro.


Tres son las “áreas madres” que se han identificado en el proyecto de ley, y que encabezarán el traspaso de competencias: desarrollo productivo (los programas de Corfo y Sercotec serán definidos por las regiones, al igual su cuantía); infraestructura, transporte, ciudad y territorio (los gobiernos regionales definirán dónde se implementarán los planes de vialidad urbana, dónde se ejecutarán los pavimentos participativos, etc.); y desarrollo social y cultural (las iniciativas de Fosis se definirán en las regiones, de manera focalizada). 


Al respecto, el diputado Rodrigo González (PPD) -quien es presidente de la bancada regionalista-, señaló que le plantearon al subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, la necesidad que estas competencias vayan acompañadas de más recursos, descentralización económica, y la paga de impuestos, para que los fondos puedan llegar a los gobiernos regionales. Cifuentes aclaró que el proyecto de ley sobre financiamiento regional, que se enviará próximamente al Congreso Nacional, -junto con la ley orgánica que va a regular la futura elección de los intendentes, si es que se aprueban pronto este último proyecto y el de Fortalecimiento de la Regionalización-, incluirá estas materias.


El objetivo del Ejecutivo es que el paquete completo de la Agenda Descentralizadora esté despachado a comienzos del mes de marzo del próximo año.

Dentro de ese paquete, en el quinto lugar, está la creación de la Región de Ñuble, iniciativa que está estrechamente ligada con los objetivos planteados por el Gobierno en este ámbito.


Criterios
El traspaso de competencias planteado en la ley de Fortalecimiento de la Regionalización ya comenzó a aplicarse de manera piloto en el Gobierno Regional del Bío Bío, en el área de Fomento Productivo.


A partir de 2018, se espera que los futuros gobernadores regionales, durante los primeros 18 meses en el cargo, soliciten nuevas competencias bajo cuatro criterios: que esa particular competencia sea decidida a nivel regional; que el gobierno central no la pueda desarrollar mejor; que la competencia tenga alguna aplicación general, y que no solo la aproveche una determinada región; y que no se dé lugar a un arbitraje regulatorio.


Entre las nuevas competencias propuestas, está la posibilidad que los consejeros regionales puedan aprobar la realización de grandes proyectos, superiores a las 20 mil UTM; que tengan la facultad de aprobar el presupuesto regional y estén a cargo de una “unidad de control” que fiscalice si los recursos del presupuesto se están aplicando conforme al espíritu de su aprobación.


Diversas miradas
A nivel local, el senador Felipe Harboe ha expresado sus reparos en torno a cómo se ha ido desarrollando la agenda descentralizadora.


“Aún no ingresa la iniciativa que le entrega competencias presupuestarias a los gobiernos regionales. Esto porque, lo más probable es que el Ministerio de Hacienda y, particularmente, la Dirección de Presupuesto, no esté disponible para entregar parte de su poder a la nueva autoridad electa. Estoy de acuerdo con la descentralización, pero con ley de rentas regionales, pago de patentes en las regiones, autonomía presupuestaria, posibilidad de endeudamiento, todo altiro. Nada de eso viene en el proyecto de Fortalecimiento de la Regionalización, por lo que se pueden generan falsas expectativas”, dijo. 


El senador Víctor Pérez, en tanto, piensa que “no se saca nada con elegir a autoridades que no tengan atribuciones o recursos. Lo único que vamos a generar, va a ser frustraciones. Por ello, le hemos transmitido al Gobierno que estamos dispuestos a avanzar en la elección del intendente, pero con un protocolo claro de traspaso de competencias”.

Comentarios