Instalan letreros en vías y zonas seguras de Pinto ante una erupción

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2016-09-07

A mediados de mayo del año 2014 el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) publicó los mapas de riesgo volcánico de los 43 principales y más peligrosos macizos del país, entre ellos el Nevados de Chillán.

Las cartografías digitales identificaban las áreas expuestas a los efectos directos e indirectos de posibles erupciones volcánicas, graficadas de acuerdo a la intensidad de un eventual fenómeno natural catastrófico.

La presentación del mapa correspondiente al volcán ñublensino, detectó que las comunas vecinas a  éste (Pinto, Coihueco y San Fabián de Alico) no contaban con planes comunales de riesgo volcánico.

Ante esto, a inicios del año pasado la Gobernación Provincial de Ñuble recomendó a los poblados aledaños al macizo definir sus protocolos de acción con el objetivo de estar preparados ante futuros escenarios catastróficos.

Estando conscientes del real impacto que generaría en sus territorios una erupción mayor, los tres gobiernos comunales iniciaron la elaboración de sus documentos preventivos; no obstante, la declaratoria de Alerta Amarilla que el Sernageomin le otorgó al Nevados de Chillán el 31 de diciembre último, sorprendió a las oficinas de emergencia de los municipios con un trabajo inconcluso.

Tras un año y medio desde que partió la construcción de los planes de riesgo volcánico,  finalmente este miércoles la comuna de Pinto comenzó a plasmar en terreno sus acciones de prevención.

Saldando una deuda
Con la instalación de 25 letreros  informativos, en los que se ubican las vías y zonas seguras ante una eventual erupción volcánica, la municipalidad pinteña está saldando una deuda que le penaba. Los carteles se instalaron entre Pinto, pasando por Recinto, Los Lleuques, Las Trancas y las Termas de Chillán.

Trece letreros indican las rutas de evacuación segura y seis precisan los puntos de encuentro comunitario adecuados. Cubren gran parte de las áreas por donde más recorren los turistas de montaña.

Otros tres explican los diferentes estados que el Sernageomin entrega a los volcales del país (verde, amarillo y rojo), definiendo en cada una de ellas la real posibilidad eruptiva y otros tres detallan la existencia de albergues habilitados ante una emergencia.

El alcalde de Pinto, Manuel Guzmán, aseguró que lo que se está haciendo en su comuna es algo inédito a nivel nacional y atribuye al material informativo un concepto proactivo como no se tiene registro.

“Se está saldando una cuenta creo que a nivel país, porque estamos siendo pioneros en este tema. Lo que pasa es que siempre estamos acostumbrados a ser reactivos para todo y acá demostramos proactividad”, indicó.

El jefe comunal aclaró que el proyecto de señaléticas que terminó de habilitarse este miércoles tuvo un costo de poco más de nueve millones de pesos, el cual fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Manuel Guzmán explicó que si bien la puesta al servicio de los letreros se hace teniendo como contexto la Alerta Amarilla del volcán Chillán y sus frecuentes pulsos eruptivos, aclaró que en abril del año pasado su municipio presentó el proyecto de infraestructura preventiva al Gobierno Regional (GORE), cuando nada hacía presagiar que el macizo iba a presentar un comportamiento inestable meses después.

Asimismo, aclaró que en junio pasado su municipio envió otro proyecto parecido al GORE con el objetivo de obtener recursos para otros 25 letreros más. En ese sentido, sostuvo que espera que este año se defina la iniciativa que permitirá a la comuna tener 50 carteles de prevención.

Insumos
La directora regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), Gilda Grandón, recalcó la importancia de que las comunas vecinas a un volcán cuenten con un protocolo de acción definido como lo tiene Pinto, toda vez que este documento sirve como insumo para identificar las zonas seguras con que cuenta el territorio para poder realizar trabajos de prevención.

“Las señaléticas no se pueden instalar en cualquier lugar; solo después de tener un plan comunal de riesgo volcánico es posible saber dónde incorporarla, ya que primero se tiene que identificar cuáles son las vías y los puntos donde se va a reunir la gente y en eso la Onemi, junto con Vialidad, Gobernación, Ejército, Carabineros, el municipio y la comunidad, participaron en la elaboración de este plan. Las señaléticas no son imprescindibles, pero ayudan mucho en momentos en que se requiera una evacuación”, precisó.

La gobernadora de Ñuble, Lorena Vera, recordó que desde el 2014 se viene realizando una tarea preventiva con las comunas vecinas al Nevados de Chillán referida sobre todo a la identificación de los riesgos a las que están expuestas la comunas.

“La Alerta Amarilla se dio el 31 de diciembre, pero nosotros ya veníamos trabajando con anticipación; lo que sí generó el nuevo estado del volcán es ponerle mayor urgencia no solo a estos proyectos, sino para trabajar junto a la Onemi y Sernageomin en los planes de respuesta ante una emergencia”,  comentó.

La autoridad provincial instó a las otras comunas de Ñuble aledañas al volcán Chillán, como son San Fabián de Alico y Coihueco, a buscar alternativas propias para desarrollar proyectos de prevención que ayuden a hacer más segura la convivencia con el Nevados de Chillán.

Planes de Coihueco y San Fabián
Después de un año y medio de haber comenzado su elaboración, los planes de riesgo volcánico de Coihueco y San Fabián de Alico están finalizados y actualmente están  siendo socializados con la comunidad, según explicaron desde las oficinas de emergencia de las dos comunas.

En Coihueco todos los primeros viernes de cada mes se junta el comité operativo de emergencias junto a los representantes sociales para explicar mayores alcances de los protocolos de acción.

En el caso de San Fabián se están preocupando de fortalecer las bases ciudadanas e incluso se dictan talleres de primeros auxilios.

Comentarios