Ñublense-Cobreloa: Un duelo de necesitados que promete emoción

Por: Rodrigo Oses 2016-09-04

El 3 de mayo del año 2015 Ñublense venció a Cobreloa por 3-2 en Chillán, pero a la postre ambos elencos de fueron al descenso y hoy conviven en la Primera B.

Sin embargo, en ese electrizante duelo, marcado por el show y expulsión del otrora técnico de los loínos, Marco Antonio Figueroa, nació una profunda rivalidad entre “zorros del desierto” y “diablos rojos”, ya que en los días previos un reclamo de la dirigencia de Ñublense gatilló una sanción contra Cobreloa, que lo mandaba antes de jugar, por secretaría, a la Primera B.

Por eso los jugadores nortinos, obligados por el “Fantasma”, salieron a la cancha sin saludar a los jugadores de Ñublense, rompiendo el “fair play” y desatando el repudio del público chillanejo.

Tras ese historiado y polémico encuentro, los partidos entre Ñublense y Cobreloa tiene un sabor especial. 

El próximo sábado se volverán a ver las caras con la urgencia de sumar de a tres. Es un duelo de necesitados.

GANAR O GANAR
Los “diablos rojos” de Pablo Abraham no ganan hace tres fechas y apuestan a lograr su primer partido en casa. El entrenador argentino lamentó el viernes la lesión de Piero Campos, quien se luxó el hombro derecho y se perderá el choque con los loínos.

 “Es lamentable, pero tenemos que salir adelante como sea ganándole a Cobreloa”, apuntó Campos, que será reemplazado por el ex defensor de Cobreloa, Paulo Olivares.

Al centro de la zaga volverá el experimentado zaguero central y capitán José Antonio Rojas, quien superó un microdesgarro que lo dejó fuera de los partidos ante Puerto Montt e Iberia de Los Ángeles.

Para el portero Sebastián Contreras el duelo del próximo sábado será “especial”.

“Sí, es especial porque yo salí de ahí, pero yo ahora defiendo la camiseta de Ñublense y quiero ganar, para dejar más abajo a Cobreloa”, sentenció el guardián del arco rojo, quien espera que el equipo destierre los errores que le han impedido ganar en las últimas tres fechas.

Las dudas de Pablo Abraham pasan por determinar quién será el enganche y los elementos que formarán el ataque, especialmente en la función de centrodelantero, donde no ha dado con un jugador gravitante.

¿Mantendrá a Cristián Retamal como centrodelantero o alineará a José Torres, que está en deuda y no alcanza su mejor rendimiento?

¿Seguirá Luis Flores como enganche o volverá a esa función Jesús Silva? ¿Mantendrá a Eduardo Vilches como extremo por derecha? Son algunas de las interrogantes.

JURAMENTO EN CALAMA
En Cobreloa quieren levantar cabeza tras el despido del técnico Carlos Rojas. Su sucesor, César Bravo, ex zaguero de Ñublense en 2008 bajo la conducción técnica de Fernando Díaz, ha entrenado movimientos ofensivos que le permitan a su equipo dar el golpe en Chillán.

Los jugadores se juramentaron en Calama sumar la primera victoria que les permita dejar el último lugar.

“Nos toca jugar con un equipo que también tiene pretensiones y que va a salir a jugarse su opción. Pero debemos enfocarnos en nosotros, en que nuestro arranque de torneo no fue el que esperábamos y en que se nos agotó el margen para perder puntos. La única manera de sacarnos esta presión de no ir peleando arriba es ganar un partido, porque estamos trabajando bien”, expresó el portero Ezequiel Cacace.

El defensor Manuel Ormazábal reconoció el “ambiente genativo” que viven en Calama, pero creen que “como el partido es en Chillán, tenemos que positivizar el grupo desde adentro”.

Cobreloa marcha subcolista con dos  puntos, mientras que Ñublense está décimo con cinco unidades.

Comentarios