Los hinchas que dieron vida al libro “Centenario en Cien Palabras"

Por: Rodrigo Oses 05:00 PM 2016-09-04

A todos los une la pasión por Ñublense desde que eran niños o adolescentes.

Y es por eso que, inspirados en el amor por el cuadro chillanejo que cumplió 100 años, participaron en el concurso literario “Centenario en Cien Palabras”, que fue organizado por el Movimiento Autónomo Ñublensino de Esfuerzo y Valor y que derivó en la publicación de un libro con los 50 mejores relatos elegidos por un selecto jurado integrado por el periodista Danilo Díaz, el escritor argentino Eduardo Sacheri, Cristóbal Briceño (vocalista de Ases Falsos) y Nicolás Vidal (Revista DeCabeza).

La inédita edición, que se nutrió de la veta literaria de diversos hinchas del Rojo, fue lanzada el viernes en la Librería “Qué Leo”, hasta donde arribaron seguidores del equipo y ex jugadores como Ari Reyes, Víctor Ulloa y Carlos Valenzuela.

GANADORES
Entre los 11 mejores relatos que forman parte del libro en la categoría “El Once Ideal”, destaca el relato de Danilo Mora, quien fue el ganador según el jurado.

Este hincha tiene 31 años, es profesor de Educación Física y desde 1991 que sigue a Ñublense, cuando su padre lo comenzó a llevar al estadio. De hecho, la breve historia plasmada en las páginas de la edición “Centenario en Cien Palabras” se denomina “Infancia Roja”.

“Esta pasión parte por el cariño que siempre le he tenido a la gente que vistió esta camiseta y la que hizo mucho por el club, talento literario no tengo mucho, fue solo transformar las emociones en sentimiento, es lo que hacemos todos los hinchas. Quise transformarlo en un pequeño relato. Mis primeros recuerdos se remontan a 1991 cuando acompañaba a mi padre al estadio, tengo flechazos de partidos. Luego viví en Santiago, pero cuando volví desde 1999 lo he seguido siempre”, asegura Danilo, quien luce una nostálgica camiseta réplica del plantel de 1984 que armó Álex Veloso.

Consultado sobre el partido que más lo ha marcado, no tiene dudas.

“Antes que subiéramos de Tercera a Segunda, el gol del ‘Flaco’ Herrera, cuando se le da vuelta a Curicó Unido. Fue una gran alegría. Espectacular. Pero también recuerdo que el año 2001 estaba en el estadio cuando nos salvamos de caer a Cuarta División. Sentí que era un momento de cambio”, sentencia el profesor, que intenta utilizar el fútbol como “un elemento de convergencia social, de lo que sucede fuera de la cancha, por eso Ñublense ha logrado tener cien años”.

VIVENCIA DE JUGADOR
Carlos Valenzuela, otrora zaguero chillanejo que defendió la casaquilla de Ñublense en los 90’, también resultó finalista con su breve relato: “Uno de los 2.500 de siempre”, mientras que también fue publicado “El Milagro de Linares”.

“Por mi profesión (profesor de Lenguaje), escribo mucho, por eso cuando me enteré del concurso me acordé que tenía algunas cositas escritas sobre mi experiencia como jugador e hincha el club, y me entusiasmé. Mandé dos con la intención de expresarme y es un orgullo estar en esta publicación, que es parte del centenario de Ñublense, y que mucha gente va a leer”, revela el defensor.

“El relato sobre los 2.500 hinchas habla sobre la reflexión de un hincha que está en la tribuna que siempre se autodenomina como parte de esos fieles 2.500 hinchas que nunca fallan y que van todos los domingos, imaginándose ser jugadores. El segundo es una vivencia personal cuando en 1997 logramos salvar a Ñublense en Linares, quizás en uno de los peores momentos institucionales del club, con una de las planillas más baratas de la historia. Nos quedamos esperando en la cancha el resultado de Santa Cruz. Y cuento una infidencia, yo me hice un marco con ese cuento y le agregué una foto del diario La Discusión donde aparece la barra de Ñublense y se ven claramente mi hermano y mi padre, que falleció hace poco. Es un cuadro precioso y tenía ganas que alguna vez ese cuento fuera publicado. Cuando lo lean, a través de esta entrevista se darán cuenta de lo que estaba escribiendo”, sentencia Carlos.

PROFESOR ESCRITOR
En tanto, el profesor de Lenguaje del Colegio Concepción, Raúl Gutiérrez, revela cómo se inspiró para escribir su relato denominado “Carta al Director” y que fue el más votado por los hinchas en la categoría “Premio Galucha”.

“Me pareció una buena excusa para crear. Una noche me senté a recrear tres vivencias. Una con mi hermano, con mi padre y una carta al director, hace más de quince años. Como no lo tenía, lo recreé. Fue una linda excusa. Me encantó este Movimiento Autónomo Ñublensinos de Esfuerzo y Valor porque tiene mística”, confiesa el docente. 

 

“Toda la vida yendo al estadio con mi hermano y con don Miguel que aparece en un microcuento, con lluvia o sin lluvia, desde que tengo memoria. Con mi viejo cuando nos abrazamos para el título de Primera de 1976 con gol de Sergio Pérez, hay mucha historia. A mí el hito que más me marcó fue el ascenso a Primera de 1976. Tengo ese recuerdo vivo. Y otras cosas son más emotivas. Como cuando voy al estadio y encuentro lo que uno no espera. Por ejemplo en el microcuento yo revelo que en el estadio se avisó que un hincha que había comprado con 20 mil pesos, tenía que ir a buscar el vuelto. El estadio aplaudió completo. Fue lo mejor de esa tarde en que Ñublense empató a cero con Magallanes”, detalla. 

Francisco Abarzúa, chillanejo radicado en Punta Arenas hace 42 años, también logró la publicación de dos de sus relatos: “10 horas al Rojo” y “Décimas por los 100”,  que obtuvo el segundo lugar.

“10 horas al Rojo relata la celebración del ascenso a Ñublense a Primera en 1976 de un grupo de ñublensinos radicados en Punta Arenas y que escucharon el relato de Orlando Villamán. Terminaron en la comisaría detenidos por carabineros luego de tomar hasta el cansancio en la botillería Vinos Ñuble, que era de un chillanejo”, expresa uno de los hinchas con veta literaria que plasmó en las páginas de este libro todo su amor por Ñublense. 

“Estamos contentos por los resultados que tuvo el concurso y la participación de los hinchas. El libro es de calidad y superó las expectativas nuestras, así que felicitamos a todos los que concursaron”, evaluó Pablo Gómez, presidente del Movimiento Autónomo Ñublensino de Esfuerzo y Valor.

Comentarios