Fanáticos de la música cuentan por qué vuelve a sonar el casete

Por: Felipe Vergara Fotografía: Mauricio Ulloa 10:45 PM 2016-09-03

Primero ocurrió con el vinilo. Pese a que parecía ser una especie en extinción, los amantes de la música fueron buscando ese formato para tener la oportunidad de revivir un sonido distinto y de otra época. 

No obstante, el casete también fue protagonista entre los 80’ y 90’, generando una ola de recuerdo entre las generaciones actuales. 

Es por eso que de a poco vuelve a tener cabida en los estantes chillanejos, recuperando una parte de la historia imborrable. 

“Hay mucho material musical que no he podido encontrar en vinilo o compact disc. Por eso lo he conseguido en casete. Me agrada el sonido parejo de los casetes, no necesitan buenos parlantes para poder disfrutar la música”, reflexiona Harald Silva, quien hasta el momento tiene 15 unidades de sus grupos preferidos y pretende seguir sumando a su colección. 

A través de una radio de los 90, sigue escuchando los sonidos que marcaron una época. “Recuerdo mucho los viajes a Olmué con mi familia. Siempre el casete “Corazones” de Los Prisioneros sonaba en el viaje y por eso mismo me sé todas las canciones de ese gran LP”, recuerda. 

Leopoldo Astudillo también tiene cerca de unos 100 casetes, todos en distintas condiciones ya que uno les daba mucho a algunos grupos. El importante y que atesoro mucho es “El Delicado Sonido del Trueno” de Pink Floyd, “regalo de mis padres en aquella época. No podía creer el hecho de tener un original”, asume. 

Por su parte Carlos Troncoso cuenta: “los escucho en un huevito, esos de moda de fines de los 90”.

En total, guarda 74 piezas musicales en la mítica cinta. “Tengo varios trabajos de Queen, Elvis Presley, Deep Purple, Janis Joplin, Ozzy Osbourne, The Beatles, entre otros”, detalla. 

Eduardo Sabattini, quien es administrador del Centro Cultural Espacio Rock, también posee una amplia colección. En ella guarda no tan solo clásicos, sino que también trabajos de bandas emergentes o del “undergraund”. 

“Tengo como 200 casetes, originales. De rock antiguo, clásico, heavy metal, incluso la discografía de Metallica que es mi regalona. Me gusta escucharlos porque es otra velocidad, aprecias otros detalles de la música”, explica. 

Aquello también le genera amplios recuerdos, por ejemplo “estando en clases retrocediendo la cinta con lápiz para ahorrar pilas del personal estéreo. De hecho todavía tengo mi personal”. 

“Las bandas siguen sacando casete todavía. También hay reciclaje de casetes, donde bandas copian su música encima de producciones originales y las venden”, agrega de otra cara de esta tendencia. 

Comentarios