Con homenaje a Óscar Parra inauguran en San Carlos casa de Violeta

Por: Carolina Marcos Fotografía: Mauricio Ulloa 10:45 PM 2016-09-02

La bandera a media asta en señal de duelo recordó a los sancarlinos que el menor del clan Parra, Óscar, había partido este miércoles al encuentro de la más importante hija de la comuna, su hermana Violeta. Hoy se inauguró la casa natal de la artista, actividad que se transformó en una fiesta popular que comenzó en las afueras de la vivienda que fue reconstruida gracias a los aportes del Gobierno Regional, el CNCA, el municipio y la Subdere por más de 800 millones de pesos.


Fuera de la casa natal se instaló un escenario que dio paso a los discursos de las autoridades, encabezadas por el propio alcalde de la comuna de San Carlos, Hugo Gebríe, no sin antes realizar un minuto de silencio por el descanso de Óscar, el “Tony Canarito”. El gesto se realizó en retribución al apoyo que siempre el menor de los Parra brindó a la idea de que Violeta efectivamente era sancarlina y así también quedó ilustrado tras el discurso del edil, que cuestionó las versiones que señalan dudas respecto al origen de la folclorista, puesto que otras voces familiares han manifestado que Violeta nació en San Fabián de Alico, tesis que también apoya la Fundación Violeta Parra con asiento en Santiago.


“La hija de Óscar Parra me llamó hace algunas horas para agradecer este gesto que estamos teniendo con el menor de los hermanos. También lo hicimos con Lautaro, quien estuvo en esta casa y que quería regresar tan solo 10 días antes de su muerte ocurrida en Europa. Asimismo, lo hicimos con “Lalo” Parra.

Ellos y otros más de los hermanos estuvieron aquí, reconocieron y pusieron su sello. Declararon haber sido los hermanos de Violeta y haber sido los testigos de que Violeta nació en San Carlos y que estuvo en esta casa. Que el padre de familia tenía un escritorio en uno de los rincones de esta casa, en el lado oriente sur”, lanzó. 


“Por lo tanto nuestra Violeta es sancarlina, no nos queda ninguna duda y los que se quieran apropiar de su imagen y de este privilegio, lo siento por ellos. Tenemos el reconocimiento no solo de la familia, sino que también del Consejo Nacional de Cultura, y de Margot  Loyola, quien también estuvo compartiendo con nosotros y que fue la comadre y madrina de Violeta. Los testimonios son así, las cosas que hacemos nosotros son legales, los requisitos que cumplimos son legales y todo lo que alguien siga diciendo en la prensa y quiera arrogarse el derecho porque le llevan un cordero a alguien y le llevan longanizas de San Carlos (que son mejores), o las de Chillán, no importa, eso no da la categorización de que Violeta no es sancarlina. El certificado que van a ver adentro de la casa dice claramente que nació en El Roble 531”, gritó con fuerza entre los aplausos de los presentes.  


Pero el discurso del alcalde no fue el único gesto durante la ceremonia que intentó establecer la veracidad de la tesis sancarlina. Casi al finalizar el acto, se le entregaron copias del certificado de nacimiento de la folclorista a las autoridades presentes como René Carvajal, secretario regional ministerial de Obras Públicas; y Fernando Zavala, jefe regional de la Subsecretaría de Desarrollo. 


También a Militza Agusti, la museógrafa a cargo del mural que las loceras de Quinchamalí hicieron con más de 270 piezas y que retratan la vida de la artista. También lo recibió Pablo López, el escultor que donó un busto de la hija de San Carlos a la casa. Recibieron un reconocimiento especial las loceras de Quinchamalí y las bordadoras de Copiulemu que donaron las arpilleras que adornan la casa. 


Antes de despedirse, el alcalde informó que el Concejo Municipal aprobó la suma de ocho millones 650 mil pesos para la emisión de sellos postales que serán utilizados en la correspondencia que el municipio envía. Además, se van a vender en las oficinas de Correos de Chile, con el sello que reafirma que la cuna está en San Carlos. 


Otra figura presente en la ceremonia fue Sebastián, un español avecindado en San Carlos que en 1982 logró un hermanamiento de la comuna con el Ayuntamiento de Baena. Esta iniciativa permitió que el municipio pudiera adquirir la casa por un monto de 30 millones de la época.   

Esfuerzo público 

El proyecto de la casa natal de Violeta Parra fue ejecutado al alero del programa Puesta en Valor del Patrimonio, bajo la inspección técnica de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. El financiamiento se concretó a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional  y alcanzó una inversión total de $884 millones.

Comentarios