Crece presencia de niños inmigrantes en los jardines Junji de Chillán

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 09:10 PM 2016-09-02

Creciente ha sido el arribo de ciudadanos extranjeros a Chillán, sobre todo en la última década.


A la numerosa llegada de argentinos y peruanos a inicios del 2000, en los años recientes se suma la notoria presencia de personas provenientes de Ecuador, Colombia, Venezuela, Brasil e incluso de países más lejanos como Haití.


De acuerdo a los datos del Departamento de Extranjería de la Policía de Investigaciones (PDI), cerca de 700 inmigrantes viven en la provincia, destacando sobre todo los latinos (ver nota complementaria).


Dada la imperiosa necesidad de los ciudadanos foráneos de retomar el normal curso de sus vidas en tierras chillanejas y entregar a sus crecientes familias la garantía de un desarrollo social y económico adecuado, el sistema público ofrece uno de los principales beneficios, en términos educativos, donde se genera una interacción inicial con niños chilenos.


Demanda
Según explicó la coordinadora provincial de Ñuble de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), Gabriela Chávez, los siete establecimientos que administra la institución en Chillán acogen a un total de 11 niños inmigrantes.


Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Haití y Bolivia son algunos de los países desde donde provienen los pequeños que a diario comparten los juegos junto a los nacionales.


“En la mayoría de los programas de la Junji tenemos a niños y niñas inmigrantes. Esto se fundamenta desde la misión institucional, ya que nosotros otorgamos y ofrecemos educación y bienestar integral bajo la visión de una comunidad inclusiva, donde incluimos a todos los niños y niñas que requieran el servicio educativo que prestamos, indistintamente de su condición cultural, social, económica o nacionalidad”, explicó Gabriela Chávez y añadió que la presencia de niños y niñas extranjeras ha sido creciendo en los últimos años.


La funcionaria aclaró que pese a que muchos inmigrantes creen que existen barreras legales que de alguna manera impediría aprovechar el servicio de jardines para sus hijos(as) mientras no cuenten con su documentación de residencia oficializada en el país, aseguró que la repartición actúa como facilitador más que como un ente que  obstaculiza la entrega del beneficio.


“Cuando los padres están indocumentados o con visa transitoria, la institución facilita el ingreso al jardín de los niños, pero también orienta a las familias de cómo regularizar su situación para que así puedan tener acceso a otros servicios”, destacó.


Chávez admitió que si bien antiguamente se tenía la percepción generalizada de que los jardines Junji estaban dirigidos para un segmento socioeconómico bajo, comentó que esa idea ha ido cambiando en los últimos años.

“Camino para la socialización”
César Augusto Silho, brasileño originario del Estado de Minas Gerais, llegó hace un año a la comuna junto a su esposa chillaneja y el pequeño Augusto de seis meses.


El tener que asumir roles laborales obligó a la joven pareja a buscar un lugar donde dejar a su niño mientras cumplían sus faenas diarias.


Es así que llegaron en agosto pasado al jardín infantil y sala cuna Junji Aliwen, ubicado en la calle Schleyer.


César destacó el servicio que prestan en el local, en donde acogen a tres niños extranjeros de Colombia, Brasil y Perú, pero sobre todo apunta al importante espacio de socialización que significa el jardín.


“Creo que este es un buen camino para la socialización de los pequeños, sobre todo el mío que es extranjero. La interacción con otros niños lo ayudará a desarrollarse culturalmente como chileno, pero siempre guardando también su origen brasileño”, precisó el padre de 29 años.


Día del migrante
Si bien en diferentes partes del país como en Santiago ya es costumbre que se celebre el Día Nacional  del Migrante los primeros días de septiembre, en Chillán el acto conmemorativo se realizará por primera vez mañana domingo.


Con el objetivo de integrar y acoger a los inmigrantes que por diversas razones residen en la capital de Ñuble, el Centro Cultural de la Parroquia Santo Domingo organizará un encuentro de confraternidad en el gimnasio de la Escuela México.


Una misa litúrgica a cargo del sacerdote José Luis Ysern y la presentación de bailes típicos de diferentes países desde donde provienen los ciudadanos extranjeros, es parte del programa que informó el Centro Cultural parroquial.


“Nosotros somos personas emprendedoras que buscamos  impulsar el desarrollo de la región. La acogida ha sido buena y les doy las gracias al sistema educativo que 

Comentarios