“La regionalización es un tema a largo plazo, Ñuble no puede esperar"

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 09:00 PM 2016-09-01

Gabriel Boric se mimetiza con los jóvenes asistentes al 14º Encuentro Humanista organizado por el Instituto Santa María.


Más que diputado, parece un dirigente estudiantil más, bajo perfil que solo conserva hasta que toma el micrófono y comienza a analizar el actual acontecer nacional.


El líder del movimiento autonomista no comulga con la Nueva Mayoría, y no tiene pelos en la lengua para achacar al empresariado la principal razón del porqué no se termina con el actual sistema de AFP que los chilenos han salido a rechazar en masa.


Él, junto a otros ex dirigentes estudiantiles, es sindicado como parte de la nueva camada de políticos, esos que conformarán la denominada “tercera vía”.


Avanzar en descentralizar

- ¿Cree que elegiremos intendentes el 2017? Al interior de la Nueva Mayoría existe un sector que no está de acuerdo con el proyecto...
- Es difícil anticiparlo. Hemos tenido experiencias que nos invitan a ser escépticos respecto del efectivo cumplimiento de los compromisos del Gobierno. Sin embargo, creo que desde las regiones hay una convicción en la gran mayoría de la sociedad organizada para materializar la elección de intendentes ahora. Muchos de los conflictos locales que han estallado en los últimos años, tienen que ver justamente con la falta de autonomía y el centralismo asfixiante que se expresa, principalmente, en el aparato público. La elección  de intendentes es un hecho concreto, y además, un simbolismo importante, para revertir ese centralismo. Confío en que la presión que se va a ejercer desde las regiones, junto con el compromiso de los parlamentarios de regiones, van a contribuir a que esto se concrete. Mi llamado es a que la ciudadanía le exija a sus parlamentarios que se pronuncien de manera explícita, con plazos, al respecto. Mi posición es clara, yo quiero elección de intendentes el año 2017.


- Y en este contexto de descentralización, ¿es partidario de crear nuevas regiones? ¿Respaldará el proyecto que crea la Región de Ñuble cuando arribe próximamente a la Cámara?
- La actual Provincia de Ñuble, si no me equivoco, es la que actualmente tiene más comunas en el país; tiene más de 450 mil habitantes; tiene una actividad turística en ascenso y recursos naturales y geografía que ameritan una identidad propia, por lo que soy partidario que se constituya como región, que tenga una mayor autonomía, y que esto sea un impulso para su desarrollo. Ahora, estas cosas hay que hacerlas bien y no puede constituirse solo como una declaración simbólica que traiga más burocracia, y en eso hay que ser cuidadosos. Yo no he visto el proyecto en detalle, pero en principio, soy partidario de la Región de Ñuble.


- Hay parlamentarios que creen que en general, el proceso de regionalización no  se ha revisado desde 1974, y que se debe resolver eso primero, antes de crear nuevas regiones. ¿Qué opina al respecto?
- Concuerdo con que acá hay un tema mucho más macro, pero el problema es que de aquí a que discutamos eso, que seguramente será un debate a largo plazo, no podemos tener a la gente de la actual Provincia de Ñuble esperando eternamente. Me parece que podemos avanzar en descentralización a partir de acciones como éstas, y que no se constituya como excusa, un futuro proyecto del cual no se conoce nada.


Coherencia política
- ¿Por qué cree que el Gobierno ha sido tibio a la hora de plantear una solución al problema de las bajas pensiones? La gente salió a calle a decir No más AFP...
-Para nosotros, como movimiento autonomista, no hay pacto posible con quienes defienden a las AFP. El Gobierno termina respondiendo a presiones del gran empresariado chileno que ve en las AFP la viga maestra del sistema económico que ha existido en Chile. Para nosotros no hay matices, no se trata de perfeccionar las AFP, no se trata de crear una AFP estatal; se trata de terminar con el modelo de mercado en materia de seguridad social. Debemos avanzar hacia un sistema solidario, administrado por el Estado, mediante un organismo autónomo al estilo del Banco Central, que no tenga fines de lucro ni sea un negociado para una elite empresarial que finalmente se termina aprovechando de esto para hacer sus propios negocios, a costa del trabajo, el esfuerzo y la miseria de los trabajadores y trabajadoras chilenos.


-Ustedes han dicho que levantarán una fuerza propia para las presidenciales. En la Nueva Mayoría, ¿a quién ven con mejores ojos: Ricardo Lagos o Alejandro Guillier?
-La política chilena está muy electoralizada y en función de los plazos que imponen las elecciones. Para nosotros, el proceso es mucho más amplio, hay que ver la foto más grande. Sabemos que es un camino largo, pero todo empieza con un primer paso. Es muy muy reducido pensar que competiremos en la próxima elección presidencial, esto va mucho más allá de eso. El problema de la Nueva Mayoría no son las personas en particular, sino la incoherencia política de su proyecto. Si bien respeto al senador Guillier individualmente, creo que si se aglutinan de nuevo en torno a un personaje que le va bien en las encuestas, y terminan acordando un programa que no es representativo de sus convicciones políticas, va a pasar lo mismo que con Michelle Bachelet. Da lo mismo la cara, el problema es la falta de coherencia del proyecto político como tal. 

Comentarios