Programa para erradicar trabajo infantil pone foco en comunas de Ñuble

Por: Felipe Ahumada Fotografía: LA DISCUSIÓNTR 10:35 PM 2016-08-30

No cuesta mucho recordar cuando hace algunos años era común ver a niños trabajando en los supermercados de casi todo el país, embolsando la mercadería de los clientes.  Y mientras algunos lo interpretaban como una buena forma de apoyar a los menores de menos recursos para sacarlos de la calle, generarles algo de ingresos y hasta darles experiencias laborales, pronto la lectura cambió y se puso en la mesa en que lo mejor que se puede hacer con los niños es fomentarles el que estudien, adquieran valores y que vivan como niños normales.


Entonces no hubo más niños en los supermercados, al tiempo en que en 2012 un informe del Ministerio del Trabajo aseguraba que en el país había cerca de 219 mil niños trabajando, lo que además de ser considerado una explotación, es ilegal.


Si bien no se ha renovado tal estudio, desde la Seremi del Trabajo estiman que tal cifra ha aumentado cerca de un 6% en el país. Por esta razón es que a nivel regional la Seremi, y la coordinación regional del Consejo de la Infancia (que depende directamente de la Presidencia) comenzaron a realizar talleres preventivos en todas las provincias del Bío Bío, escogiéndose algunas comunas para la realización de estas mesas, que como factor común presentaran estadísticas indiciarias de la existencia del trabajo infantil, y en Ñuble, se escogió a Coihueco.


“La razón por la que se escogió a Coihueco parte por el hecho que nos encontramos con el compromiso total del alcalde, Carlos Chandía, para apoyarnos en esta iniciativa y también porque acá hay algunas situaciones como una cantidad importante de deserción escolar, sectores donde hay mucha pobreza y también existe mucha actividad agrícola, que es precisamente uno de los rubros en donde más se emplea a menores de edad”, explicó Rubén Salazar, coordinador regional del Consejo de la Infancia.


El propósito de estas mesas es entregarles a los titulares comunales las estrategias desarrolladas por el Gobierno para comenzar a bajar las cifras que los aquejan.


“Sabemos que no será un trabajo que se cumplirá de la noche a la mañana, de hecho nos hemos planteado como meta llegar al año 2025 con la erradicación total del trabajo infantil,  que incluye niños de hasta 7 años”, explicó Salazar.


Se inició con talleres para profesores, para que comiencen a promover entre los alumnos la importancia de terminar sus estudios y la proyección laboral que la condición de egresados de Enseñanza Media les significa, en desmedro de una deserción motivada por la consecución de ingresos inmediatos, pero que serán siempre bajos.


La leña, el campo y las ferias
Mientras que en comunas como Lota el trabajo infantil se concentra en la venta de leña y en Los Ángeles, los menores de edad suelen ayudar a sus familias en las veranadas, en Ñuble hay comunas como Coihueco, El Carmen o San Ignacio en donde ellos encuentran trabajo remunerado en las faenas agrícolas; así como en ciudades como Chillán y San Carlos, “los hemos visto vendiendo verduras”, explicó Salazar.


La principal razón que se argumenta para esta realidad es la pobreza que padecen ciertas familias, por eso es que romper con este ciclo, el evitar la deserción escolar y dotar de mejores salas cunas y jardines infantiles, serán las claves para cumplir con  la propuesta.

Comentarios