SIP prepara patrullajes nocturnos para prevenir el abigeato

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:20 AM 2016-08-29

Pese a que fue en noviembre de 2006 que el gobierno modificó la ley que endureció las penas para el delito de abigeato, las distintas intendencias regionales año a año, y en especial a semanas de la llegada de septiembre, convocan a reuniones para trabajar en su prevención y persecución.

Así, mientras que en Puerto Montt y en La Araucanía ya se formalizaron campañas y acciones de coordinación, en Ñuble se espera que ésta arranque hoy, teniendo siempre a la cabeza a la Sección de Investigación Policial (SIP) de Abigeato, que en nuestra provincia tiene asiento en la Primera Comisaría de San Carlos.

Conforme a las estadísticas de esta unidad, en 2016, ya se han hecho 51 denuncias por robo de ganado grande (vacunos, caballares) y pequeño (Cerdos, caprinos y bovinos), de las que “se han recuperado los animales en 10 ocasiones en San Carlos y otras tres en Chillán, sin contar lo que se ha conseguido en otros sectores como San Fabián de Alico o Yungay”, explicó el sargento Claudio Valenzuela, jefe de la SIP de Abigeato Ñuble.

La cifra representa apenas un descenso mínimo respecto a la misma fecha del 2015, año que observó un peak respecto de lo denunciado en los últimos 5 años “y como sabemos se espera que en estas fechas, las incidencias aumenten en a lo menos un 15%, desde la segunda semana de agosto, hasta fines de septiembre. De ahí ya baja mucho este delito”.

La estrategia es nocturna
Para Carabineros, no hay un patrón uniforme en la manera de robar animales ni tampoco otro tipo de relaciones que les permitan pensar que están ante bandas organizadas, “más bien son personas de estos mismos sectores que estudian los predios y las dinámicas de los ganaderos”, aclara Valenzuela.

El sargento, sí plantea que el grueso de los robos se producen de noche con la consecuente desventaja de que los dueños descubren el robo al día siguiente “y sabemos que apenas matan a un animal grande, en menos de 30 minutos lo tienen totalmente despostado y eso hace imposible reconocerlo”, precisa.

Como respaldo de tal observación, en sectores como Ñipas o San Carlos, entre mayo y abril se perdieron cerca de 17 vacunos y caballares, y lo único que dejaron fue la cabeza de estos animales, ya que hasta la lengua y los ojos les sacaron. Algunos de los animales perdidos eran vacas preñadas.

Por esta razón el trabajo de la SIP se encargará de realizar patrullajes preventivos durante la noche, especialmente en donde los ganaderos les adviertan sus sospechas ante repentinas apariciones de vehículos extraños y personas desconocidas merodeando sus predios.

La última recuperación fue el 23 de agosto último, ocasión en que la SIP recuperó tres caballos avaluados en un millón de pesos robados del sector Agua Buena.

“Es importante señalar que si bien la cantidad de detenidos por este delito es aún menos que la de animales recuperados, ha habido personas que han sido detenidas incluso con armas robadas en su poder”, advirtió.

Carabineros explica que el abigeato es un delito muy complejo de controlar y como lo reconoce el propio presidente de la CAR Ñuble, Guillermo Martínez, “sentimos que las penas son muy bajas aún, este es un tema gravísimo y hay que trabajar con seriedad al respecto”.

Comentarios