Alejandro Fernández y el premio al mejor director en Sanfic 2016

Por: Felipe Vergara Fotografía: Sanfic 08:40 AM 2016-08-29

“Estoy feliz por el premio porque esta película se completa con el público chileno, faltaba la otra mitad, así que es muy satisfactorio”, reflexiona con entusiasmo Alejandro Fernández Almendras al expresar su sensación tras ser galardonado con el premio al mejor director en el Festival Internacional de Cine de Santiago, Sanfic 2016, que se coronó la noche del sábado. 

Para el afamado realizado chillanejo, el premio obtenido en el certamen capitalino confirma la alta expectativa existente sobre su cuarta película, que se estrena comercialmente en el país esta semana y que en su opinión se relaciona a una temática contingente, que sintoniza con el espectador, en un momento particular por el que atraviesa el país.

“Parte de una sensación ambiente que se vive en el país, con una especie de enojo, molestia generalizada respecto a como se imparte justicia, como los grandes intereses económicos manejan el país, como una enorme mayoría de chilenos se somete a la voluntad de unas pocas familias que hacen las leyes a su medida y que luego se dedican a manejar el país sin importar el resto. Es una película que toma esa sensación ambiente y a partir de esto cuenta una historia que se relaciona con la contingencia y por lo tanto una serie de sutilezas, una serie de lecturas solo son posibles para quienes viven en Chile y experimentan a diario las injusticias de este país”, comentó el realizado a LA DISCUSIÓN.

Para el realizador,  es importante que el estreno en Chile de la cinta para impulsar también una discusión en torno a las elites. 

“Es super importante que se  entienda, más allá de hacer un juicio,  se reflexiona mucho sobre como funciona la elite en Chile y aunque nosotros no vivamos en esa elite, sabemos como funciona porque se ver reflejado en nuestras vidas, entonces el premio es super bonito”.

Para Fernández, la película busca sintonizar con el público chileno.  

“Es una película que se completa con el público chileno, es una mitad que no existe sin la otra mitad, que es el público, este premio y la reacción en el Sanfic lo confirma, la gente ha reaccionado entendiéndola, disfrutándola y reflexionando sobre lo que somos y como estamos”.

“Aquí no ha pasado” representa hasta ahora la película más comercial del chillanejo, director de Huacho, Sentados frente al fuego y Matar a un hombre. 

“Todas las películas han tenido su proceso, su vida, su propia característica, esta película apela a otro público tal vez más masivo, por temática y las formas, hay mucha música, es muy dinámica, avanza, no es tan reflexiva como Huacho y Sentados frente al  fuego,  me gusta probar distintas cosas y que cada película genere diferentes formas, me entusiasma hacer cine para estar cambiando todo el tiempo”, asevera.

Otros ñublensinos 
Además de Alejandro Fernández, el cine ñublensino en Sanfic estuvo representado por otros dos exponentes. 

Patricio Valladares, presentó al público Downhill, que conjuga lo mejor del cine de terror, un género que le ha generado las más grandes satisfacciones. 
Este trabajo tiene la particularidad de haber sido grabada en el sector de Las Trancas y sus alrededores, por lo que la atmósfera ñublensina está completamente presente en cada una de las escenas. 

En tanto La Mentirita Blanca es la única que no tuvo exhibición en sala. Sin embargo, de todas maneras participó a través de la categoría Sanfic Industria, donde las películas que aún no están terminadas tienen la posibilidad de buscar medios de producción y distribución con los más importantes gestores del cine. 

Así lo señaló su director sancarlino, Tomás Alzamora. “Estamos realizando alianzas para terminar la película porque hay que post producirla. Postulamos al Fondo Audiovisual para desarrollar ese trabajo, pero si no lo ganamos necesitamos un ‘plan b’. Por ejemplo, estábamos viendo la alternativa de hacerlo en México”, relata. 

Comentarios