Letrero le recuerda a los concejales que no pueden efectuar regalos

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 09:45 PM 2016-08-25

El 25 de julio pasado partió oficialmente el período de campaña electoral municipal, para efectos de percibir aportes y realizar gastos. Ese mismo día, comenzó a regir el artículo 24 bis de la Ley 19.884 sobre Transparencia, Límite y Control del Gasto Electoral, que prohíbe a los precandidatos y candidatos efectuar, con ocasión de la campaña electoral, erogaciones o donaciones en dinero o en especies, en favor de organizaciones, de personas jurídicas o de personas naturales distintas de su cónyuge o parientes.

Este importante cambio en la normativa ha tomado por sorpresa a quienes a diario visitan la oficina de los concejales de Chillán, ya que por iniciativa propia, los ediles pegaron un cartel que explicita la prohibición de colaborar monetariamente con los ciudadanos en período de campaña.

Es decir, ya no pueden -hasta el próximo 23 de octubre- comprar regalos para bingos, pagar cuentas de luz, de agua, gastos médicos, pasajes de bus, etc., prácticas que antes no estaban reguladas, y que si bien siempre han formado parte de la mitología electoral, se daban; principalmente por el posterior rédito electoral.

Algunos más, otros menos. Hasta $250 mil de sus propios bolsillos destinaban algunos ediles en época de campaña para satisfacer las necesidades de algunos “habituales” que requerían colaboración. 

“Sin duda era una práctica habitual en otro contexto, que no me cabe duda, va a seguir ocurriendo después de las elecciones. Lo rescatable de esta ley es que va a permitir que los concejales se concentren en sus verdaderas misiones y responsabilidades, y no solo en la entrega de dádivas a agrupaciones o personas, con el objetivo de conseguir apoyo electoral. Tenemos autoridades que son realmente un aporte en el desarrollo de las comunas y las regiones, pero finalmente no son electas debido a su carencia de recursos para hacer regalos, así como hay otras que regalan mucho, pero son poco o nulo aporte en los temas que realmente importan”, sostuvo el ex concejal de Chillán, Rodrigo Sandoval.

Otro ex edil chillanejo, Cristian Quiroz, coincide en que se trata de una costumbre arraigada. “Es una práctica común que diversas autoridades de elección popular colaboren con instituciones o personas naturales. Al respecto, creo necesario distinguir entre la cooperación con instituciones o fines colectivos, tales como donación de premios para bingos de clubes o juntas de vecinos que requieren reunir fondos para el desarrollo de sus actividades; y por otro lado, una evidente práctica de clientelismo. Esta última expresada en el pago de cuentas, regalos u otros a personas naturales, y que a cambio, se espera la fidelidad política. Esa práctica lamentablemente es común y nociva para la democracia”, sostuvo el actual consejero regional, quien comparte la regulación del tema, pese a la escasa capacidad fiscalizadora del Servel. “Es necesario sancionar a quienes promueven redes de clientela, que son una expresión de la corrupción, pero a la vez, se debe educar cívicamente en orden a cuáles son los roles y responsabilidades de cada autoridad”, dijo.

Ayudas sociales, no políticas
En el actual Concejo Municipal, la mirada respecto de la nueva normativa no es del todo positiva.

“Uno siempre ha colaborado con las juntas de vecinos, realmente no me gusta esta ley, que para variar, fue inconsulta. Desde nuestros propios bolsillos ayudamos, nadie nos financia esto. Se trata de pequeños apoyos, nada ostentoso, para que las organizaciones realicen sus bingos. En lo personal, nunca he pagado una cuenta, eso no corresponde. En todo caso, un pequeño regalo no compra conciencias”, sostuvo el radical Juan López.

A quien tampoco le convence mucho la nueva regulación, es al concejal Joseph Careaga (UDI). “La gente no entiende mucho esto, pero es la normativa y hay que acatarla, pese a que hay muchas cosas con las que no estoy de acuerdo. Yo nunca he visto a un concejal pagando cuentas, pero sí colaboro con los bingos y platos únicos, más como Joseph Careaga, que como concejal. No tiene nada que ver con el ámbito político, yo también he necesitado ayuda en algún momento”, manifestó. 

Comentarios