Municipio de Coelemu rechaza ubicación de futura central a biomasa

Por: Roberto Fernández Fotografía: Victor Orellana 10:35 PM 2016-08-24

Su rechazo a la ubicación propuesta para instalar una central a biomasa manifestó la alcaldesa de Coelemu, Laura Aravena, quien sostuvo que el municipio compró un predio contiguo donde pretende construir 500 viviendas sociales.

La jefa comunal se reunió este miércoles con dirigentes de los comités de allegados Matadero 1 y 2, Héctor Irribarra y Marta Machuca, respectivamente, quienes le expresaron su preocupación por el proyecto energético Planta Bionergía Ñuble, que se emplazaría en un predio de 10 hectáreas, en una zona rural (lote Nº 4 del fundo Las Pataguas), aproximadamente a 2,2 kilómetros al Este de la zona urbana de Coelemu, y que el 18 de agosto recién pasado reingresó su declaración de impacto ambiental al Servicio de Evalución Ambiental.

Pide cambiar ubicación
“Yo no estoy en contra del proyecto, pero creo que debiera buscar una ubicación distinta, porque no es posible pensar en un conjunto de viviendas al lado de una planta industrial, imagínese cómo van a vivir, junto al ruido. Por eso la gente se opone, no quieren vivir al lado de una central y nosotros los apoyamos”, expuso Aravena.

La alcaldesa recordó que el municipio adquirió un predio de 10 hectáreas en 330 millones de pesos, en lo que antes fue un vertedero, con el objetivo de desarrollar un proyecto de viviendas para 500 familias, sin embargo, reconoció que se trata de una zona rural, por lo tanto, se requiere cambiar el uso de suelo para desarrollar un proyecto habitacional. “Estamos trabajando en eso, precisamente, tenemos que ver el tema del uso de suelo”, admitió.

Con el objetivo de buscar una solución al conflicto, la alcaldesa de Coelemu adelantó que intentará reunirse con los representantes de la empresa para llegar a algún acuerdo.

Empresa defiende ubicación
En la empresa Planta Bio-E Ñuble I SpA, su gerente general, Rodrigo Torres, quien fue seremi de Energía durante la administración Piñera, se sorprendió con los dichos de la alcaldesa y recordó que han solicitado audiencia con ella, sin obtener respuesta hasta el momento.

“Como ex seremi tengo muy claro que es clave socializar los proyectos y por eso, lo primero que hicimos, fue reunirnos con todas las autoridades involucradas, y también con los vecinos, de hecho, en el marco de la declaración de impacto ambiental realizamos entrevistas a todos los vecinos que viven en un radio de 2,2 kilómetros de la planta, que son una decena aproximadamente, sin embargo, le estamos pidiendo audiencia a la alcaldesa, pero no nos ha recibido formalmente”.

Torres dijo no tener antecedentes formales de que en un terreno contiguo al de la futura planta se pretende levantar una población, y planteó que según el Plan Regulador dicho sector está definido como de aptitud forestal.

“Nosotros hicimos un trabajo concienzudo buscando la mejor ubicación en la región, y ésta es la mejor ubicación para instalar la central, por varias razones: se encuentra cercano a predios con disponibilidad de biomasa forestal, no existen áreas protegidas, está bastante aislado, pues no hay población en 2,2 kilómetros a la redonda y está lo suficientemente cerca de Coelemu, donde existe mano de obra calificada que queremos contratar para la operación de la planta”, argumentó Torres.

Respecto del terreno, el profesional precisó que se trata de un paño de propiedad de Mininco y que existe un compromiso de compraventa.

Consultado sobre los impactos de la operación de la planta, Torres enfatizó que perfectamente puede convivir con una población: “nuestro interés es ser buenos vecinos, por eso la planta está diseñada para operar con tecnología de punta, que genera un mínimo de emisiones, y nosotros estamos dispuestos a apoyar dicho proyecto de viviendas. Basta mencionar a modo de ejemplo, que en Coelemu hay otra planta de biomasa (Forestal León) que está emplazada junto a una población y entiendo que no han tenido problemas. Además, sabemos que existe interés de parte de la gente para que se construya la planta, porque generará empleos, porque compraremos la materia prima en la zona (aserraderos y pequeños propietarios de bosques), lo que tendrá un impacto económico local importante, porque la patente la pagaremos en la comuna”, puntualizó.

El proyecto
La planta Bioenergía Ñuble es una central a biomasa que demandará una inversión total de US$44 millones y contempla la instalación de una unidad de generación eléctrica con una potencia nominal de 20 MW, que funcionará mediante calderas de combustión de biomasa forestal.

Se estima que durante su construcción generará 150 puestos de trabajo, y durante su operación, requerirá de 50 operarios, además de generar 150 empleos indirectos.

Comentarios