“La actividad cultural en Chillán llegó a ser incesante en una época”

Por: Carolina Marcos Fotografía: Fernando Villa 08:25 AM 2016-08-24

A pesar de las décadas que lo separan físicamente de la ciudad, Pedro Lastra se siente un chillanejo más y así se mueve por las calles que lo vieron crecer en el siglo pasado. 


El poeta y escritor llegó a Chillán para cumplir con dos importantes actividades. La primera de ellas se realizó anoche en la Escuela de Cultura Artística, en donde Lastra recibió un homenaje. La segunda, se realizará hoy cuando el escritor participe de la conferencia inaugural en el XVII Coloquio de Humanidades que este año lleva por título “Una vida entre libros, letras de América” junto a Rosa Díaz y Federico Pastene. La actividad está programada a partir de las 11.00 horas en el Salón Auditorio Miguel Jiménez Cortés. Más tarde, a las 19.00 horas en el Centro de Extensión de la casa de estudios, se presentan Juan Gabriel Araya y Patricio Espinoza. 


Ayer, además, se divulgó el nombre del Premio Nacional de Literatura, distinción a la cual Lastra también postulaba. El galardón finalmente quedó en manos del poeta Manuel Silva. “Éramos 17 candidatos, todos amigos míos, gente muy cercana y a la que respeto y admiro mucho. Yo creo que el Premio  Nacional de Literatura es un reconocimiento al que todas las personas que estamos en estas tareas podemos aspirar, por lo que la decisión es justa”, comentó.


Chillán en el corazón
Pedro Lastra nació en Quillota en 1932 y cuando apenas tenía unos meses, sus padres lo trajeron a vivir a Chillán. “Acá viví en Chillán Viejo, estudié en la Escuela Nº 2 desde 1939 a 1944. Después estudié en la Escuela Normal hasta 1950. A mis maestros les debo lo que soy”, dijo emocionado. 


El poeta vivió y se desarrolló en una época bien especial para Chillán, puesto que en esas décadas salieron a la luz destacados artistas en las más variadas disciplinas. “Los años 40 y 50 fueron de una actividad verdaderamente excepcional. El periódico central era el Diario LA DISCUSIÓN que dirigía su propietario, Alfonso Lagos Villar. Todos los que escribimos comenzamos ahí. Mis primeras crónicas fueron publicadas ahí. Eran crónicas literarias que no quiero recordar ahora, porque eran muy precarias”, dice entre risas. 


“Don Alfonso tenía esa visión y gran gentileza, de atender a los principiantes y ayudarnos a superar nuestras limitaciones”, recordó. 


“Luego, don Alfonso estableció los llamados ‘Lunes Literarios’ y quedé a cargo a mediados de la década de los cincuenta de estas líneas. Esto se desarrollaba en la página de redacción del matutino, en donde se daba cuenta de la actividad literaria de la ciudad. Esas crónicas las mandaba desde Santiago, en donde estaba yo trabajando”, dijo respecto de sus recuerdos en torno a LA DISCUSIÓN. 


“Yo siento que el desarrollo que se daba acá en muy pocas regiones ocurría. La actividad era incesante. Por esos años se había fundado Radiodifusión Cultural de Chillán, animada por Enrique Gajardo Velásquez. Él realizó tareas múltiples desde la radiofonía y el teatro. Fue una tremenda experiencia para todos nosotros”, puntualizó. 


“Aquí había espacio para todas las vocaciones y creo que es una instancia que debemos recuperar. Estuve muchos años fuera del país y siento que en algunas regiones y sectores como Chillán, se ha disminuido la actividad que antes permitió el descubrimiento de muchas vocaciones”, explicó. 


Lastra también tuvo palabras para la noticia que recibió estando en Santiago y que dice relación con el nuevo Teatro Municipal. “Me parece maravilloso, debemos celebrar esto y agradecer a todos los que hicieron posible que se concretara este largo anhelo. Yo vi las primeras piedras en 1940, cuando era estudiante de la Escuela Nº 2 de Chillán Viejo. Eso se comenzó a levantar en 1940 y todo quedó inconcluso. Hay un esfuerzo mancomunado que en los últimos años pudo llegar a término feliz. Es una gran realización y la comunidad se verá tremendamente favorecida”, precisó. 

 

Comentarios