Cocina Pública llega a Chillán con música, gastronomía y poesía

Por: Carolina Marcos Fotografía: CNCA 09:25 PM 2016-08-23

No solo comida traerá Cocina Pública, el montaje de Teatro Container, que visitará a la ciudad este sábado en el marco de la Convención Nacional de Cultura que comienza el viernes en Chillán. Así lo explica el director de la compañía, Nicolás Eyzaguirre, quien adelantó a LA DISCUSIÓN los pormenores de la inédita actividad. 

“Vamos a hacer una Cocina Pública con toda la gente que viene a la Convención de Cultura. Los que cocinan son los funcionarios del Consejo Regional de Cultura, presentando a su localidad con productos típicos. Por esto el menú es porotos con longaniza de Chillán y cosas que vamos a comprar en el mercado”, cuenta entusiasmado. 

Nicolás además precisa que en la cocina, los ayudará una experimentada mujer de la zona, la que preparará pan amasado y tortillas de rescoldo para todos los invitados a la actividad. “Queremos acercarnos al territorio a partir de su gastronomía y de la memoria que esa gastronomía activa en esas personas de Chillán, las que a su vez invitan al resto de Chile a compartir”, explica. 

El director señala que la idea es precisamente ofrecer las condiciones para promover el diálogo. “Esto tiene que ver con eso, con el espacio cultural que significa la mesa, ese espacio primario en donde compartimos nuestras ideas y palabras”, indica. 

Mientras la gente del consejo esté cocinando, se dejará el micrófono abierto. Parte del elenco hará música, pero también participarán algunos invitados a la convención con poesía. “Viene gente de Valparaíso y nosotros traemos un container con la cocina dentro para armar todo. Estamos planificando la actividad para 200 personas, y justo vamos a llegar al corazón de Chillán”, dijo. 

Compañía
Teatro Container es un colectivo de creación artística nacido en Valparaíso. Tras la puesta en marcha del Festival Teatro Container el año 2008, investiga y trabaja sobre las relaciones entre arte y territorio. Sus trabajos de creación escénica buscan implicarse en la coyuntura territorial, desarrollando diversas metodologías de creación y acción colectiva comunitaria que permiten reconectar el teatro con su rol público.

Sus integrantes han colaborado estrechamente con el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (tal como sucederá con la Convención de Cultura que se desarrollará este fin de semana en Chillán) y han participado con éxito de otras instancias, como el Festival Santiago a Mil. 

El director explica que, en el caso de este montaje en particular, la iniciativa es interesante porque el arte culinario es un arte común. “Todos cocinamos, todos los días, aunque sea un huevo revuelto. Todos tenemos opinión sobre la comida e incluso somos capaces de criticar la preparación de un plato. Todos somos herederos de tradiciones culinarias, portadores de secretos y prácticas. Todos somos autores cuando nos aventuramos a preparar algo nuevo siguiendo nuestra imaginación”, advierte.
Por esto, lo que presentarán en Chillán es una obra en búsqueda de recetas, de aromas que desatan historias, rememoran personajes y revelan momentos íntimos cargados de sabores y de humanidad. Sus actores principales, vecinas y vecinos cocineros, preparan sus recetas junto a los comensales, generando un delicioso acontecimiento colectivo que permite el reconocimiento y el disfrute de diversas prácticas y costumbres culinarias que habitan nuestras mesas. La idea, dicen, es que los participantes externos decidan qué cocinar y cómo se hará. 

La actividad se desarrollará a partir del mediodía en la explanada de la Gobernación Provincial de Ñuble. Para evitar que el viento juegue una mala pasada, se instalará una gran carpa. “Ya conocimos el lugar, reconocimos el terreno y vamos con todas las ganas a Chillán”, precisó Nicolás en medio de todos los preparativos. 

Comentarios