“Ñublense, nuestra historia” promete emoción y recuerdos

Por: Camilo Díaz Fotografía: Gentileza CDF 10:25 PM 2016-08-18

“De verdad hay momentos que son mágicos, lo que pasa con Nelson Oyarzún, parte de la historia del ‘Torpedo’ Núñez, lo que pasa con el terremoto”, es el relato de Matías Calquín, director del documental “Clubes, nuestra historia”, describiendo lo que en 40 minutos plasma la producción del centenario club de Ñublense, que se alza como el octavo club profesional chileno en sumar 100 años de vida.


Al grueso de los asistentes de la reciente gala centenario vivida la noche del martes en el Teatro Municipal de Chillán, el documental simplemente les tocó la fibra, tras lo exhibido en la “avant premiere”, que por una cosa fortuita, coincidió que estuviese listo para la semana de festejo diabla.


“La verdad no lo habíamos pensado de esa forma, fue algo fortuito, pero qué mejor momento que poder tener el capítulo de Ñublense en esta celebración de los 100 años”, reconoció Calquín, quien también estuvo presente en las butacas del Teatro y presenció en primera persona los vítores y emocionados aplausos del resto de los asistentes.


La segunda temporada de la serie con ocho capítulos parte el día 20, a las 22.00 horas por CDF, con la Universidad Católica, y el segundo capítulo, siete días después, es el estreno de “Ñublense, nuestra historia”, que cuenta entre otros con soporte informativo y gráfico del archivo de LA DISCUSIÓN, además del aporte de los periodistas Marcelo Herrera y Rodrigo Oses.

 
“Lo grabamos hace un par de meses, estando en Chillán una semana rodando. Hablamos con muchas personas, periodistas, jugadores, está bueno. Luego de hacer el trabajo de compilar el material, revisarlo, armarlo (...) Pasa mucho que por el estándar del capítulo, que dice que la serie son de 40 minutos, que nos gustaría estar ahí un par de horas contando historias, y la de Ñublense es una de esas que nos quedó corto el tiempo. Fuera de Santiago, hemos encontrado historias muy lindas, entre ellas la de Curicó, que de verdad al momento de revisarlo se nos pararon los pelos. El mismo Ñublense, hay una secuencia del terremoto que es muy gráfica y que conecta muy bien con la historia de Ñublense, la historia del club, asociado a la misma ciudad”, explayó el director, quien finaliza anticipando que el trabajo “tiene una factura impecable, un relato impecable, y de verdad hay momentos en que se llegan a parar los pelos. Ojalá les guste mucho”.

Comentarios