“Hoy el hincha tiene que ir alentar el escudo y a la institución”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Mauricio Ulloa 08:30 AM 2016-08-17

Guardavallas fue reconocido como parte del Once Centenario, así como Gladiador Centenario Internacional

Una intensa agenda ha tenido el uruguayo desde su arribo a Chillán, que hoy será reconocido en el Nelson Oyarzún Arenas

En paralelo al arribo del contingente colombiano del América de Cali, Alexis Viera se adelantó en su llegada tanto al país como a la capital de Ñuble. El uruguayo ex arquero de Ñublense y también de los Diablos Rojos cafeteros, viajó junto a su esposa Andrea Espel y sus hijos desde Uruguay para arribar a Santiago el día domingo, ciudad donde fue recibido por su amigo y ex compañero en Ñublense, actual Colo Colo, Julio Barroso.

Ya durante el lunes, si bien estaba pronosticado que el “Pulpo” arribara durante el transcurso del día a Chillán, algunos malestares estomacales que arrastraba desde su salida en Uruguay, le pasaron la cuenta y recién a las 21:30 horas de dicho día salió rumbo a Chillán.

Ayer pasado el mediodía arribó a las dependencias del complejo de Ñublense en Paso Alejo, lugar donde estuvo cerca de dos horas y se reencontró con muchos a quienes no veía desde su estancia bajo el pórtico diablo, entre la mitad del 2010 y todo 2012, donde jugó 63 partidos por el rojo. Segundo club en el que más tiempo estuvo atajando, pues en el América de Cali sumó 110 partidos entre el 2009 y 2010, y posteriormente entre el 2013 y 2015.

Precisamente el 25 de agosto de ese 2015 en Cali, el también apodado “Animal”, fue sorprendido junto a su esposa por dos delincuentes que venían en una moto, al momento que ellos salían de un cajero automático, lugar donde se desató la tragedia que a la postre tras dos disparos recibidos por el deportista, le significó perder la movilidad en su extremidades inferiores, pero que poco a poco ha ido recuperando en un avance ejemplar.

“Hay que respetar los procesos”
“Ando acá en Chillán desde las 5 de la mañana, me levanté y me fui al complejo y recién vengo para el hotel y ya me voy al evento, no me dejan quieto”, comentaba el propio Viera riendo en horas de la tarde de ayer.

Ya con más tiempo y en la previa de comenzar la Gala Centenario, Viera no tuvo reparos en hablar de sus primeras horas en Chillán. Posteriormente, en el transcurso de la ceremonia, fue parte del Once Centenario, así como también elegido Gladiador Centenario Internacional.

-¿Muy intensas tus primeras 24 horas en Chillán?
-Sí, la verdad muy intenso, tengo poco tiempo para quedarme quieto, tengo que disfrutar de vuelta el cariño de la gente, de la institución, directivos, jugadores, de todos los funcionarios, la hinchada acá de Chillán que es tan maravillosa y me atendieron a mí y a mi familia de maravilla. Una ciudad que nos enamoró con mi señora, pero que lamentablemente el fútbol tiene esas cosas que uno tiene que emigrar y tomar nuevos rumbos.

-¿Sorprendido con la invitación a los 100 años del club?
-Hoy estoy totalmente agradecido que la institución me haya llamado para un evento tan importante como los 100 años.

-¿Cómo vislumbras el proyecto deportivo que apuesta la gente de la cantera?
-Es hora que Ñublense apueste a la gente de aquí, de la zona, a los jóvenes, al patrimonio del club, que es lo que lo va hacer crecer, porque sabemos que si no sacan jugadores y siempre es comprar, comprar, los equipos quiebran. Lo importante que hoy Ñublense está formando un equipo para el futuro. El proceso lo que dura, siempre son de 3 a 4 años.

-¿Hay que pedirle paciencia al hincha?
-Pasa que la gente quiere resultados hoy, y los resultados no se dan y se ponen nerviosos, cambian los técnicos. Hay que apoyar, todos queremos resultados. Por ejemplo yo quiero caminar hoy, ayer ya quería caminar, pero no puedo, es un proceso en mi vida, que me tocó vivir una situación difícil, pero primero tengo que lograr otras cosas primero, yo sé que lo voy a conseguir. Hoy el hincha tiene que ir y alentar el escudo y a la institución, sin importar quien esté debajo de la camiseta.

-¿A casi un año de ese asalto, contra todo pronóstico ya poco a poco vuelves a caminar?
-Se habló de que había un 1% de volver a caminar. Ese 1% se hizo famoso porque nos aferramos a él. Y hoy estoy dando pasitos, estoy de pie, con muletas, estoy como un bebé cuando aprende a caminar, es un proceso, que hay que darle tiempo, y sé que volveré a caminar.

Comentarios