Luz verde para que aprueben en particular la creación de la Región

Por: Isabel Charlin 11:00 PM 2016-08-16

Para el próximo miércoles 31 de agosto quedó fijada la sesión en que la comisión de Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización del Senado, votará en particular el proyecto de ley que crea la Región de Ñuble. Tras ello, la iniciativa pasará a la comisión de Hacienda, y luego a sala, para ser despachada a la Cámara de Diputados, se espera, durante octubre.


Este martes, tras una intensa sesión de la instancia parlamentaria, en la que la Subdere y Hacienda entregaron más detalles respecto del financiamiento y el modelo que llevó a proponer una nueva unidad administrativa con tres provincias; el senador Felipe Harboe (quien reemplaza a Rabindranath Quinteros durante la discusión de este proyecto) solicitó a la presidenta, Ena von Baer, que se comenzara a votar el resto del articulado (lo referente a materias pesqueras se zanjó la semana pasada).


Tanto la senadora de la UDI, como su correligionario, Víctor Pérez, presente durante la jornada, no estaban aún muy convencidos  de lo expuesto por la jefa de la División de Políticas y Estudios de la Subdere, Viviana Betancourt, y el jefe del Departamento de Estudios y Evaluación de la misma repartición, Víctor Leiva, quienes junto a Rodrigo Cuadra, de la Dipres, respondieron algunas inquietudes, y entregaron información más acabada respecto de los servicios que deberán instalarse en la futura región (ver infografía).


“Los dos temas que estaban hoy sobre la mesa decían relación con  tener mayor precisión respecto del presupuesto de instalación, y de las razones que llevaron al Ejecutivo a sugerir tres provincias. El Gobierno aclaró que tal como lo explicita la disposición transitoria del proyecto de ley, la instalación dura doce meses a partir de la promulgación de la ley, por lo tanto, se trata de un presupuesto distinto, que las personas responsables de este proceso -el ministro del Interior y el intendente de la región madre (Bío Bío)- deben proponer”, sostuvo el senador Pérez, quien de esta forma aclaró una de las principales dudas: el presupuesto entregado la semana pasada (que asciende a $19 mil millones), no contempla infraestructura, sino más bien gastos menores, como implementación de computadores y otros.


“Si bien la senadora Von Baer ya anunció su voto favorable, y el proyecto será aprobado el 31 de agosto, decidimos dejar para esa sesión la votación para tener, de parte del subdere, el compromiso de que estos recursos serán frescos, es decir, del Tesoro Público, y no regionales, como ocurrió en Los Ríos. Hoy no había ninguna autoridad de Gobierno, solo asesores explicando esto, por lo que requerimos que se nos asegure que el financiamiento no correrá por cuenta de la región naciente”, manifestó.


Al respecto, el senador Harboe aclaró que lo contemplado en el informe de la Dipres, dice relación con la dotación de personal  y el equipamiento.


“En materia de infraestrutura, cada servicio deberá incluir en sus respectivos presupuestos los montos necesarios para arrendar. Además, todo el gasto no es inmediato, en la práctica, la instalación dura dos años, y si son fondos sectoriales o regionales, al final todo sale del mismo bolsillo”, sostuvo.


No obstante Harboe era partidario de no dilatar más la discusión y votar durante la sesión de ayer, ya que a su juicio, la Dipres y la Subdere trajeron los datos; hay tranquilidad en la comisión sobre los recursos necesarios, y además, la comisión de Hacienda -donde espera reemplazar al senador Eugenio Tuma- deberá revisar minuciosamente el proyecto; la senadora Von Baer optó por hacerlo durante la sesión del 31 de agosto. “Mientras antes se aclaren nuestras dudas, antes votaremos. Tengo derecho a preguntar lo que no sé”, dijo la presidenta de la comisión.


Tres provincias
Resueltas las dudas respecto del financiamiento, la Subdere expuso en torno a las razones para proponer tres provincias, y no dos o cuatro, como se analizó en su momento.


Cabe recordar que la semana, pasada, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, expuso ante la comisión su visión respecto que Chillán debiera ser a la vez capital de la Provincia de Diguillín, petición que según dijo ayer, le planteará a la Presidenta Michelle Bachelet este sábado, durante su visita a Chillán Viejo. 


“No tiene ningún sentido técnico que Chillán sea capital regional y provincial, eso atentaría contra la descentralización intra regional, sería replicar un modelo centralista que queremos deshauciar”, sostuvo Rodrigo Leiva, de la Subdere, lo que fue respaldado por el senador Harboe.


“Si queremos escaparnos del modelo centralizador que históricamente ha tenido nuestro país, no puede ocurrir que la misma ciudad que tiene la capital regional, tenga la capital provincial. La ventaja que una región nazca descentralizada en cuanto a su territorio, es incomensurable desde el punto de vista de cómo se obliga a la futura autoridad a crear condiciones para generar infraestructura para la competitividad”, sostuvo el parlamentario, ejemplificando esto con el mejoramiento de la conectividad entre Chillán y la futura capital de Itata.


“Entre Quirihue y Chillán hay 69 kms. No les quepa duda que si esta comisión respalda lo planteado por el Gobierno en orden a que sea Quirihue la capital de Itata, en el mediano plazo -no largo como está presupuestado-, tendremos proyectos de Vialidad y OO.PP. destinados a mejorar dicha conectividad”, dijo. 


Según Harboe, la descentralización del poder político administrativo conlleva necesariamente una presión mayor para que aquellas autoridades electas (gobierno nacional y local) hagan mejores inversiones en el territorio. 


“La división en tres provincias, a mi juicio, distribuye de mejor forma la toma de decisiones, y va a obligar a todos a focalizar los recursos de infraestructura y desarrollo en aquellas zonas que actualmente no son las más privilegiadas. Creo que el modelo es acertado, los  argumentos esbozados por Víctor Leiva son acertados”, aseveró.


Desde una óptica distinta, el senador Víctor Pérez sostuvo que la ley de Gobierno Interior se refiere en solo dos artículos a las gobernaciones, “lo que demuestra que en materia de desarrollo, éstas no tienen ningún rol, su tarea es más bien administrativa. A mi juicio, tres provincias solo van a contribuir a aumentar la burocracia. Para que una región progrese, debe tener un gobierno regional fuerte y municipalidades fuertes. Sabemos que el Gobierno insistirá en tres provincias; pudo haber propuesto cuatro, escenario que se analizó, pero para el caso, es irrelevante. Tampoco será impedimento para votar a favor el 31 de agosto. Solo queríamos dejar claro ante la ciudadanía, que las gobernaciones no son las que tienen que ver con el desarrollo de la región, ni tampoco cuentan con las atribuciones. El Gobierno ya ha manifestado su opción de no cambiar el proyecto, y en nuestro interés que Ñuble sea prontamente región, se votará favorablemente en la próxima sesión”, manifestó.

Comentarios