Región de Ñuble y elección de intendentes serán abordados en el Senado

Por: Isabel Charlin Fotografía: Senado 10:45 PM 2016-08-15

Dos proyectos de la agenda descentralizadora del Gobierno que atañen directamente a nuestro territorio se abordarán este martes, a partir de las 12.30 horas, en la Comisión de Gobierno Interior del Senado: la creación de la Región de Ñuble y la elección directa de intendentes.


Ambos están estrechamente ligados, ya que de cumplirse los tiempos legislativos, la nueva unidad administrativa debiera debutar con gobernadores regionales elegidos democráticamente.


En el caso de la primera iniciativa, se espera que hoy la Subdere complemente lo expuesto la semana pasada por la Dirección de presupuestos del Ministerio de Hacienda, en orden a explicitar el modelo de gestión sobre el cual se proyectó el gasto de $19 mil millones durante el primer año de implementación, y $17 mil millones en régimen.


Si se despeja esta interrogante, se allanaría el camino para que en una próxima sesión, o a más tardar en dos, la comisión apruebe en particular el proyecto, y pase así a la sala durante septiembre. 


Contrarreloj
Otra iniciativa que está en tabla para hoy, y cuya tramitación está contrarreloj -si es que se espera que debute en 2017-,  es la elección directa de intendentes, o “gobernadores regionales”, como establece la propuesta.


El proyecto de reforma constitucional, que se encuentra en primer trámite constitucional, ha sufrido demoras, principalmente por lo complejo que ha sido consensuar materias como el quórum para elegir al representante, o las facultades o recursos con que éste contará.


El Ejecutivo planteó desde el principio la mayoría absoluta (50% + 1), en tanto la oposición, mayoría simple (quien obtenga un voto más, independiente si alcanza o no el 50%). Finalmente los independientes propusieron una fórmula intermedia del 40% de los votos como mínimo, la cual ha tenido aceptación por parte de la DC, el PS y la bancada PPD en la Cámara de Diputados.


A esto se suma el hecho que el Gobierno tenía que presentar una nueva indicación para especificar las competencias de los futuros intendentes, lo cual es clave para negociar los porcentajes de votación, lo cual no ha acontecido.


La presidenta de la Comisión de Gobierno Interior, Ena von Baer, sostuvo la semana pasada que “aunque el Ejecutivo había dicho que iba a presentar la propuesta de traspaso de competencias, y por lo tanto, viabilizar la elección de intendentes, aún no lo ha hecho. Por lo tanto, en este minuto la posibilidad de elección de intendentes está frenada,  esperando el documento del Ejecutivo”.


En tanto, por medio de una declaración pública, los senadores de la Nueva Mayoría sostuvieron que aspiran a que “el gobernador regional cuente con el mayor respaldo ciudadano, y por eso, proponemos que sea elegido por mayoría absoluta o una proporción importante del electorado; así también, queremos que cuente con amplias competencias, y con una nueva ley de rentas regionales que le permita ejercer con efectiva autonomía. Las discusiones sobre el quórum para elegirlo o las facultades o recursos con que contará, no pueden ser un obstáculo para dar paso a su elección”.


Desde el PPD, sus diputados se abrieron a la posibilidad de aceptar el piso de un 40%, ante la imposibilidad de alcanzar los 2/3 requeridos para la mayoría absoluta.


“Estamos disponibles para llegar a acuerdos con la oposición para elegir como gobernador regional al candidato que logre al menos el 40% de la votación, siempre y cuando, entre la primera y segunda mayoría exista una distancia de al menos el 7% de la votación”, sostuvo la jefa de bancada (s) del PPD en la Cámara de Diputados, Loreto Carvajal.


Más cautelosos se han mostrado los senadores de dicho partido. Felipe Harboe ha sostenido en varias oportunidades que es peligroso para la gobernabilidad que un intendente sea elegido con mayoría simple, inclusive, con el 40%, sobre todo, con los actuales niveles de participación electoral. 


El parlamentario ha sido enfático, además, en zanjar primero el tema de las atribuciones de la nueva autoridad, “ya que no sacamos nada con tener un intendente que va a tener que seguir yendo a pedir permiso a Santiago”. 

Comentarios