Alcaldes y pescadores rechazan zona contigua de pesca en futura región

Por: Carolina Fuentealba Fotografía: Mauricio Ulloa 07:55 PM 2016-08-14

Como un fracaso para las posibilidades de desarrollo económico de la futura Región de Ñuble han visto los actores del borde costero de la provincia el resultado de las conversaciones desarrolladas  el pasado martes en la Comisión de Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización del Senado.

En la jornada se aprobó la propuesta de considerar el área marítima de la Región del Bío Bío y la Región de Ñuble como “zona contigua de pesca”, con la intención de garantizar a los pescadores artesanales  de las actuales provincias de Concepción y Arauco la continuidad de sus actividades productivas extractivas, tanto de recursos bentónicos como pelágicos, en el mar que le va a corresponder a la nueva unidad administrativa. 

Actualmente la ley establece que los pescadores artesanales de cada región del país no pueden salir de la zona de pesca de su región para extraer recursos. Así, la creación de la Región de Ñuble privaría a los pescadores de nueva Región del Bío Bío de extraer pesca en el mar de la actual provincia. Sin embargo la zona contigua de pesca permitirá mantener los actuales derechos y así, los pescadores del Bío Bío podrán continuar sus prácticas extractivas  tal como lo hacen hoy.

Intereses políticos
Para la presidenta del Sindicato de Pescadores de Cobquecura, Palmira Bastías, la decisión tiene un tinte político. “Hay intereses políticos detrás de esta decisión, nosotros hemos expuesto nuestra postura ante la Comisión del Senado y creo que esta decisión no corresponde. Debemos ser tratados de la misma manera que el resto de los pescadores del país”, afirmó la dirigenta.

“Hemos conversado con el subsecretario Súnico respecto del tema, lo visitamos junto con el alcalde de Trehuaco, frente a la gente de la comisión. Se hacen los sordos, como si nosotros no hubiéramos dicho nada. No entiendo cómo funciona este país, las leyes para el poder económico y no para la gente común, nos condicionan a lo que ellos hacen”, declaró.

La dirigenta explicó que no quieren un mar compartido. “Las autoridades de la región debieran informarse respecto a la realidad de los pescadores artesanales, comprendo que por la distancia no conozcan mayormente el tema, pero debieran considerarnos, nosotros somos quienes vivimos acá”, enfatizó.

“No queremos mar contiguo, queremos que la ley sea pareja, queremos que la gente sepa nuestra postura. Nosotros somos los pescadores de la Provincia de Ñuble, futura región”, insistió.

El alcalde de Cobquecura, Osvaldo Caro, manifestó estar “en desacuerdo total con el mar contiguo. Queremos una región con mar, una región de mar a cordillera. Con esto perdemos un gran potencial de desarrollo, de diversificar la matriz productiva de nuestra futura región”.

Agregó que están abiertos a generar “un acuerdo marítimo pesquero, para mitigar el cambio que representa la separación. Los que vivimos en el borde costero nos esforzamos por mantenerlo limpio, las autoridades regionales no pueden tomar decisiones a nombre del mar”.

Para Osvaldo Caro, también existe una segunda vía para garantizar el recurso para Ñuble. “Hemos propuesto que en el caso que no sea posible revertir esta situación, lo que no debería suceder, se declare la costa de Ñuble como Área Marítima Protegida de Múltiple Uso, integrando al menos dos millas mar adentro. Así podríamos garantizar la protección del recurso y las actividades artesanales de nuestros pescadores y recolectores”, propuso la autoridad comunal.

“Los dirigentes de Coronel concuerdan con nuestra actitud proteccionista, para resguardar bancos naturales de recursos pesqueros que a largo plazo nutrirá de recursos al resto de la región. Es una visión de estrategia”, afirmó Caro, agregando que “hay seis organizaciones artesanales que reclaman, tres de pescadores artesanales en Buchupureo, Mela y Rinconada y tres de recolectores de orilla en Taucú, Colmuyao y La Orilla”.

“Nadie piensa en acortar brechas”
Laura Aravena, alcaldesa de Coelemu, también rechaza la decisión tomada en la Comisión de Gobierno del Senado. “A mi me gusta compartir, es importante, pero no sé si en este caso han hecho las consultas correspondientes con las comunidades, como caleta Perales, con los pescadores de Trehuaco y Coelemu. Se toman decisiones entre cuatro paredes, no se hace participativo, participan cuatro empresarios. Lamentablemente no se da puntada sin hilo, es una decisión centralizada, por conveniencia, para favorecer a unos pocos”, comentó.

Agregó que “la opinión se la piden a una como alcalde para cumplir un protocolo. Nadie piensa en los pequeñitos, acortar brecha, igualdad, son términos lindos, pero no se llevan a la práctica”.

Para el diputado Jorge Sabag (DC), es necesario revertir la decisión tomada por el Senado. “Lamentablemente en la votación del martes hubo un criterio político, los senadores de la costa son mayormente del lado sur, ellos votaron y postergaron a Ñuble, que tiene legítimo derecho a exclusividad”, aseguró.

“La pesca de Ñuble es artesanal, los pequeños y medianos pescadores pierden la oportunidad de crecer y ser grandes productores. Necesitamos decisiones más descentralizadas. Trataremos de revertir la situación, aún quedan espacios de diálogo para no abandonar a los pequeños que buscan pescar con más recursos”, sostuvo.

Sabag anticipó modificaciones  una vez que el proyecto llegue a la Cámara de Diputados.  “En esta etapa del proyecto aún se pueden hacer cambios al pasar por la Cámara de Diputados. Declarar zona protegida es una posibilidad, para que sea para los pescadores de Ñuble, para contribuir con el desarrollo de la futura región. Hay que verlo como una oportunidad para desarrollar la pesca de la futura región, es necesario potenciar la diversificación de recursos”, expuso.

Comentarios