El fraude piramidal y sus aristas

Por: Ariel Reinaldo Soto Caro 2016-03-07
Ariel Reinaldo Soto Caro
Esc. Administración y Negocios Universidad de Concepción

Ingeniero Comercial de la Universidad de Concepción.Licenciado en Ciencias Económicas de la Universidad de Concepción.

Master of Sciences en Economía de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Universidad de Concepción.

Área de Especialización: Innovación y Recursos Naturales Renovables.

Por razones obvias, hoy en día se ha escuchado bastante sobre el fraude piramidal. Este tipo de fraudes ha sido detectado en Chile un par de veces, pero la capacidad adquisitiva, de ahorro y crediticia de los chilenos ha cambiado mucho estos últimos años, permitiendo que hoy sean ingentes los fondos defraudados, aun a simples chilenos.

Entender con claridad cómo se desarrolla este tipo de fraudes nos da algunas pistas para evitar posibles reincidencias. Desde mi punto de vista, son 3 las grandes razones para la existencia del fraude piramidal. La primera tiene su origen en el creador del fraude. Este tipo de engaño económico no es una mutación, como una célula enferma de la economía que se transforma en un cáncer, a través del tiempo. Todo lo contrario. La idea nace con el objetivo de defraudar. Tenemos que pensar que los creadores de este fraude dedicaron muchas horas, recursos y contactos con el único fin de engañar y dañar a otros. Incluso, deben haberse sentido orgullosos de tener tan retorcida idea. En otras palabras, el origen de la estafa se encuentra en la mente inescrupulosa de hombres o mujeres que no acostumbran pensar en alguien fuera de ellos mismos. 

El segundo problema viene de la víctima. La persona que recaudó un fondo, probablemente desde distintas fuentes, como préstamos familiares, ahorros, créditos, etc. La idea de este incauto “inversionista” es crear una inversión lo más grande posible, para que ese 5 o 7% de ganancia sea atractivo. Entonces, se despierta en él un gen muy común en el humano, el de la ambición. Claro, imagina que puedes ganar bastante dinero sin esfuerzo. No tienes que trabajar, sólo tienes que esperar que cada mes llegue la recompensa a tu cuenta. Suficiente dinero, como el tamaño de un buen sueldo. 

En todo el mercado no existe una alternativa tal. Incluso en internet pululan las ofertas de “trabaja desde tu hogar” que muestran supuestos testimonios de personas que ganan interesantes sueldos haciendo, al parecer, algo muy fácil desde la comodidad de su casa. Estas ofertas, en internet, siempre solicitan primero la compra de algún producto o libro para incorporarte. En resumen, la ambición es el segundo componente para que este fraude sea exitoso. 

Si has sido educado en un hogar que te enseñó que el dinero se gana honestamente, trabajando duramente con moral y ética, las dos primeras razones se eliminarían de esta ecuación del fraude inmediatamente.

Finalmente, el tercer componente es la Educación Financiera. A las víctimas de este fraude se les hace creer que la oferta que reciben es financieramente posible. En este caso, 5 a 7% mensual libre de riesgo. Absoluta falacia. No es posible encontrar una inversión financiera de dicho tamaño en ningún mercado. Por otro lado, no es posible encontrar una inversión completamente libre de riesgo. Los especialistas esperan encontrar una relación inversa entre rentabilidad y riesgo. Es decir, a medida que aumenta la rentabilidad de la inversión, se deberá asumir mayor riesgo. En consecuencia, si una gran mayoría de los ciudadanos tuviese buenas nociones de finanzas, incluso desde el colegio, habría muchos menos “inocentes” cayendo en fraudes económicos.

Comentarios