El dilema del teatro: ¿Recinto cultural o centro de eventos?

Por: Carolina Marcos Fotografía: Los Tres 08:25 PM 2016-08-13

Los escenarios que deberá enfrentar el Teatro Municipal en términos económicos no serán fáciles, por lo menos hasta que el Gobierno Regional decida aprobar los recursos solicitados para operatividad o hasta que el espacio sea capaz de contar con una programación anual cultural que le permita independencia para, por ejemplo, poder vender butacas, algo para lo que aún falta un tiempo. 

Es por eso que por estos días todo se concentra en lograr una mixtura entre la presentación de espectáculos culturales gratuitos, cedidos por entidades como el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (la que este mes trae cuatro montajes de teatro, además de la Convención Nacional de Cultura), a lo que se suma el arriendo del espacio a productoras,  con el fin de reunir los dineros suficientes para asegurar la operatividad de la Gran Sala, pagar honorarios y servicios básicos como agua y luz, entre otros. 

Una prueba de esto es la confirmación (tal como lo adelantó LA DISCUSIÓN hace algunas semanas) del aterrizaje de Los Tres, banda nacional que se presentará en el espacio el próximo 8 de octubre y cuyas entradas ya se están vendiendo a través del sistema Ticketek (desde los $15.000 a los $40.000). La banda  presentó hace tan solo dos semanas su show “Unplugged” en Magnolia Bar, con gran asistencia de espectadores. 

A este espectáculo se suman Soledad (27 de agosto), Anita Tijoux (25 de septiembre) y Natalia Valdebenito (5 de noviembre). Todos son espectáculos gestionados por productoras externas, las que deberán cancelar la suma aproximada de dos millones pesos, dineros que se irán a la tesorería municipal hasta que la Corporación Cultural no reciba en comodato el espacio destinado a espectáculos para administrarlo. 

Este fue uno de los puntos centrales de la sesión de la Comisión de Cultura esta semana y en donde los concejales invitaron al director de la repartición y miembro de la corporación, Edgardo Venegas, a entregar información directa respecto de los pasos que está dando el teatro, que tal como están las cosas, se ha transformado en una suerte de centro de eventos, en donde la programación de los espectáculos pagados corre por cuenta de privados. Venegas reconoció en la cita que existe improvisación con el actuar en algunos puntos, pero todo se ha hecho con el fin de probar las mejores alternativas para el financiamiento y sustentabilidad. Ahí radica la posibilidad que tienen las productoras de arrendar el espacio. 

La pregunta ahora es cuánto tiempo podrá mantenerse el Teatro Municipal con esta modalidad y sin conocer los alcances y requisitos que debe tener un espectáculo para arrendar, sobre todo considerando consultas que se han efectuado con relación al arriendo para traer a bandas de rock como la agrupación mexicana Molotov, que según algunos, no corresponde para un espacio destinado fundamentalmente a la cultura y las artes. Una discusión parecida surgió cuando el verano del 2015 el cantante Américo arrendó las dependencias del Teatro Municipal de Santiago para un concierto tropical. El espacio, que por política no estaba abierto a este tipo de manifestaciones, cedió, desatando un debate respecto de su pertinencia. El concierto se desarrolló de todas formas y con gran éxito. 

El concejal presidente de la Comisión de Cultura, Juan López, hizo ver este punto. “A mí me gustaría que se esclarezca a qué instituciones les vamos a pasar el teatro para arrendar y cómo lo vamos a cuidar, por ejemplo, cuando ocurran conciertos de rock. Porque alguien debe hacerse cargo si ocurre algo”, precisó. 

El director de cultura contestó argumentando que “hemos sostenido reuniones con el Sindicato del Rock, les hemos prestado junto al alcalde Sergio Zarzar las instalaciones de la Sala Lázaro Cárdenas y nunca hemos tenido un problema. Al contrario, es la única agrupación que devuelve la sala con el aseo hecho”.

Otra arista radica en que aún la ficha técnica del espacio se está articulando, según las palabras del director de cultura. Venegas precisó  que “recién estamos desempacando los focos y cuando tengamos claridad de esto, valorizaremos la ficha técnica”, dando a entender que los precios por concepto de arriendo podrían variar y los requisitos también.  

Los recursos fantasmas del Gore
La Corporación Cultural solicitó hace un tiempo $550 millones al Gobierno Regional para financiar parte de la operatividad del espacio para los años 2016 y 2017. Sin embargo, la autoridad regional aún no da señales claras de la resolución. 

Edgardo Venegas indicó que este punto ha sido determinante. “Tenemos que recordar que presentamos los antecedentes al Gobierno Regional. Los consejeros vinieron, tuvimos una reunión. Todos contentos porque la plata estaba aprobada. Al terminar, un consejero que representa a Chillán dijo a la prensa que tenían ellos que ser parte de la corporación. Hace poco le entregaron recursos al Teatro de Concepción, que se está construyendo. Le entregaron 500 millones a un teatro sin terminar. Nosotros no estamos pidiendo ni más ni menos que ellos”, precisó. 

Agregó que ahora, “con el aporte que tenemos del municipio ($170 millones) hay que restringirse y por eso se tiene que arrendar. A pesar que se ha cambiado sobre la marcha, estamos trabajando con seriedad”. 

Comentarios