Navea, el sparring del debutante olímpico Ignacio Morales

Por: Camilo Díaz Fotografía: S. Navea 08:35 AM 2016-08-12

“De a poco, hay que ir paso a paso. Primero hay que aprender a caminar y después tenemos que ver si es que se corre o no”, respondió a comienzos de junio a LA DISCUSIÓN el destacado taekwondista chillanejo Sebastián Navea (21), al ser consultado cuándo podría comenzar a pavimentarse un camino rumbo a los Juegos Olímpicos.


Hoy precisamente Navea forja aún sus pasos al “caminar”, mientras que en paralelo ayuda a “correr” a su compañero y amigo Ignacio Morales (20), representante chileno de taekwondo en los JJ.OO de Río 2016 y con quien desde el 5 de agosto se encuentra haciendo un concentrado de preparación en Santiago, siendo su único “sparring” de entrenamiento hasta hoy, pues ya mañana Morales toma vuelo rumbo a tierras brasileñas, para dar el vamos a su competición el 18 de agosto.


“Sebastián se vino a Santiago para ayudarme y hemos estado entrenando ya la última parte táctica. Me ayuda mucho como él asemeja a rivales y vamos haciendo eventualidades tácticas”, dijo el joven exponente Ignacio Morales, en relación al aporte de Navea, a quien destaca que en su condición de ‘sparring’ “la verdad me ha hecho sufrir harto, pero con muy buena disposición siempre de ayudar él”.


Por su parte Sebastián Navea agrega que las jornadas de trabajo de a lo menos tres horas diarias llevadas a cabo desde comienzos de agosto, constan también en “sesiones de carga, de resistencia y de reacción en el aspecto físico, mientras que en las sesiones más importantes las estratégicas tácticas son en las cuales estamos estudiando sus rivales y esquematizando a Ignacio, para que luche de la manera más óptima contra su primer rival y sus posibles contrincantes con lo que se encontrará a medida de que vaya avanzando”.


Navea es estudiante de Pedagogía en Educación Física de la Universidad del Bío-Bío y también alumno del técnico del C.E.R, Daniel Godoy.


Tres años trabajando juntos
El trabajo en conjunto entre Navea y Morales no es fortuito, pues ambos se conocen desde hace tres años y han compartido en variadas competencias, así como en formación bajo el alero del mismo entrenador particular en Santiago,Juan Carlos Aguayo.


Como deportista Morales destaca en Navea que “es un siete. Él tiene muchas habilidades técnicas, es muy táctico para pelear y yo creo que simplemente le faltan oportunidades de competencias, pues el nivel lo tiene y la actitud la tiene, así que muy pronto va empezar a pelearla”.


En materia competitiva a nivel internacional Navea el 10 de junio estuvo en el Open Panamericano de Querétaro, en México. Allí, en primera ronda, barrió con el seleccionado nacional de Ecuador, Stanlin Sarango, 16-0. Mientras que en la segunda parte, debió hacer frente al 2 del mundo en la categoría -63 kilos, el argentino  Lucas Guzmán, con quien cayó 7-2.


¿Navea a Tokio 2020?

En el horizonte olímpico, tras Río 2016, será el turno de Tokio 2020, escenario que si bien de momento no está en el horizonte de Navea, sostiene que las posibilidades de estar allí, sí están.


“Obvio que sí hay posibilidades de estar en Tokio 2020, es un nuevo ciclo olímpico y son nuevas oportunidades. Es cosa de ir avanzando paso a paso. Siento que llegar a los Juegos Olímpicos aún no está en mis metas, primero está esa ansiada medalla internacional, y de ahí hacia adelante”, dice con serenidad,pero convicción el taekwondista.


Duro debut de Morales en Río
Ignacio Morales apunta a hacer un buen cometido olímpico ante un durísimo rival, el turco Servet Tazegul, multimedallista en los Mundiales de 2011 y 2015, además de campeón de los JJ.OO de Londres 2012.


“Tiene chances de avanzar. Todo está en como ande Ignacio en ese día, porque tiene mucho talento y ganas, además de ser muy ambicioso. Aparte Ignacio tiene el factor sorpresa ya que no es uno de los competidores sembrados, por lo que no lo estudian tanto, en cambio él sabe quienes son sus rivales, por lo cual puede estudiarlos de mejor manera”, reflexionó el chillanejo,  aventurando el primer rival de su compañero y amigo en su primera participación olímpica.


“Sus títulos ya pasaron, hay que mirarlo de igual a igual y sin respeto”, dijo Morales, con ansias de pelear y estar en la Villa Olímpica viviendo los juegos.

Comentarios