Región aumentó superficie frutal a 15 mil hectáreas

Por: José Luis Montes Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2016-08-11

A 14.997 hectáreas creció la superficie de frutales en la Octava Región, lo que es 33,3% más alto que lo registrado el año 2012 (11.212 hectáreas) según el catastro 2016, entregado este jueves en Concepción en ceremonia encabezada por el ministro de Agricultura, Carlos Furche, la directora nacional de Odepa, Claudia  Carbonell y los secretarios ejecutivos de la Comisión de Riego, Loreto Mary, y Ciren Juan Pablo López.

De esta cifra la provincia de Ñuble se adjudica más del 72% del total, la de Bío Bío un 16% y el resto se reparte entre Concepción y Arauco. 

Ñuble creció de 7.728 Ha., a 10.808 Há.,  destacándose el arándano, con cerca de mil hectáreas, el nogal con más de 700 y el avellano europeo que cuadruplicó la superficie, creciendo en más de 800 hectáreas.

Según Furche, el catastro actualizado muestra varias cosas: “Que hay una adaptación rápida de los agricultores del Bío Bío al cambio climático, que así como esto en algunos lugares genera dificultades, escasez hídrica principalmente, también abre nuevas opciones a las estrategias productivas que los agricultores quieran desarrollar”.

Agregó que “la Región está en 15 mil hectáreas de frutales y esto significa en primer lugar inversión. Para establecer una hectárea de frutales se necesita un muy alto monto de inversión, sin contar la tierra, en preparación de suelos plantas y en riego. En segundo lugar significa más empleo, una proporción fácil de explicar es que en una hectárea de trigo versus una hectárea de arándanos significa 10 veces más demanda de trabajo y en tercer lugar esto es claramente una expresión de confianza, por que se realiza una inversión cuantiosa y porque estamos hablando de una inversión que se demora varios años en producir y que se extiende por décadas. Es altamente probable que cuando hagamos nuevamente este catastro la cifra aumente. La tendencia es aumento de mil hectáreas por año en esta Región”.

El secretario de Estado destacó entre los productos frutales más atractivos y demandados del mercado internacional a los berries. Dijo que Chile es el principal exportador de arándanos y cerezas, el segundo productor mundial de nueces, está entre las cinco potencias del avellano europeo “y los más probable es que esto se profundice”.

Explicó que en esta tendencia de la expansión frutal hacia el sur, que también se está dando en la Región de la Araucanía, también hay señales claras en la instalación del puesto de visación de exportaciones del Usda en coordinación con Fedefruta y SAG, en Cabrero, que permitirá la exportación directa de la zona de frutas a Estados Unidos por puertos locales.

“Aquí lo que está ocurriendo es que claramente la frontera de la fruticultura chilena se ha ido expandiendo hacia el sur. Y lo bueno es que no está desapareciendo en la Región de O´Higgins y  del Maule que eran las tradicionales, sino que se está extendiendo con mucha fuerza a Bío Bío y la Araucanía, al menos”, dijo Furche y agregó que el inicio de obras de riego como el Embalse La Punilla, potenciará este fenómeno, lo que aumentará la producción frutícola y la de productos tradicionales con que la zona aporta al país.

Documento de alto valor
Juan Pablo Lopez, de Ciren, manifestó que el trabajo del Catastro Frutícola Nacional está siendo un gran desafío ya que se está haciendo en ocho regiones en forma simultánea, y que resulta un documento de alto valor tanto para la elaboración de políticas públicas y también para la promoción de inversiones y exportaciones. El personero agradeció además la disposición que tuvieron los fruticultores del país, que colaboraron con este proceso.

La directora de Odepa, Claudia Carbonell, también destacó la importancia que tiene esta información, tanto para el sector público como privado, como también  el crecimiento que está mostrando la Octava Región, que pasó de 6 mil hectáreas de frutales el 2006 a 15 mil en la actualidad.

El ministro con su comitiva, que también integraron el seremi del agro Rodrigo García, los jefes de servicios del agro, Andrés Castillo, titular de Indap; del SAG, Jaime Peña y de la CNR, Paulo  de la Fuente, se trasladaron al sector de Monte Blanco en San Carlos, donde visitaron un sistema de riego fotovoltaico del primer concurso de la Comisión Nacional de Riego para la pequeña agricultura, que forma parte de 155 iniciativas, de las cuales un 15% correspondió a riego por goteo para frutales.

Buen uso energético
Precisamente el proyecto visitado del productor Héctor Quezada, correspondía a 4 mil metros de frambuesas, ampliable a más del doble, con un sistema que funciona directamente con luz solar y sin baterías, pero que permite el uso de bombas de agua eléctricas normales ya que cuenta con inversor . Los especialistas de la CNR explicaron que estas soluciones para la pequeña agricultura, tienen como premisa evitar gastos a los productores, por lo que mayoritariamente se basan en energía solar o en riego gravitacional.

Luego en la Escuela de Monte Blanco la delegación, a la que se unió el alcalde local Hugo Gebrie y concejales de San Carlos, se creó la primera Brigada Escolar del Cuidado del Agua, integrada por 18 niños de cuarto básico; que se comprometieron a promover el buen uso del recursos y que recibieron equipamiento y material de difusión.

La jornada culminó con la entrega de bonos de riego del concurso 27-2015 Tecnificación Pequeños y Medianos Zona Centro Sur, que implicó bonificación para 15 proyectos de Ñuble por 410 millones de pesos. A nivel regional este concurso benefició a un total de 28 proyectos por 885 millones en bonificación pública que sumada al aporte privado aporta  $1.840 millones al riego. 

Comentarios