Sebastián Páez: el “aduanero” del mediocampo rojo

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2016-08-10

Con 29 años y tras defender a nueve equipos en su carrera, Sebastián Páez es uno de los jugadores más experimentados del joven plantel de Ñublense que lucha por abrirse paso en la dura competencia de la Primera B.

Tras las dos primeras fechas, ha sido por lejos uno de los jugadores más regulares, aportando quite, equilibrio y una salida pulcra.

Por su pies pasan casi todas las pelotas que se juegan desde el fondo, transformándose en el “aduanero” del mediocampo, en el “socio de todos”, mostrando el rasgo de conductor que lució en sus inicios cuando era armador.

“Hace años que no juego ahí, pero siempre lo he dicho, si el profesor me requiere en una función me voy a poner a su disposición”, reflexiona, cuando se le consulta sobre la opción de adelantarse unos metros.

Asume que el equipo debe mejorar la faceta ofensiva. “Lo que pasa es que hemos ido siempre de atrás para adelante, el mensaje ha sido claro, queremos primero ser un equipo sólido y fuerte, para que los de arriba jueguen libres y marquen la diferencia. Que nos ha faltado, es verdad, está a la vista, pero van recién dos partidos. Tenemos que mejorar para que se pueda dar un equilibrio en todas las líneas”, sostiene. 

Páez asume sin dramas su condición de espejo para los jóvenes. “Lo asumimos y tratamos de hacerlo desde su rol y nosotros desde el nuestro, ya que es un buen grupo, que se está afiatando bien.

Coquimbo Unido
Sobre Coquimbo Unido, el próximo rival, tiene una clara opinión: “El tener muchos jugadores grandes no te garantiza nada. Coquimbo lleva dos años armándose para subir y no lo ha podido reflejar en los resultados. El técnico Juan José Ribera les quiere dar mucho juego asociado, velocidad por fuera y con atacantes pesados, pero esperamos contrarrestar eso con lo que tenemos y hacerles mucho daño. Yo trabajo siempre para mejorar”.

Comentarios